Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Telecomunicaciones: dirigentes kirchneristas y del PJ se re-“concilian” con Clarín

Dirigentes de Foetra y Satsaid alineados con el kirchnerismo y otras alas del PJ habilitan la flexibilización laboral. Frente a su salida de “hay que esperar al 2019”, la Agrupación Violeta pelea por la unidad en la lucha hoy, para enfrentar el plan de Macri, las empresas y el FMI.

Florencia Saracho

Trabajadora Telefónica Agrupación Violeta | @fsaracho2014

Jueves 30 de agosto de 2018 | 13:09

El 01/09 se implementaría elacta firmada por Telecom/Cablevisión (Clarín) y la Federación Argentina de las Telecomunicaciones (Fatel) de la cual es parte Foetra y por la Foeesitra, que habilita un aumento en la jornada laboral para las áreas técnicas firmada a espaldas de los trabajadores.

Por su parte, la directiva kirchnerista de SATSAID, integrante de la corriente federal de Palazzo, también firmó un acta que empeora su ya flexibilizado convenio de trabajadores de la cablera, aumentando la jornada, el régimen de francos y refrigerios.

A esta flexibilización se le suma el acta inconsulta para los trabajadores de Personal, en la que si bien les reducen la jornada de 9 a 8 hs es a condición de habilitar una máxima polifunción, 30 minutos menos de descansos, mediciones de desempeño, y una extensión de la atención a los fines de semana, dejando además a las claras que el convenio único y la promesa incumplida de 7 horas para móviles a la que se habían comprometido con escribano mediante -en plena campaña de elecciones sindicales- la abandonaron por completo.

Estas conducciones kirchneristas y del PJ, vienen despegandograndes saltos con sus métodos burocráticos e instalando desde hace tiempo el discurso que “en este contexto de ajuste y represión nada se puede hacer” o “no vamos a ir a ningún conflicto porque la prioridad es preservar los puestos de trabajo”.

Hoy la salida que propone la Azul y Blanca deja a los trabajadores desorganizados y los obliga a responder de manera individual, debilitando nuestras enormes fuerzas.

La reforma laboral que el gobierno no pudo imponer en el Congreso, vino en este sentido de la mano de Magnetto y avalada por ellos al entregar nuestra conquista de 7 horas que implicaron años de lucha, porque ningún gobierno nos regaló nada, todo lo conquistamos con la lucha.

Osvaldo Iadarola, secretario general de Foetra forma parte del MASA integrado por los sindicatos de taxistas, de Unión Ferroviaria, de Luz y Fuerza, entre otros. Por otra parte Claudio Marín, secretario adjunto de Foetra, es dirigente de la Multisectorial del 21F y secretario gremial de la CTA de los trabajadores, cuya central engloba sindicatos claves como subte, aeronáuticos, CTERA, ATE estatales. También forman parte de la directiva de Foetra la CTA Peron referenciada en “Cachorro” Godoy, y a su vez secretario general de ATE nacional.

Horacio Arreceygor, Secretario General de Satsaid forma parte de la Corriente Federal de Trabajadores encabezada por Palazzo que representa sindicatos como el de los bancarios. Con todas las fuerzas que representan sindicalmente podrían poner en pie una alternativa de lucha que reabra las paritarias y frene el ajuste de Macri y del FMI.

Qué distinto sería si convocaran a medidas de lucha unificadas de todos los sindicatos que dirigen. Pero no, muy por el contrario, todo lo quieren resolver en las “urnas”.

El 2019 para estas conducciones sindicales se transformó en una estrategia que busca canalizar todo el descontento hacia una salida electoral que pretende desmovilizar a los trabajadores.

Mientras ellos y sus partidos patronales piensan qué alianzas tejer, el macrismo aprovecha para negociar con el FMI pidiendo un adelanto de fondos (y garantizar los pagos de la deuda externa al tiempo que continúa la fuga de capitales); y los gobernadores peronistas hacen lo suyo negociando a la par con el gobierno nacional el Presupuesto 2019.

Unos y otros son aliados en avanzar sobre la clase trabajadora con salarios por debajo de la inflación, suspensiones y despidos, ataques a los convenios colectivos y represión. Votando en unidad las leyes de ajuste del macrismo, la reforma previsional contra nuestros jubilados y contra el aborto legal condenando a miles de mujeres a morir en clandestinidad.

El peronismo y las conducciones de los sindicatos son hoy el principal apoyo que tiene el gobierno.

Pero el camino a seguir para nosotros es otro, el del movimiento de mujeres, estudiantil y obrero, el de los sectores que resisten y enfrentan los planes de recorte. No hay que esperar al 2019 para enfrentar el ajuste, HOY es cuándo.

La Fuerza está

Las y los trabajadores de las telecomunicaciones tenemos tradición de lucha en un servicio que es estratégico, somos los que movemos las comunicaciones cotidianas, las transferencias de datos entre los bancos, los aeropuertos, los satélites, la radiodifusión. Sin ello el funcionamiento de la economía no sería posible.

Nos quieren hacer creer que nada podemos hacer, pero hoy en día con la megafusión de Telecom y Cablevisión nuestra fuerza se multiplica y se hace más poderosa, somos más de 20 mil trabajadores a nivel nacional y si a esto le sumamos la fuerza de los usuarios somos miles más. Los usuarios también sienten el ajuste y reciben cada vez peores servicios y tarifas cada vez más altas.

Recientemente fueron transferidos de una empresa a otra usuarios de Nextel que pasaron a ser automáticamente Personal, otro es el caso de los usuarios de Arnet en algunas localidades de Córdoba fueron “vendidos” a Universo NET.

Es que estas empresas se siguen enriqueciendo a costa de empeorar nuestras condiciones de trabajo, y el servicio para los usuarios. Esta unidad de trabajadores y usuarios es fundamental.

Hay que buscar una salida de fondo

Desde la Agrupación Violeta sostenemos que para preparar la lucha contra este ataque a nuestras condiciones de trabajo, es necesario una asamblea general y que sea en común con los trabajadores de Cablevisión donde seamos el conjunto de los trabajadores de las telecomunicaciones quienes decidamos y pongamos de pie al gremio. Además pelear por las demandas aún pendientes como el pase a planta y convenio único actual para todos los tercerizados, de la fija y la móvil, que hoy están en peores condiciones.

Es necesario también la unidad junto con los trabajadores que están dando pelea como el Astillero Río Santiago que viene de enfrentar una dura represión, junto al movimiento estudiantil y de docentes que viene de movilizarse en las calles, con asambleas y tomas en universidades, y con el poderoso movimiento de mujeres que ahora va por la separación de la Iglesia y el Estado.

Creemos que hay que transformar el paro nacional (tardío) del 25/09 convocado por la CGT y por las CTAs en un paro nacional de 36 horas activo con cortes y movilizaciones, que sea el inicio de un plan de lucha hasta derrotar el acuerdo, porque hay fuerzas para enfrentar al gobierno de Macri y su política de ajuste.

A los que te dicen “esperá sentada a que llegue el 2019”, hay que salir a decirles bien fuerte que las y los trabajadores tenemos que buscar una salida de fondo para que esta crisis no vuelva a recaer sobre nosotros. Y para eso, es fundamental desconocer el acuerdo con el FMI y pelear por el no pago de la deuda externa, que es ilegal, ilegítima y fraudulenta.

Y para que las empresas no se sigan llenando los bolsillos a costa nuestra, nacionalizarlas bajo gestión de los trabajadores junto con comités de usuarios que puedan planificar en función de las necesidades de la mayoría, y no del lucro empresario. Mucho cambiarían nuestras vidas si estas millonarias empresas fueran públicas.

Hace falta una verdadera salida de fondo con un programa propio de la clase trabajadora, sino “para el 2019” nos espera nuevamente un gobierno que seguirá pagando la deuda como todos los gobiernos anteriores, a costa de ajustar y saquear al pueblo trabajador.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO