Cultura

CINE // ESTRENOS

Telenovela y lucha de clases en versión alemana

Este sábado la Sala Lugones estrenará por primera vez en Argentina la serie “Ocho horas no hacen un día”, de Rainer Werner Fassbinder, realizada en 1972

Violeta Bruck

@Violeta_Bk

Viernes 1ro de septiembre | Edición del día

Con una producción de más de 40 películas y trabajos para televisión R. W. Fassbinder tiene un destacado lugar dentro del cine alemán y mundial. Pero su intensa creatividad enfrentó las limitaciones de una distribución dominada mundialmente por la producción audiovisual norteamericana y las distintas censuras locales siempre dispuestas a cortar el camino de propuestas originales y críticas. Es así que con un retraso de 45 años la serie televisiva Ocho horas no hacen un día puede verse nuevamente. A comienzos de este año se presentó en el Festival de Berlín su versión restaurada, y a partir de este sábado se podrá ver por primera vez en todo continente americano en un ciclo de la Sala Lugones.

Según las distintas reseñas publicadas se trata de una "serie familiar" que a contramano de las producciones del momento que ponían el foco en historias de las clases medias o altas, ésta se concentra en personajes y problemáticas propias de la clase trabajadora. La nueva temática que ingresaba en la TV alemana conquistó en su momento un récord de audiencia con una medición del 60% de encendido de TV a través de los cinco capítulos que se emitieron de a uno por mes en el canal público alemán durante 1972 y que fueron abruptamente cortados sin que se realizaran los tres capítulos finales que completaban el plan original de ocho emisiones.

La familia obrera de Ocho horas no hacen un día logró una identificación de miles de trabajadores que buscaban "su serie" en la programación de TV. Se destacó la combinación de los elementos clásicos de las telenovelas como historias de amor y vida familiar con las problemáticas laborales, y la utilización de variados recursos como el humor, la crítica, elementos de lenguaje convencionales de la cultura de masas junto a particulares encuadres y búsquedas estéticas.

Los integrantes de la serie son un joven trabajador, sus padres, su abuela, su hermana y una chica con quien comienza una historia de amor. Pero a diferencia de otras "series familiares" en este caso se traspasa el ámbito privado de la familia para recorrer un buen tiempo la fábrica, donde jóvenes trabajadores se cuestionan el régimen de producción y debaten medidas de fuerza. Distintas crónicas apuntan que en el último capítulo emitido se dedica una secuencia entera a una discusión de los trabajadores sobre la teoría de la plusvalía, aunque sin nombrarla explícitamente.

Para conquistar una audiencia masiva Fassbinder no duda en aprender de las técnicas del cine norteamericano, aunque según sus palabras "sin la hipocresía". Recursos de un lenguaje popular para acercar temas verdaderamente populares como la explotación de los trabajadores, la opresión de la mujer o la discriminación de los inmigrantes.

La serie Ocho horas no hacen un día se suma a otras experiencias de este tipo realizada por cineastas críticos y de izquierda. En Inglaterra Ken Loach realizaba desde mediados de los años 60 trabajos para la BBC con temáticas obreras, históricas y contemporáneas, tomando elementos de melodrama para insertarlos en una profunda crítica social. El ascenso obrero de los años 60 y 70 que recorrió el mundo tuvo un profundo impacto en la actividad cinematográfica. Múltiples experiencias críticas surgieron y conquistaron el público. La propuesta de Fassbinder constituye una apuesta audaz de este período.

El objetivo con los espectadores, según sus propias palabras era: "intentar volverles más fuertes diciéndoles: Todavía tienen posibilidades, pueden hacer uso de su fuerza porque el opresor depende de ustedes. ¿Qué es un empleador sin empleados? Nada, pero sin duda se puede imaginar un empleado sin empleador. Y si por primera vez he hecho algo positivo, lleno de esperanza, ha sido fundamentalmente partiendo de esta idea, y no hay derecho a hacer otra cosa con un público de veinticinco millones de personas frente al televisor..."

Las distintas reseñas de quienes han visto la serie y las palabras del director en su momento nos invitan a dar una vuelta por la Sala Lugones y conocer esta experiencia.

Ficha técnica:
Dirección y guion: Rainer Werner Fassbinder
Con Gottfried John, Hanna Schygulla, LuiseUllrich, Werner Finck, Irm Hermann, Kurt Raab, Eva Mattes.

Funciones:

Sábado 2
Capítulo 1: Jochen y Marion, 19 hs (101’)
Capítulo 2: La abuela y Gregor, 21:30 hs (99’)

Domingo 3
Capítulo 3: Franz y Ernst, 16:30 hs (91’)
Capítulo 4: Mónica y Harald, 19 hs (88’)
Capítulo 5: Irmgard y Rolf, 21:30 hs (88’)

Lunes 4
Capítulo 1: Jochen y Marion, 19 hs (101’)

Martes 5
Capítulo 2: La abuela y Gregor, 19 hs (99’)

Miércoles 6
Capítulo 3: Franz y Ernst, 19 hs (91’)

Jueves 7
Capítulo 4: Mónica y Harald, 19 hs (88’)

Viernes 8
Capítulo 5: Irmgard y Rolf, 19 hs (88’)

Sala Leopoldo Lugones / Teatro San Martín (Avda. Corrientes 1530)






Temas relacionados

Ciclos de cine   /    Cine   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO