Política

NACIONAL

Tensiones en el Frente Renovador por Milagro Sala y la imputabilidad de los menores

La visita de Alberto Fernández a Milagro Sala, las diferencias con Margarita Stolbizer por la baja de la edad de imputabilidad a menores y la presión del peronismo acosan al massismo.

Jueves 5 de enero | Edición del día

Primero fue la visita de Alberto Fernández a Milagro Sala. La actitud del ex jefe de Gabinete del kirchnerismo y actual dirigente massista cayeron muy mal dentro de la fuerza. Fernández sostuvo que “hablé con Massa mi decisión de ir a ver a Milagro Sala y no tuvo ningún tipo de problema. Yo no tengo nada que ver con la gente de Milagro Sala, pero realmente no merece lo que está viviendo”.

Para concluir que “al Gobierno de Jujuy le sirve para ofrecer una suerte de metamensaje a los opositores para decirles ’ojo con lo que hacen porque les puede pasar lo que le pasó a Milagro Sala’”. Este ataque al radical Gerardo Morales golpea de lleno al Frente Renovador. Carlos Haquim, vicegobernador de Jujuy, es integrante de la fuerza que cuenta con funcionarios e intendencias en común con el nuevo aspirante a señor feudal de la UCR.

La respuesta no se hizo esperar. Haquim contraataco: “Alberto Fernández nunca fue del Frente Renovador. Yo participé desde la creación del frente, integro la mesa chica y él nunca estuvo”, afirmó y aclaró que no lo considera un “compañero de espacio”. El segundo de Morales reafirmó que “la posición del Frente Renovador de Sergio Massa es de respeto a la Justicia y acompañamiento del proceso.

Graciela Camaño deslindo al FR de la actitud de Fernández y respaldo al vicegobernador: "fue una cuestión que hizo a título personal. Formamos parte del gobierno de Jujuy, el vicegobernador, Carlos Haquim, forma parte de nuestro espacio, integra la mesa de conducción federal de nuestra fuerza. Tenemos una cantidad interesante de diputados provinciales e intendentes en Jujuy”.

También la aliada del massismo Margarita Stolbizer cruzó con dureza al ex funcionario kirchnerista sindicado por sus ex colegas K como un lobbysta de Clarín: “por supuesto me hace ruido la actitud de Alberto Fernández, y no desde lo humano, sino desde lo político”.

Fernández debió salir a aclarar "sigo en el Frente Renovador. Los portales se hicieron eco de un exabrupto del vicegobernador de Jujuy". Subrayemos como es notorio que los referentes que salieron a responder a Fernández tienen por causa común el apoyo a la política macrista de detener a Milagro Sala, símbolo indiscutible de la criminalización de la protesta social.

El segundo elemento de crisis es el proyecto macrista de bajar la edad de imputabilidad de los menores a 14 años, que fuera sostenida como parte de la plataforma electoral del Frente Renovador por Sergio Massa durante el 2015.

Margarita Stolbizer, la aliada privilegiada y posible candidata en la provincia junto a Massa por el FR, rechazó de plano el planteo macrista: "hubiera sido bueno que el Presidente empezara el año con el propósito de mejorar la escuela secundaria y no el de meter más chicos presos" y aseguró además que "la baja de imputabilidad para que un pibe de 14 años vaya preso también es una medida populista y demagógica", lo que constituye un tiro por elevación a su aliado.

En este planteo Stolbizer fue acompañado por otro dirigente del FR, Daniel Arroyo, que se mostró contrario al proyecto macrista, en términos similares a los de la dirigente del GEN.

En esta ocasión Graciela Camaño intento cambiar el eje del debate, para no hacer evidente la diferencia, entre la supuesta progresista de Morón y el reaccionario de Tigre, atacando al gobierno. La diputada acusó al presidente Mauricio Macri de “buscar títulos rimbombantes” y de que el anuncio era “una cortina de humo ante el desastre en materia de inseguridad".

Lo cierto es que los ruidos dentro del massismo expresan también las dicotomías del Frente Renovador. Por un lado la presión del PJ bonaerense, que ha definido una interna común entre todas las fuerzas (kirchnerismo incluido) y que busca seducir a los Renovadores para que se sumen a ella. Así lo expreso la intendenta de La Matanza y referente del PJ bonaerense, Verónica Magario, quien dijo que a Sergio Massa, “lo estamos esperando con los brazos abiertos”.

De decidirse por esta opción el massismo perdería su alianza con Stolbizer, con quien busca capturar a los desencantados del macrismo y del voto histórico de la UCR que se expresa en Cambiemos. A su vez, la continuidad de la alianza con el GEN le restaría a Massa la posibilidad de sumar a sectores del peronismo.

El dilema sin resolver que hoy conmueve al Frente Renovador es su papel como garante de la gobernabilidad macrista, lo que le impide postularse como cabeza de la oposición, que es la condición necesaria para tratar de competir con alguna chance de éxito en las elecciones legislativas.

Mientras todo se empioja dentro de su fuerza, Sergio Massa junto a Malena Galmarini se rinden a los rayos del sol en el exclusivismo balneario CR en Pinamar, sitio de veraneo favorito de los políticos patronales desde los tiempos del menemismo.








Temas relacionados

Baja de la edad de imputabilidad   /    Milagro Sala   /    Frente Renovador   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO