Juventud

MÚSICA

Taqwacore: Punk islámico en el corazón del imperialismo

Una de las nuevas formas que han surgido en los últimos años en los países imperialistas, en especial en EE.UU., es la mezcla de la cultura musulmana con el punk. Una forma más libertaria de practicar el Islam que a la vez se rebela contra las normas establecidas en ambas culturas.

Óscar Fernández

@OscarFdz94

Lunes 2 de octubre | 13:49

Lo que empezó como una simple novela terminó inspirando un movimiento real. La palabra Taqwacore es una mezcla entre dos conceptos: la taqwa, que es el éxtasis que uno siente al ser cercano a Dios y le inspira tanto miedo como respeto, y el sufijo “core”, que en la escena musical denota que hay un elemento prominente del género punk. Así, el Taqwacore sería la versión islámica del punk.

Ese fue el título de la novela escrita por Michael Muhammad Knight en 2002, donde éste —que nunca se identificó plenamente con el Islam a pesar de haberlo practicado cuando fue a Pakistán— imaginaba una comunidad musulmana en Nueva York donde los habitantes fuesen practicantes libertarios del Islam mezclando distintas expresiones (contra) culturales para rebelarse tanto contra el sistema como contra la ortodoxia que rodea a la religión islámica.

Si bien hay registro de bandas de punk islámico desde incluso 1979 (como Alien Kulture) o de los años 90 (como Fun-Da-Mental y Asian Dub Foundation), no fue sino hasta la publicación de The Taqwacores que el género adquirió un nombre y una identidad propia que fue más allá de lo que el autor pretendía. De este modo surgió una expresión ecléctica y muy rica que permitió que muchos jóvenes musulmanes pudieran sentirse identificados con el mensaje de la novela de tener una forma libertaria de practicar su religión y rebelarse tanto contra su expresión tradicional como contra el sistema en general.

En las últimas décadas, bandas de taqwacore se han expandido desde EE.UU. y Canadá hasta lugares como Pakistán e Indonesia, cada uno con su versión particular. Si el Islam de por sí es una religión heterogénea donde no priman las interpretaciones fundamentalistas —esto porque depende de muchos factores, tales como el país de origen, la rama del Islam que se practica, su interpretación dependiendo de qué escuela de jurisprudencia sea la hegemónica, etc.—, el taqwacore también expresa esta diversidad desde bandas que reivindican un Islam más moderado hasta las bandas (que son más comunes en Indonesia) donde tienen una visión más tradicional.

Algunas bandas que suelen listarse como taqwacore son The Kominas, Al-Thawra, Diacritical, Vote Hezbollah, Fedayeen, Sarmust y Secret Trial Five, aunque estos últimos han rechazado que sean asociados con el género por considerarlo una limitante y causar actitudes islamófobas contra ellos.

Por otro lado, las letras de algunas de las canciones que las bandas suelen tocar van más allá de simplemente rebelarse contra el Islam tradicional; ponen énfasis en temas como la exploración sexual, la lucha contra la islamofobia o el papel de la mujer. Pondremos de ejemplo la canción “Sharia Law in the USA” de The Kominas:

I am an Islamist, I am the Antichrist,

Most squares don’t make the wanted list

But my my! How I stay in style

Cops chased me out of my mother’s womb

My crib was in state pen before age two

The cops had bugged my red toy phone

So I devised a plan for heads to roll...

“Soy un islamista, soy el anticristo; la mayoría de las plazas no están en la lista de los más buscados, ¡pero vaya! Aún así me mantengo con estilo; los policías me persiguieron para que saliera del vientre de mi madre, mi cuna estaba en la penitenciaría estatal antes de cumplir los dos años, la policía intervino mi teléfono rojo de juguete y así hice un plan para escapar”

Es claro aquí la expresión de la situación de persecución que los musulmanes sufren en la sociedad occidental, siendo blanco fácil de la policía y del gatillo fácil.

Por otra parte, las estrofas que siguen de la canción manejan temas más explícitos y llama la atención el hecho de que quien “narra” es una mujer, cosa que es muy poco común escuchar en bandas musicales. Generalmente si un artista es hombre, las letras van acorde a su género y lo mismo sucede si es mujer —si acaso llegan a cambiar el género de las letras en caso de que sea un cover.

Lo nuevo aquí es que The Kominas describen esta escena cuando ellos son una banda compuesta de varones. De igual forma incorporan un enfoque más libertador hacia la mujer, quien puede expresar abiertamente su vida privada.

El género comenzó a expandirse tras los atentados del 11 de septiembre y la publicación del libro de Knight, pero ha tenido un nuevo auge tras la Primavera Árabe. Las expresiones de rebelión, tales como las de las mujeres en Argelia que van a la playa en bikini, dan cuenta de que algo está cambiando en la cultura islámica, que está viéndose afectada por un mundo cada vez más interconectado y que inevitablemente va a influir en su forma de pensar. ¿Estaremos ante las puertas de un cambio verdadero en el mundo del Islam?






Temas relacionados

Punk   /   Islamismo   /   Música   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO