Mundo Obrero

GESTIONES OBRERAS

Textiles reconvierten la producción y fabrican barbijos para hospitales de Neuquén

La Cooperativa Textil Traful Newen fabricará barbijos destinados a hospitales y centros de salud de la provincia de Neuquén. Firmaron un convenio con el Ministerio de Salud.

Jueves 26 de marzo | 13:22

Las obreras textiles de Neuquén firmaron un convenio con el Ministerio de Salud de Neuquén para abastecer de barbijos a los hospitales y centros de salud de la provincia. “Estamos en condiciones de comenzar a producir más de 200.000 barbijos para el sistema de Salud provincial”, anunciaron.

Norma Brizuela, obrera de la Cooperativa Traful Newen contó que pusieron la fábrica “al servicio de la salud” para poder seguir funcionando. “Somos una gestión obrera que está abierta a la comunidad, porque en su momento, cuando la pasamos mal por el cierre de la fábrica, la comunidad nos acompañó y estuvo con nosotras”.

“Esta cooperativa la sostenemos porque estamos firmes, porque es nuestro trabajo y es algo que nosotras vamos a defender para darle de comer a nuestra familia”, sostuvo.

"Hay excepciones de compañeras que tienen enfermedades crónicas se están quedando en sus casas. Igual, están ayudando desde sus casas. Nosotras como obreras textiles nos pusimos al servicio de la comunidad y de la salud pública ", contó Fabiana Ruiz.

Son 25 las obreras textiles que hoy están en la primera línea poniendo su trabajo al servicio de las necesidades de la salud pública y la comunidad. Son las leonas que hoy vuelven a escribir un capítulo de la historia de los obreros y obreras del Parque Industrial.

El ejemplo de lucha y solidaridad de las obreras textiles en época de pandemia, recorrió las redes sociales y medios locales.

“Estamos aquí poniéndole el cuerpo convencidas que para salir de esta crisis somos los trabajadores y las trabajadoras las que nos tenemos que poner al frente”, dijo la referente de las obreras textiles, Marina Catilao. Y aseveró “no queremos que los empresarios, los dueños de los laboratorios, de las farmacias lucren con nuestra salud”.

“Como gestión obrera nos pareció importante ponerla al servicio de la comunidad. Por eso paramos la producción y nos pusimos a producir barbijos”.

Las obreras textiles no se olvidan de toda la solidaridad que recibieron durante los diez meses y medio de lucha.“Cuando allá el 31 de enero nos quedábamos en la calle y durante estos casi 3 años de gestión obrera, la comunidad no nos abandonó. Entonces nos parecía que era lo mínimo que podíamos hacer ante esta emergencia sanitaria”.

Explicó que hasta la semana pasada estaban fabricando veinte mil barbijos para una clínica privada de la ciudad. Y que a partir de ese ejemploy la difusión que tuvo, se contactaron con ellas autoridades del Ministerio de Salud de la provincia.

“Hoy sabemos lo que vale un barbijo en la farmacia, lo que vale el alcohol en gel. Por eso nos parecía importante poner la gestión obrera a disposición de la comunidad”, indicó.

Las obreras textiles no solo se pusieron en la primera línea de la emergencia sanitaria, sino que se proponen generar nuevos puestos de trabajo. “Sabemos que los vamos a salir más golpeados de esta crisis somos los sectores populares, por eso queremos generar más fuentes de trabajo”.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Textil Neuquén   /    Gestiones obreras   /    Neuquén   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO