Cultura

OPINIÓN

Susana Giménez: ¿qué dice, señora?

La diva del teléfono fue noticia una vez más a partir de lamentables declaraciones sobre los "pobres" mostrando su ignorancia y desprecio hacia quienes menos tienen.

Natalia Rodriguez

Docente primaria | Agrupación Marrón en el Suteba Merlo

Martes 7 de enero | 19:25

“Que se arregle todo de una vez. Que dejen de hablar de la pobreza, y si hay mucha pobreza que la gente vaya al campo. Nosotros fuimos siempre el granero del mundo y hay que enseñarle a la gente, por ejemplo, del Norte a plantar, a tener gallinas en el gallinero. Qué sé yo, cosas...”, lanzó Susana en una de sus primeras entrevistas del 2020.

Al escuchar lo que declaraba una de las conductoras más importantes de Argentina no tuve más que bronca e indignación. Inmediatamente recordé mi infancia en el norte del país. Las y los que nacimos en los campos del norte somos testigos vivientes de lo que significa la pobreza, y las condiciones en que viven los pueblos originarios. Las tierras son arrasadas por los empresarios para producir y cuando digo arrasados es literal. Tractores que arrasan con familias enteras y todo lo que haya ahí para llenarse los bolsillos. Incluso han llegado a incendiar viviendas dejando a familias sin hogar, sólo por resistirse a abandonar sus casas. Esto lo viví en Santiago del Estero cuando gobernada el radical-K Gerardo Zamora, que se perpetúa desde hace 15 años alternándose con su esposa quien ahora es la mano derecha de Cristina Fernández.

Con padres peones - golondrina, donde la clase de la que es vocera Susana Giménez, los súper explotaban ya desde niños en las cosechas del algodón. Lamentablemente cultivar fue lo primero que aprendimos, incluso antes de ir a la escuela. Es increíble que a esta altura haya que explicarle a Susana que no se nace pobre por elección, sino que somos millones que estamos condenados desde la cuna en este sistema profundamente injusto y desigual. Por eso es que milito por construir un partido revolucionario, para terminar con que 26 archimillonarios acumulen ganancias siderales mientras millones pasan hambre día a día.

Te puede interesar: Los ganadores de la era Macri

Quieren que pensemos que es algo natural pero no lo podemos permitir. Los canales televisivos, hoy mayormente oficialistas, se escandalizan sobre los dichos de la conductora y entrevistan a curas como si fueran los representantes de los pobres.

Los curas de una de las instituciones más importantes para perpetuar la pobreza, siendo parte de los diferentes gobiernos de turno y justificando la sociedad en la que vivimos. Acompañando a los Gobiernos que no defienden más que a esos empresarios y corporaciones que nos explotan en sus campos, en sus fábricas o en sus casas.

Podes leer: Quiénes pagan la crisis: ¿por qué Fernández no aplica el aumento del 3 % a las retenciones?

Somos miles las personas en todo el norte, que al igual que los hijos de los trabajadores de otros países no tienen más opción que dejar los lugares donde nacieron para trabajar en el gran Buenos Aires. Claro, en condiciones de trabajo deplorables. Aún recuerdo el día que llegué y tuve que limpiar casas durante años para poder mantenerme. De casualidad no me tocó la de Susana Giménez.

Como informamos en La Izquierda Diario "la pobreza, que como ya vimos, es un problema estructural en Argentina necesita medidas de fondo. Por supuesto que aumentar las partidas presupuestarias destinadas a comedores sociales y escolares son medidas necesarias y de extrema urgencia con el nivel de pobreza que hay. Pero no dejan de ser un parche que no resolverá el problema de fondo que afecta a miles de familias y millones de personas a quienes les seguirán llegando tarifas exorbitantes en los servicios públicos, razón par la cual quizás ya quedaron desconectados y sin acceso al gas o la luz. Hogares donde los ingresos cada vez alcanzan para menos. Madres y padres que mandan a sus hijos a la escuela para que puedan desayunar o almorzar".

Mirá: Mucho ruido y poco aumento: un anuncio salarial muy por debajo de las expectativas

Nuestros pueblos siguen en la pobreza como hace siglos atrás. En estos lugares pareciera que el tiempo se detuvo, siendo una de las provincias más pobres, donde el macrismo sólo agravó la pobreza y ningún gobierno cambió de raíz la pobreza estructural que persiste en estos pueblos, ni modificó la estructura económica que permitiría un real avance en las condiciones de vida para mis hermanos norteños y de todo el país.







Temas relacionados

Susana Gimenez   /    Televisión   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO