Juventud

UNLP / FACULTAD DE PSICOLOGÍA

Trabajadoras de la salud y estudiantes hacia el 8M

Frente a los ataques del gobierno, las mujeres empiezan a organizarse para pelear por sus puestos de trabajo y unificar la lucha por sus derechos hacia el Paro Internacional de Mujeres. Las estudiantes también nos preparamos para salir a las calles.

Camila Cumillanca

Estudiante de Psicología UNLP

Miércoles 14 de febrero | Edición del día

Los despidos en el Hospital Posadas afectaron a más de 120 trabajadores y trabajadoras de la salud pública, de las cuales muchas son enfermeras que trabajan de forma precarizada hace más de 20 años. También, despidieron a la única trabajadora capacitada para determinar tratamientos para el cáncer. Un escándalo! Hoy son estas mujeres las que están mostrando una forma de enfrentar al gobierno, con asambleas, cortes, movilizaciones, festivales y abrazos simbólicos, entre distintas medidas que votaron junto a sus compañeros.

Como parte de su lucha contra los despidos los trabajadores del Posadas realizarán el próximo sábado 17 un Encuentro de Trabajadores para coordinar las luchas de Fanazul, el INTI, Río Turbio, Senasa, el Ingenio la Esperanza, Cargill, los ingenios de Salta, del Ballet Nacional, de la TV Pública, de Cresta Roja, entre otros y así unificar en la pelea contra el ajuste de Macri.

Te puede interesar: El feminismo en las pantallas y en las calles

En esta sintonía, las enfermeras del Posadas participaron de la masiva asamblea del NiUnaMenos para preparar el Paro Internacional de Mujeres y movilización del 8M. “Sabemos que el ajuste golpea doblemente a las mujeres trabajadoras y jefas de hogar”, expresaron en su intervención, para luego invitar a todas las mujeres reunidas a participar del Encuentro Nacional de Trabajadores, y que el movimiento de mujeres sea parte y acompañe las luchas en curso.

A partir de los dichos públicos de Roberto Petinatto, el movimiento de mujeres pudo poner sobre la mesa de millones de hogares del país la discusión sobre el acoso, el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos, y la cadena de violencia machista que sufrimos día a día en el hogar y en nuestros lugares de trabajo. Esto nos fortalece para poder visibilizar nuestras peleas.

Por eso, la agrupación Pan y Rosas interviene en los conflictos planteando la importancia de que mujeres trabajadoras y estudiantes nos organicemos para pararle la mano al ajuste, pero también para conquistar todos nuestros derechos, sumando a estas peleas a los compañeros varones.

Te puede interesar: En La Plata se empieza a organizar el #ParoInternacionalDeMujeres

“Los centros de estudiantes tienen la tarea de organizar al movimiento estudiantil para pelear por sus demandas, y en particular, a las mujeres por sus derechos. En nuestra facultad los espacios de lucha son sistemáticamente vaciados, tanto por la conducción del CEPsi (Utopía) como por la segunda fuerza, el Aule, dos agrupaciones kirchneristas. Mientras Cristina Fernández se negó durante 12 años a tratar el proyecto de Ley del Aborto, miles de mujeres murieron por abortos clandestinos. ¿Vamos a seguir dejando pasar el tiempo sin poder decidir sobre nuestros cuerpos? Tenemos que pasar a la acción! La primer instancia para preparar un gran movimiento que pelee por nuestros derechos es la asamblea de #NiUnaMenos que se realizará este viernes en la facultad de Trabajo Social, donde debemos ser miles para organizar el Paro internacional del próximo 8 de marzo”, planteó Cecilia Quintana, estudiante de 5to año de la carrera y militante de la agrupación de mujeres Pan y Rosas / Tesis XI.







Temas relacionados

Psicología   /    #ParoInternacionalDeMujeres   /    #NiUnaMenos   /    La Plata   /    Universidad Nacional de La Plata (UNLP)   /    Aborto   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO