Internacional

ATENTADO EN EL METRO

Theresa May militariza las calles tras el ataque en el metro de Londres

Gran Bretaña aumentara el nivel de amenaza a partir de este viernes tras el ataque al metro de Londres que fue adjudicado por el Estado Islámico.

Sábado 16 de septiembre | 00:00

Al igual que la reacción que ha tomado su vecina Francia ante los ataques de los últimos años, las autoridades británicas decidieron este viernes elevar su nivel de amenaza de seguridad nacional al rango de "crítico" desde el actual "severo". Esto no solo quiere decir que las fuerzas de seguridad "esperan un ataque", sino que implica un mayor nivel de militarización en todo el reino y particularmente en Londres.

La decisión fue tomada luego de que la explosión de una bomba en una estación de metro en Londres hiriera a 29 personas.

Te puede interesar: Ataque en el metro de Londres

La primera ministra, Theresa May, aseguró en una declaración televisada que la policía armada y miembros del ejército se verían en las calles en los próximos días.

"Durante este período, personal militar reemplazará a los oficiales de policía en funciones de guardias en ciertos sitios protegidos que no son accesibles para el público", dijo May

Es de esperar que este aumento en la política securitaria no solo redunde en una suerte de caza de brujas de parte de las fuerzas de seguridad sobre las comunidades musulmanas, sino que también incite a los grupos xenófobos, racistas e islamófobos.

El Estado Islámico asume el ataque

En un escueto comunicado publicado en Telegram y cuya autenticidad no pudo ser verificada, la agencia afín al Estado Islámico, Amaq, aseguró que "una fuente dijo" a la agencia que "un artefacto" explotó en el metro de Londres, y que fue llevado a cabo por "un destacamento del Estado Islámico".

A diferencia de otros comunicados, Amaq no aseguró en este caso que sean "soldados" de su autoproclamado califato ni mencionó tampoco el número de víctimas que hubo en el ataque.

Según las fotos divulgadas por los medios, el artefacto que se incendió en la mañana en el metro de Londres estaba en un cubo blanco dentro de una bolsa de un supermercado y al parecer tenía un detonador pero no llegó a explotar en su totalidad, lo que ha hecho pensar a los expertos que el responsable tenía como objetivo provocar numerosas víctimas a la hora punta de la mañana.

La explosión obligó a cerrar la estación de Parsons Green y los alrededores y a desalojar a los vecinos mientras las fuerzas del orden recogen pruebas forenses que permitan localizar al responsable de este nuevo atentado -el quinto- en el Reino Unido.

Los otros cuatro fueron: uno en marzo ante el Parlamento británico; otro en mayo en el estadio Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, el de junio en el puente de Londres, y otro, también en junio, en una mezquita del norte de la capital.

La campaña de Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue uno de los primeros en pronunciarse sobre el ataque en Londres cuando aún no se tenía la certeza de que se tratara de un acto terrorista. Sin embargo aprovechó para reforzar su política antimigratoria y para opinar sobre la política de Gran Bretaña.

En Twitter Trump dijo "Otro ataque en Londres cometido por un terrorista fracasado. Son personas enfermas y dementes que estaban en la mira de Scotland Yard. ¡Hay que ser proactivos!".

Con este mensaje Trump buscó reforzar su cruzada de una mayor política securitaria, no solo en el plano interno con la prohibición del ingreso de refugiados y migrantes de países de mayoría musulmana, sino para que se profundice la militarización dentro de los países de la Unión Europea.

Si bien la primer ministra británica Theresa May salió a rechazar las opiniones de Trump diciendo que no eran de ayuda, al final del día terminó por aumentar el nivel de seguridad y aprobando la militarización de las calles en Gran Bretaña.

Los últimos atentados en Europa han dejando en claro que la autorradicalización de los individuos o grupos que están detrás de atentados como el reciente en Barcelona son consecuencia directa del aumento de la militarización interna y la continuidad de las guerras que los imperialismos estadounidense y europeos llevan adelante en Medio Oriente, lo que no hace más que profundizar los sentimientos xenófobos y antiinmigrantes, que criminalizan a la comunidad musulmana.

Te puede interesar: Repudio a brutal atentado en Barcelona: sus guerras, nuestros muertos






Temas relacionados

Theresa May   /    Metro de Londres   /    Gran Bretaña   /    Londres   /    Estado Islámico   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO