Mundo Obrero

PACTAN CONTRA LOS TRABAJADORES

Suspensiones y rebajas salariales del 50%: el acuerdo entre sindicatos y empresarios petroleros

Sindicatos dirigidos por Guillermo Pereyra y Jorge Ávila acordaron con las cámaras empresarias un plan de suspensiones con un recorte del 50% en los salarios de los trabajadores petroleros de Chubut, Neuquén, La Pampa y Río Negro. Las empresas del sector ganaron millones y quieren que la crisis la paguen los trabajadores.

Martes 21 de abril | 00:00

Imagen: Mar Ned *Enfoque Rojo

Como lo preanunciamos desde este diario, ya es un hecho el acuerdo, entre los gremios petroleros dirigidos por Guillermo Pereyra, titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, y Jorge "Loma" Ávila, uno de los dirigentes del sector petrolero de Chubut, hombre de Arcioni y Alberto Fernández en la provincia y las cámaras empresarias del sector. Este pacto sellado en el Ministerio de Trabajo define suspensiones y una fuerte rebaja de 50% del salario de 32 mil trabajadores petroleros de esas provincias. Un escándalo en medio de la crisis por la pandemia del covid-19 y la abrupta caída del precio del petróleo.

Podés leer: ¿Quién pagará las medidas de emergencia ante la crisis?

Las empresas del petroleo ganaron millones y ahora quieren que la crisis la paguen los trabajadores, mientras los dirigentes sindicales apuntan a preservar esas fortunas. Un escándalo en medio de la crisis económica sanitaria y social por la pandemia generada por la propagación del covid-19 y el aumento abrupto del precio del barril de petróleo. Un dato para tener en cuenta es que en los últimos tres años, tan sólo 11 empresas en Vaca Muerta facturaron 2.500.000.000.000. En otros términos serían 2 billones y medio de pesos. Sí, leyeron bien. A continuación, compartimos la declaración de la agrupación Naranja Petrolera Nacional en el Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC)

Ganaron millones y ahora quieren que la crisis la paguen los trabajadores

El precio del barril de crudo cayó muy por dejado de su precio a niveles que no se veían desde hace décadas. La crisis de la pandemia hizo bajar los niveles de consumo de combustibles. Las petroleras ya se están moviendo y pretenden que esta crisis recaiga en los hombros de los trabajadores. Son las mismas que reciben enormes subsidios por parte del estado. Tan solo 11 empresas en Vaca Muerta facturaron en los últimos 3 años 2.500.000.000.000 (2 billones y medio de pesos).

Ahora con la excusa de la crisis dicen que no pueden pagar salario por eso suspenden y rebajan el 50 % del salario a 60 mil trabajadores en todo el país. Las conducciones sindicales justifican este plan de chantaje como la única salida posible para preservar los puestos de trabajo. En refinación las plantas se fueron paralizando y se redujo la cantidad de operarios dejan lo mínimo indispensable. Los sindicatos y la Federación petrolera siguen sin aparecer solo sacaron un comunicado queriendo mostrarse “duro” pero las empresas siguen avanzando en su plan de ajuste. Ellos son responsables de los acuerdos a la baja y paritarias a cuenta gota que firmaron años atrás sin consultar a las bases de los trabajadores.

Desde la Agrupación Naranja Petrolera venimos denunciado la inacción de los sindicatos donde ahora se agudiza la crisis en la rama del petróleo. Las petroleras vienen año tras año amasando fortuna y tuvieron enormes beneficios del estado por eso deben abrir sus libros de contabilidad y demostrar su crisis. También decimos no a los despidos y suspensión. Goce de licencia sin rebaja salarial con el 100% del sueldo. Impuestos a las grandes fortunas para ponerlos al servicio de la emergencia sanitaria, social y laboral que vivimos. Producto de todo esto sabemos que el panorama hacia futuro es bastante oscuro producto de una crisis sin precedentes en el sector que no tiene una luz al final del túnel. La única forma de que esta crisis no se lleve puesto miles de puestos de trabajo es si nosotros, los trabajadores nos organizamos y enfrentamos este chantaje de las grandes petroleras que con todos estos cambios están midiendo la vara para futuros ataques.

Petróleo y pandemia: guerra de poder vs. el uso de recursos para combatir el covid-19







Temas relacionados

Coronavirus   /    Agrupación Naranja Petrolera   /    Guillermo Pereyra   /    Petroleros   /    Petróleo   /    Provincia de Buenos Aires   /    Río Negro   /    Chubut   /    Neuquén   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO