Internacional

BRASIL

Temer quiere al general responsable de abusos en Haití como ministro de Seguridad

Michel Temer sugirió para manejar el nuevo superministerio de seguridad encargado de la intervención en Río al general que encabezó la cuestionada "misión de paz" en Haití.

Miércoles 21 de febrero | 12:10

Tanto Temer como el ministro de Justicia, Torquato Jardim, defienden para el recién creado Ministerio de Seguridad Pública el jefe de la Secretaría Nacional de Seguridad Pública (Senasp) Carlos Alberto Santos Cruz, que encabezó la cínica y racista "misión de paz" en Haití durante tres años. Se trata de la misión de Naciones Unidas que está denunciada por abusos, violaciones y muertes entre otras atrocidades.

De esta manera Santos Cruz se suma a los candidatos que ya estaban en danza, todos con probadas credenciales represivas: Beltrame, ex jefe de la Seguridad carioca; Fleury, ex gobernador del MDB paulista que ordenó la masacre del Carandiru, y el hijo de torturador general Etchegoyen.

Aunque todavía no es seguro que Cruz sea el próximo ministro, ya se puede saber cuáles serán las funciones del candidato, que combinan perfectamente con su perfil. Se trata de la creación de un superministerio con atribuciones cuasi dictatoriales y con luz verde para cometer cualquier tipo de brutalidades contra las población pobres y negra de Río de Janeiro. Como parte de estas atribuciones los militares que cometan abusos en el uso de la fuerza serán juzgados por tribunales militares y no por la justicia ordinaria. Es decir una forma de garantizar la impunidad a las fuerzas de represión.

Ante este escenario el perfil de Cruz es el buscado por Temer: fue responsable de liderar a 12 mil militares en 3 de los 13 años en que el Ejército brasileño ocupó militarmente a Haití, controlando una represión extrema, asesinatos y violaciones a un pueblo hambriento y extremadamente explotado por el imperialismo, que también sufrió en 2010 un devastador terremoto que se cobró la vida de 300.000 personas. El responsable máximo en ese momento como presidente de las tropas era Lula, quien al igual que otros presidentes "progresistas" de la región mantuvieron y defendieron el brutal accionar de las tropas en Haití.

No fueron pocas las organizaciones que denunciaron que el envío de tropas a Haití tenía el objetivo de entrenar a los militares para luego aplicar esos mismos métodos en sus países de origen. El posible nombramiento de Cruz a la cabeza de la intervención en Río de Janeiro no sería más que la comprobación de esas denuncias.

En conversación con La Izquierda Diario, Diana Asunción -ex candidato a concejal por el PSOL y dirigente del Movimiento Revolucionario de Trabajadores, MRT, dijo: "El nuevo ministerio tiene una misión muy clara: ser parte activa de la operación de marketing para darle a Temer una" agenda positiva", ayudar a ocultar o encubrir los escandalosos casos de corrupción y compra de voluntades políticas, al tiempo que organizar la represión contra manifestaciones".

"Otros objetivos no declarados pero reales de ese ministerio son: profundizar la intervención de Temer en las fuerzas policiales y de investigación, blindándolo de las investigaciones en curso, dar nuevo marco legal, autoritario, con superpoderes para intentar contener el potencial de revuelta popular que se mostró durante el Carnaval". Y finalizó "esto muestra, una vez más, los objetivos reaccionarios de Temer. Es por esto que las centrales sindicales deben llamar a una huelga general ya contra esos ataques descarados de los golpistas".







Temas relacionados

#ForaTemer   /    Michel Temer   /    Río de Janeiro   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO