Tierra del Fuego

Textiles de Tierra del Fuego, obligados a salir a la calle a reclamar por sus salarios

Trabajadores textiles de Río Grande se manifestaron frente al Ministerio de Trabajo de la provincia para reclamar por el salario adeudado. Denunciaron que desde hace años que vienen sufriendo pérdidas de derechos. La empresa, el sindicato que los representa y los gobiernos de turno miran para otro lado. Salir fue la única forma de hacerse escuchar.

Miércoles 6 de mayo | 22:42

Salir a manifestarse en época de cuarentena no es fácil. Hay miedos, críticas y no faltan las presiones. Sin embargo hay veces que los trabajadores no encuentran otra alternativa.

Los trabajadores de Textil Río Grande vienen sufriendo hace tres años que la empresa les pague tarde y mal. Esta semana la gota que colmó el vaso fue cuando no cobraron las quincenas de marzo y no encontraron eco a sus demandas en los dirigentes de la Asociación de Obreros Textiles (AOT). Comenzaron primero a expresar el descontento a través de las redes sociales pero rápidamente lograron organizarse y decidieron, pese a la pandemia y la cuarentena decretada a nivel provincial y nacional, salir a manifestarse. Todos los demás canales estaban agotados.

Walter Hernández, delegado de Textil Río Grande explicó que sus compañeros comenzaron a mandar mensajes por los grupos de WhatsApp, "se empezaron a manifestar, y decidieron salir a la calle. Fue una autoconvocatoria. Por eso los delegados decidimos acompañar y ponernos al frente" y aclaró "fue una manifestación pacífica, respetando el distanciamiento, usando barbijo".

Te puede interesar: Fernández justificó recortes salariales del 25 % porque en cuarentena “se gasta menos”

Los trabajadores definieron ir al Ministerio de Trabajo de la provincia donde presentaron un petitorio y un pedido de audiencia con el titular de la cartera y hoy están esperando algún tipo de respuesta ya sea del organismo provincial o por parte de la empresa.

"Hace tres años que la empresa no nos da respuestas. Está en concurso de acreedores pero nosotros seguimos trabajando y cada quincena, cuando corresponde abonar los salarios, nos dicen que tienen problemas" señaló el delegado. "Pero esta es una empresa grande, hace más de 30 años que está en Tierra del Fuego y era una de las mejores de la provincia pero al día de hoy no cobramos marzo".

Hasta donde saben los trabajadores la empresa estaría esperando que Nación haga un aporte equivalente a dos sueldos mínimos lo cual no alcanzaría a cubrir el 65 por ciento de los salarios mientras que Textil Río Grande no sumaría nada más. Mientras tanto los obreros textiles están intentando sobrevivir con ayuda del Gobierno y el Municipio con bolsones de comida "pero que no alcanza y además no te sirven para pagar los servicios, el alquiler. Hay compañeros que tiene miedo de que los desalojen".

Una empresa que supo producir para grandes marcas deportivas y que desde hace tres años tienen a sus trabajadores en la incertidumbre sobre el cobro de sus sueldos.

Te puede interesar: Sindicato Textil: acuerdo flexibilizador con las patronales

En este marco, esta semana están comenzando a producir algunas fábricas metalúrgicas y textiles que habrían recibido la aprobación del protocolo presentado. Textil Río Grande no lo pasó. Igualmente los delegados no fueron invitados a comprobar las nuevas condiciones de trabajo. Otra de las firmas textiles, Australtex sí fue autorizada aunque el delegado aclaró que no saben si tienen que volver, o cuándo. "Recursos Humanos no nos da respuesta, no nos citaron ni tampoco nos invitaron a recorrer las plantas, ni el Gobierno ni la empresa".

Los trabajadores de Australtex se sumaron a la movilización. "Nos solidarizamos con nuestros compañeros" aclaró Jorge Ramos delegado de la firma. "Varias empresas estamos con problemas pero los compañeros son los que peor están porque vienen sufriendo este tema desde hace mucho tiempo". Australtex también está debiendo parte del sueldo de marzo (los textiles cobran por quincena) y vienen de una serie de pérdidas de derechos e incluso con compañeros despedidos.

"En el 2018 despidieron a 40 trabajadores; entonces negociamos que, para que ellos no perdieran su fuente laboral, nosotros trabajaríamos tres días menos". Obviamente el acuerdo incluía una rebaja salarial pero la empresa no cumplió el acuerdo y un tiempo después esas 40 personas fueron nuevamente despedidas.

Comenzaron los reclamos a la empresa pero "no teníamos nada más para negociar" explicó el delegado de Australtex. "Solo conseguimos el compromiso de la empresa de que si se activaba la producción se iba a llamar a estos compañeros". Pero la firma textil volvió a romper su compromiso y en febrero comenzó a incorporar personal contratado pero ninguno era parte de los despedidos. "Nos tomaron el pelo".

Te puede interesar: Temporada de ajuste: todos unidos contra el salario y para garantizar el pago de la deuda

Los trabajadores ven cómo se van perdiendo derechos, uno tras otros, ante el silencio cómplice de los funcionarios del Ministerio de Trabajo, tanto del actual Gobierno como de la gestión Bertone. Incluso del mismo sindicato. "Nosotros presentamos algún reclamo al Ministerio y no tenemos respuesta. A la empresa le responden todo rápidamente".

Al comienzo de la cuarentena decretada por el Gobierno provincial la empresa quería seguir trabajando "pero lo consultamos con los compañeros y nos retiramos. A todos los que nos fuimos en ese momento nos llegaron descuentos en el sueldo e incluso no nos pagaron el presentismo. Hubo una reducción del salario que hemos denunciado".

Cuando decidieron que las cosas no daban para más salieron a manifestarse. "Tuvimos que reclamar. Lo único que estamos pidiendo es respeto, un poco de dignidad". Tratar de visibilizar la cantidad de familias que viven en la incertidumbre, que no saben que van a llevar hoy de comer a la mesa no fue fácil y tuvieron que desafiar la cuarentena, escuchar que la policía les leyera el DNU de aislamiento social "y nos dieron un aviso para no llegar a una causa federal".

Un gran ausente ha sido la AOT. Rogelio Sager, histórico dirigente de la seccional Tierra del Fuego, no dio respuestas al reclamo de los trabajadores textiles ni asistió a la movilización. Aparentemente no quiso exponer al gremio a una pérdida de la personería gremial. Igualmente no es de los sindicalistas que se suela ver poniéndose a la cabeza de reclamos, movilizaciones y de luchas obreras.

En el medio del debate y las presiones en relación a la normalización de las actividades, el sindicato sigue la lógica de la burocracia nacional y los trabajadores empiezan a mostrar su decisión de no aceptar la crisis de manera pasiva. Mientras se empieza a difundir la idea de un retorno con distanciamiento social prudente e higiénico, se abre un nuevo escenario marcado por el rechazo a la nueva "normalidad precarizante".

Te puede interesar: ¿Bajar salarios? SÍ; ¿Tocar las grandes fortunas? NI AHÍ







Temas relacionados

Recorte Salarial   /    Coronavirus   /    #MovimientoObrero   /    Tierra del Fuego   /    Trabajadoras y trabajadores textiles   /    CGT

Comentarios

DEJAR COMENTARIO