Deportes

OPINIÓN

Superclásico suspendido: la peor derrota

El partido se suspendió cuando los equipos se disponían a jugar el segundo tiempo por una agresión a los jugadores de River: les arrojaron gas pimienta en el túnel y algunos sufrieron quemaduras leves. Nuestro cronista Lionel Pasteloff nos cuenta sus sensaciones como hincha y socio de Boca.

Lionel Pasteloff

@queenlionel

Viernes 15 de mayo de 2015 | Edición del día

Foto: Canchallena

Recién llego de la cancha. Imaginé un montón de escenarios. Creo que ni siquiera la idea de perder me resultaba tan decepcionante como es lo que efectivamente pasó.

Todo fue y es una enorme verguenza. Desconozco si fueron dos boludos, si fueron barras, si tienen complicidad con la dirigencia de Boca o si fueron los de River como alguno deslizó. Nada cambia los hechos, en absoluto.

Pasé cuatro controles para entrar a la cancha. Llevé el ticket de compra de la entrada (por la que tuve que ir a las 8 de la mañana). ¿Por qué la llevé si no era necesario? Porque temía que no me dejaran entrar por alguna razón. ¿Por qué un montón de pseudo hinchas no tienen este miedo?

Nos mataron. Nos van a costar esta Libertadores y otras. No vamos a poder jugar en nuestra cancha un montón de tiempo. Dimos verguenza. Un montón de pelotudos cantándole a River cuando, aún si el equipo de Gallardo no quería jugar, la culpa es de Boca. Por tener esta dirigencia (votada, no cayó del cielo), esta "barra". Esta suma de complicidades eternas, donde se aplauden canciones, se canta como si todos fueramos La 12, cuando en realidad es una marca registrada. Es una empresa a la que nosotros aportamos cuando vociferamos sus temas y legitimamos su accionar.

Vergüenza me dio ver a un montón de estúpidos celebrando un "drone" con un fantasma de la B que sobrevolaba la zona de los jugadores de River. Estábamos en el abismo, casi fuera de la Copa y unos cuantos imbéciles creían que había que reírse.

¿Alguien midió las consecuencias? ¿Alguien las mide alguna vez? ¿A cuánto estuvimos de que tiren una bomba de estruendo en vez de gas pimienta? ¿Qué tan lejos estamos de que intenten matar a alguien?

El partido se tiene que terminar y definir en la cancha. Pero nos cabe sin ningún reproche que se juegue en otro estadio y sin público. Obvio que no es "justo", pero es la ley. Y deberíamos estar mucho tiempo sin jugar en La Boca, así como (ojalá) deberían sancionarnos económicamente de forma ejemplar. Pero el daño ya está hecho. Aunque demos vuelta la serie, perdimos.

Lionel Pasteloff
Socio nro.192230 de Boca Juniors

Ver también es esta edición ¿Quiénes son los 10 responsables del escándalo en La Bombonera?

y

La tragedia de Emanuel Ortega y los precarizados del fútbol profesional







Temas relacionados

River Plate   /    Boca Juniors   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO