Internacional

ESTADOS UNIDOS

Texas: migrantes en tráiler fallecieron por asfixia y deshidratación

El domingo pasado fue encontrado un tráiler con migrantes de México y Guatemala frente a un Walmart en Texas, Estados Unidos. Diez de ellos aparecieron muertos por asfixia y deshidratación.

Miércoles 26 de julio | 12:37

El 23 de julio fue abandonado un tráiler frente a un Walmart en San Antonio, Texas, donde iban a bordo 39 migrantes, entre ellos guatemaltecos y mexicanos. Diez personas murieron, cuatro de ellas eran mexicanas, y uno guatemalteco.

El tráiler partió de Aguascalientes, México, a Estados Unidos. Dicho vehículo no contaba con ventilación, las personas se deshidrataban y estaban hacinadas. La causa de muerte de las 10 personas fue de asfixia y deshidratación, los sobrevivientes se encuentran delicados en un hospital de Texas.

Veinticinco mexicanos iban en el tráiler. Hasta ahora se sabe que diez personas provenían de Aguascalientes, siete están hospitalizados, y de los otros tres se desconoce su paradero. Uno más de Guanajuato se encuentra también en un hospital. En total, 21 mexicanos están hospitalizados.

Adán Lara Vega, un mexicano sobreviviente, relató que alrededor de 100 personas, incluso niños, iban en el vehículo. Cuenta que la gente gritaba, pedía agua, y se desmayaba.

Las condiciones que atraviesan los migrantes mexicanos y centroamericanos en su travesía hacia Estados Unidos son sumamente riesgosas. Son criminalizados en el momento de querer cruzar la frontera, siendo víctimas del racismo y la xenofobia, ahora encabezados desde la Casa Blanca por Donald Trump.

El estatus que les concede éste sistema de “ilegales” los orilla a recurrir a formas de cruzar la frontera mediante las cuales arriesgan sus vidas.
Asimismo, se vuelven víctimas del crimen organizado.

Las cifras de migrantes, provenientes de Centroamérica, desaparecidos en su paso por México son alarmantes. El gobierno mexicano se ha encargado de contener a los migrantes centroameeicanos para evitar que lleguen a Estados Unidos. Para eso, ha quebrantado sistemáticamente sus derechos, quienes en su paso por México, son robados y golpeados por la policía, los militares y los agentes del Instituto Nacional de Migración. De igual manera, las mujeres son violadas o víctimas de trata.

Ningún ser humano es ilegal. Las políticas de criminalización a los migrantes son las culpables de las situaciones que ponen en riesgo la vida de miles de personas que buscan cruzar la frontera esperando encontrar un trabajo que les permita sostener a sus familias.

Por la solidaridad con los migrantes, la clase trabajadora, estudiantes y sectores populares, deben decir alto a las políticas xenófobas y racistas de Donald Trump.

Te puede interesar: ¡Súmate! Contra el muro de Trump y las deportaciones






Temas relacionados

Migrantes   /    Texas   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO