Juventud

Telefonía celular en tiempos de cuarentena: líneas suspendidas versus ganancias millonarias para pocos

Mientras trabajadores y trabajadoras sufren las consecuencias económicas y sociales de la cuarentena, las empresas de telefonía móvil amasan cada vez más fortuna. Precarización laboral, costos inauditos y un servicio deficiente: la telefonía móvil desde la mirada de un trabajador de call center.

Martes 24 de marzo | 15:13

Las líneas suspendidas por falta de pago se están convirtiendo en el reclamo casi excluyente de los Centros de Atención. Miles y miles de personas, en su mayoría quienes no cuentan con ingresos de ningún tipo, se encuentran en este momento incomunicadas por no poder pagar su factura de telefonía celular. Algunes, desocupades, cuentapropistas, trabajadores informales, que producto de la paralización de la economía no tienen ninguna fuente de ingreso. Otres, simplemente porque las empresas de pagos bajaron sus persianas y no tienen otro medio para hacerlo.

El anuncio del Gobierno del día lunes que suspende los cortes por falta de pago en los servicios esenciales se torna insuficiente. En la nómina de servicios de luz, gas, agua, TV por cable e internet, no se contempla este servicio fundamental en la vida de millones de personas: la telefonía celular, la que hoy nos conecta con el resto de nuestros seres queridos, amigos, conocidos en el marco de una cuarentena.

Veamos algunos números que grafican esta necesidad:

  •  Según el INDEC, y con datos del último trimestre del 2018, el 96% de las personas de 18 a 64 años y el 64,6% de la población de 65 años y más, utiliza la telefonía móvil en Argentina.
  •  De conjunto hay más de 40 millones de usuarios únicos de los cuales Telecom Personal (ahora Grupo Clarín), nuclea a más de 20 millones. El resto se reparten entre Claro, Movistar, y la novedad Tuenti (de Telefónica).
  •  Los precios aumentaron un 63,9% en todo 2019, según datos del INDEC. Es 10 puntos por encima de la inflación. Fue el rubro que más aumentó.
  •  Para graficar las compras de celulares según sectores sociales, podemos decir que sólo el 5% de las ventas de equipos corresponden a gama Alta y Premium.
  •  Tomando sólo a Telecom Personal, y según datos de la misma empresa, facturó durante los primeros tres trimestres del 2019 $56.000 millones en servicios y $10.000 millones en ventas de equipos.

    La cara oculta de este negociado millonario, somos les miles y miles de trabajadores precarizades que estamos tras las líneas de reclamos o ventas. La mayoría enrolados bajo el convenio de Comercio, uno de los peores del país, donde nuestro salario no llega ni a la mitad de la Canasta Básica Familiar. Enfermedades laborales como problemas auditivos y de voz, tendinitis, maltratos por parte de supervisores y exigencias imposibles completan el cuadro. En muchos casos hay compañeres reclamando condiciones de seguridad e higiene en el marco de la crisis sanitaria.

    En tiempos de cuarentena y aislamiento social, garantizar el acceso a la comunicación como un derecho básico se torna ineludible. Al menos mientras duren las medidas de aislamiento (completamente ineficaces sin la implementación de test de detección masivos e inversión en salud) la condonación de deudas, la liberación de minutos de voz y datos móviles de manera gratuita para todes, y garantizar las condiciones de higiene y seguridad básicas para les trabajadores son una exigencia fundamental.







    Temas relacionados

    Coronavirus   /    Precarización laboral   /    Call center   /    Santa Fe   /    Juventud   /    Mundo Obrero

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO