Mundo Obrero

Trabajadora de General Motors: “con las suspensiones, un trabajador hace el trabajo de dos”

Romina Yurkstas, una de las suspendidas en la empresa automotriz, denuncia que atrás del plan de echar trabajadores está el objetivo de aumentar la productividad. Ecos de una nueva jornada por mantener los puestos de trabajo.

Viernes 31 de marzo | Edición del día

En General Motors (GM) se llevó a cabo una nueva jornada de lucha en la que los trabajadores suspendidos, apoyados por organizaciones que apoyan el conflicto, bloquearon las entradas de la importante multinacional radicada en Alvear, paralizando durante un día la producción. En el marco de esta importante medida de fuerza, La Izquierda Diario entrevistó a Romina.

LID: ¿Qué medidas están tomando hoy los trabajadores y trabajadoras de GM?

Romina: Hoy estamos bloqueando las entradas de las porterías 3 y 1. El reclamo es por la recuperación de nuestros puestos de trabajo pero también por los trabajadores que quedaron adentro, porque a pesar de echar a 350 trabajadores, los ritmos de producción no bajaron y hoy un trabajador de GM realiza el trabajo de dos. Además de las presiones que sufren para que no apoyen ni acompañen nuestras medidas amenazando con 120 despidos nuevos entre los meses de junio y julio.

LID: ¿Es decir que los trabajadores que continúan en la planta tienen sobrecarga de tareas?

Romina: Sí, están produciendo exactamente igual con 350 personas menos. No les dan tiempo para ir al baño, los líderes están trabajando en las líneas, desoyen los reclamos de cambios de turno por situaciones especiales. Todo esto lo hacen para cansarlos, para dejar en claro que la patronal tiene el poder y que tienen que obedecer porque no son más que "empleaditos".

LID: La acción de hoy concretamente: ¿en qué consiste y qué resultados esperan obtener?

Romina: Consiste en bloquear las entradas para que no ingrese nadie a trabajar y de esa manera cortarle la producción a GM para ver si de una vez se sientan a hablar con nosotros. Que dialoguen y nos escuchen porque hace más de un mes que estamos queriendo eso y ni SMATA ni GM nos recibieron o escucharon nunca. Al contrario, se burlan y se ríen de nosotros. Piensan que somos unos improvisados, que nos vamos a cansar, desgastar y abandonar la lucha. Piensan que pagándonos dos pesos nos van a sacar de encima.

LID: ¿Tuvieron apoyo por parte de los trabajadores que continúan adentro?

Romina: Totalmente. De los trabajadores que están adentro algunos se fueron a sus casas y otros se quedaron, pero ninguno quiso entrar a trabajar. Ninguno tuvo una mirada negativa sobre la acción. Porque además de estar trabajando mal saben que hoy somos nosotros y mañana pueden ser ellos. Sin contar las lesiones que cargamos por el ritmo laboral que nos imponen. GM habla de crisis cuando en realidad es una mentira. En Junio la planta va a cerrar por dos semanas para realizar modificaciones en la infraestructura porque empiezan a producir un auto nuevo, entonces: ¿de qué crisis estamos hablando? GM sigue poniendo plata para modificar la planta con los sueldos de los 350 despedidos. La crisis de GM es una gran mentira.

LID: ¿Cómo definieron la medida de hoy?

Romina: Hace dos semanas atrás hubo una asamblea en la que participaron más de 1400 compañeros entre trabajadores de planta, tercerizados y suspendidos. Se definió intervenir en el paro del 30 con este bloqueo. El día de la asamblea nadie bloqueó la entrada, los compañeros de adentro nos apoyaron y se quedaron a escucharnos porque están cansados, principalmente del SMATA, a quién también hacemos responsable de nuestros despidos. Sabemos que GM lo único que busca como empresa es ganar plata, pero que el sindicato entregue a los laburantes así es totalmente ilógico. El SMATA hoy no es un sindicato de los trabajadores es un sindicato de la patronal.






Temas relacionados

Abuso patronal   /    Desde la fábrica   /    Ley antidespidos   /    Dictadura patronal   /    Rosario   /    Suspensiones   /    SMATA   /    Despidos   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO