Mundo Obrero Estado Español

HUELGA DE TAXIS

Testimonio de un taxista asalariado: “Tenemos jornadas interminables y condiciones laborales precarias”

El 30 de mayo tuvo lugar una manifestación en el sector del taxi. Esta manifestación reunió a unas 20.000 personas entre asalariados y titulares de licencia. Pero la situación de unos y otros no es la misma.

Miércoles 31 de mayo | 18:35

La jornada de huelga dio comienzo a las seis de la mañana hasta las 18 horas del mismo día, 12 horas de paro que se secundaron al 100% en las principales ciudades del estado español como Madrid, Barcelona, Valencia, Santander y Bilbao. En la manifestación hubo representaciones de todas las Comunidades Autónomas, y también una representación bastante notable de los estibadores del San Fernando, en Cádiz.

Al comienzo de la manifestación se produjeron pequeños altercados que se saldaron con cuatro taxistas detenidos, el resto de la manifestación discurrió sin incidentes.

Durante el recorrido se corearon consignas a favor de mantener el ratio aprobado por ley de 1 licencia de VTC por 30 de taxi. En la actualidad, al menos en Madrid, este porcentaje está en 1 VTC por 7 taxis. Esto afecta directamente la cantidad de servicios que se realizan diariamente y por consiguiente a la recaudación, que se ha visto notablemente mermada.

Este problema nos afecta de lleno a los asalariados del taxi ya que nuestras condiciones salariales son muy precarias. Todo lo contrario de las últimas declaraciones de Julio Sanz, presidente de la "Federación" del taxi de Madrid ante los diferentes medios de comunicación asegurando que “los conductores de Uber y Cabify tienen que trabajar 12 horas al día, cinco días a la semana por 1040 euros brutos al mes. Por su parte, el convenio laboral del taxi contempla un sueldo bruto de 1040 euros por 40 horas semanales, las horas extra se supone que se pagan aparte".

Estas declaraciones no son ciertas. La realidad es que un conductor asalariado trabaja a porcentaje, que varía entre un 35% y un 50%, descontando el combustible que va por cuenta del conductor, esto depende de la oferta que te haga el patrón. Las vacaciones están reguladas, 15 días por año, pero tampoco son remuneradas, ni los días de libranza y, por supuesto, si el coche sufre una avería no sueñes con cobrar. En cuanto a las bajas laborales si se alargan más de tres o cuatro días el jefe amenaza con despedirte sin ningún tipo de liquidación y así ahorrarse la seguridad social. Todo esto con jornadas interminables de 14 a 16 horas, impidiendo la conciliación familiar y social. La situación del sector ahora mismo no nos permite la compra de licencias porque el precio oscila entre 145.000 y 160.000 y los bancos piden avales.

Como trabajador del taxi creo que sería necesario unir nuestras fuerzas con los conductores de Uber y Cabify, que también se encuentran en condiciones precarias, y luchar contra las patronales por un convenio justo para todos, con un salario fijo entre 1300 y 1400 euros al mes con vacaciones incluidas y jornadas de 8 horas.






Temas relacionados

Taxistas   /   Uber    /   Mundo Obrero Estado Español   /   Huelga

Comentarios

DEJAR COMENTARIO