Internacional

GOBIERNO GOLPISTA TEMER

Temer le otorga aumento de sueldo a los jueces y congela el de los trabajadores

Temer discute nuevos beneficios al poder judicial del país mientras negocia una reforma del sistema jubilatorio y niega aumentos salariales a los trabajadores de todo el país.

Miércoles 24 de agosto de 2016 | 10:04

Michel Temer movilizó a su partido esta semana para que apruebe un aumento a los integrantes del Supremo Tribunal Federal. Los privilegiados miembros de la más alta corte del país obtendrán nuevos aumentos salariales y mayores beneficios. Mientras el gobierno se niega a otorgar aumentos salariales a todos los trabajadores públicos del país, se prepara para aumentar la edad para acceder a la jubilación, todo un símbolo de sus cálculos políticos y prioridades.

El poder judicial, en primer lugar el Supremo Tribunal Federal, viene ganando protagonismo en la escena política nacional. Temer les otorgará aumentos y nuevos privilegios para complacer a quienes tienen en sus manos el destino de destacadas figuras políticas. Son quienes deciden sobre sus condenas o pueden eximirlas de ellas. Mientras que a los trabajadores públicos de todo el país les niega aumentos salariales. Para todos los trabajadores negocia una reforma del sistema jubilatorio por la que todos los trabajadores tendrán que trabajar diez años más para acceder al derecho a una jubilación de miseria.

Para los poderosos, todo. Para los trabajadores y el pueblo pobre nuevos ataques. Este es su plan de gobierno. Un plan que da continuidad a los ataques que Dilma había iniciado en su gobierno pero a un ritmo mayor ya que es una de las condiciones que imponen los “mercados”. Temer como un hábil político burgués mide sus acciones de cara a la próxima resolución del impeachment y frente a las elecciones municipales de octubre, escenarios que indican de forma indirecta que la correlación de fuerzas aun no es tan favorable a la elite, a pesar de los pasos que viene dando desde el golpe institucional.

La hipocresía de conceder aumentos al Supremo Tribunal Federal y suprimir derechos de los trabajadores muestra la arbitrariedad del gobierno sobre cómo responder a la crisis económica en el país. Los trabajadores debemos apretar el cinto y reducir el plato de comida de nuestros hijos y familias. A ellos, a los jueces y políticos, les corresponden “justos aumentos”.

Contra el gobierno de Temer y sus ajustes es necesaria una movilización de la clase trabajadora. Es necesario superar la parálisis de los grandes sindicatos del país, controlados por la CUT y la CTB que mucho hablan de “huelga general” y “derrotar el golpe” pero no promueven la intervención de la clase trabajadora, empezando por convocar asambleas en los lugares de trabajo para discutir una salida y un plan de lucha realmente combativo contra el gobierno y sus medidas.




Temas relacionados

Michel Temer   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO