Mundo Obrero

CUARENTENA

Sute: una política solidaria con un método democrático y transparente

Se está poniendo en marcha la segunda entrega de ayuda solidaria organizada desde el sindicato de los trabajadores y trabajadoras de la educación. Esta ayuda, que lejos está de ser una solución definitiva, significó un importante paso en organizar la solidaridad entre trabajadores

Laura Espeche

Secretaria Acción Social, SUTE Mendoza - Corriente Nacional 9 de Abril

Sábado 9 de mayo | 12:06

En estos días se está poniendo en marcha la segunda entrega de ayuda solidaria organizada desde el SUTE. Como hemos comentado en otras notas aquí, esta ayuda de emergencia consiste en la entrega de un bolsón de alimentos básicos para compañeros/as afiliados/as que lo necesiten. En la primera entrega se colaboró con mil compañeros/as y en esta segunda entrega se les acercará a otros mil. Esta ayuda, que lejos está de ser una solución definitiva, significó un importante paso en organizar la solidaridad y un modo de llegar a los/as compañeros/as con una ayuda elaborando un método público, abierto y transparente de asignación.

Desde el momento en que se decretó la cuarentena obligatoria comenzaron a ponerse de manifiesto las miles de situaciones de precariedad que atraviesan trabajadores y trabajadoras de la educación: celadores/as sin posibilidad de hacer contraturnos y con sueldos que oscilan los $18000, docentes sin posibilidad de tomar horas o cargos y la totalidad de los/as trabajadores/as con el sueldo congelado desde enero a raíz de la decisión del gobierno de suspender las paritarias, sin otorgar ningún tipo de aumento. Desde el comienzo, el SUTE exigió la continuidad de la paritaria y la modalidad de la virtualidad para discutir las distintas demandas pendientes. El gobierno no ha dado ninguna respuesta, pero si ha infundido temor por el no pago de salarios.

Por todo esto se resolvió impulsar una política para llegar a los/as compañeros/as y ya se ha dispuesto de 2 millones de pesos para la compra de alimentos. Estos fondos se conforman en un 50% por los fondos del sindicato y el otro 50% por el dinero proveniente de compañeros/as del FURS (Lista Negro Pizarrón) con cargos en las Juntas Calificadoras y de Disciplina que cobran lo mismo que cuando estaban en la escuela. La diferencia de salarios es aportada a este fondo de lucha, ahora puesto a disposición de esta política. Las compras fueron realizadas luego de buscar varios presupuestos y verificar la disponibilidad de la mercadería y de transporte. La factura de la compra ha sido enviada a todos los secretariados de las seccionales departamentales del SUTE para que esté a disposición de quien lo requiera.

Te puede interesar: La odisea de ser "docente suplente" en Mendoza

Un método transparente y público

Desde el comienzo, desde la Secretaría de Acción Social y la Corriente 9 de Abril hemos dado una pelea por garantizar la transparencia en todo el proceso. Tal como venimos haciendo desde nuestra asunción en la secretaría, peleamos por un método público, por ello la lista de inscripción estuvo publicada en la página del SUTE y disponible para que cualquier compañero/a de toda la provincia pudiera inscribirse.

Para armar la tabulación se invitó al conjunto de las agrupaciones del SUTE a ser parte del proceso de debate sobre qué variables considerar para seleccionar a los/as compañeros/as que recibirían la ayuda. Se discutió la necesidad de que sean variables socioeconómicas y sin ningún tipo de valoración subjetiva, personal o política. En la primera etapa se seleccionaron por ingreso familiar total, cantidad de integrantes del grupo familiar y el pago o no de alquiler. En esta segunda etapa se sumaron, además, las variables de cantidad de hijos/as en edad escolar y si el/ la afiliado/a es jefe/a de hogar. De este modo y otorgando un puntaje a cada variable se procedió a realizar el proceso de tabulación.

También podes leer: Programa Nuestra Clase: precarización en el mundo educativo

Para la tabulación final se realizó una videollamada con participantes de todas las agrupaciones del FURS y se procedió a realizar a vista de todos (a través de la pantalla compartida) el proceso de selección de los/as compañeros/as seleccionados/as. Todo el proceso, en ambas oportunidades, quedó grabado y a disposición. Las agrupaciones opositoras a la conducción provincial (Celeste y Azul Naranja) se negaron a participar de todas las instancias mencionadas.

La distribución implicó una movilización de decenas de compañeros y compañeras, que obteniendo los permisos correspondientes y resguardando las medidas de higiene y prevención, permitió llegar a toda la provincia.

Unidos para repudiar la solidaridad

Lamentablemente, mientras se negaban a ser parte de todo el proceso, las conducciones peronistas de la Celeste y la Azul Naranja, fueron rápidos en publicar “declaraciones” en repudio a la solidaridad llevada adelante por el SUTE.

No vienen repudiando la política del gobierno provincial de suspender paritarias, mucho menos los rancios acuerdos de las direcciones sindicales con la UIA para rebajar los salarios de millones de trabajadores o el congelamiento de salarios que son carcomidos por la inflación: ¡No! A lo que le han dedicado líneas y líneas es a criticar a la dirección del único sindicato en todo el país que organizó un modo de colaborar con las situaciones de precariedad y pauperización que viven miles de trabajadores de la educación de Mendoza.

En su comunicado expresan que (“las bases”) “repudian a la injusta distribución de los bolsones solidarios entregados por el Secretariado Provincial, debido a la escasez y a la demagógica selección de los adjudicatarios de los mismos”. Nos preguntamos: ¿Por qué agrupaciones acostumbradas a dar “ayudas” a los afiliados y afiliadas de forma clientelar les parece “demagógico” el método público antes descripto? No nos sorprende que, una vez más, estas agrupaciones se opongan a toda forma de relacionarse con los/as afiliados/as que no tenga que ver con seleccionar “a dedo” a quienes reciben una ayuda solidaria.

Pero desde la Secretaría de Acción Social seguiremos defendiendo los métodos transparentes, como hemos hecho desde el comienzo, con licitaciones públicas, con avisos en los diarios de la provincia, con selecciones de personal abiertas y por convocatoria pública y es desde ese método que también pensamos esta política solidaria. Y, además, aspiramos a poder ampliarla y generar, mediante la participación y organización desde las escuelas a nuevas y más formas. Llamamos a reflexionar y rever esta actitud y convocamos a todas las agrupaciones, delegados/as y compañeros y compañeras a participar activamente en la organización y en el control democrático de esta política, ya que esto fortalece el SUTE.

Mientras el gobierno nacional y provincial gobiernan abiertamente para los ricos, y ante las consecuencias económicas y sociales que ya estamos viendo, apostamos a la organización democrática desde cada escuela, cada comunidad y que este sindicato recuperado de las manos de la burocracia ponga toda su fuerza y organización para desarrollar las asambleas y plenarios para debatir y votar las medidas necesarias para que esta crisis no la paguemos los/as trabajadores/as.







Temas relacionados

Cuarentena   /    Coronavirus   /    SUTE   /    Solidaridad obrera   /    Mendoza   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO