CONTRA EL ATAQUE DE CAMBIEMOS Y METROVÍAS

Subte: la reunión de los metrodelegados confirmó la enorme solidaridad con su lucha

El local de la AGTSyP se vio desbordado por el apoyo de referentes de sindicatos, comisiones internas, trabajadores en lucha, centros de estudiantes, organizaciones de derechos humanos y de mujeres.

Sábado 2 de junio | Edición del día

Como venimos reflejando, la lucha de los trabajadores del subte se ha convertido en un caso testigo. Cambiemos intenta derrotarla para convertirla en un mensaje para toda la clase trabajadora. Pero también, del otro lado, se ha convertido en una referencia para todos quienes la han tomado como una causa propia, para mostrar la voluntad de los trabajadores de resistir esos planes.

Eso quedó confirmado este viernes, cuando la sede del sindicato en el barrio de Monserrat se colmó de organizaciones que acudieron a la cita de los metrodelegados.

La lista es larga, pero vale repasarla. Estaban representantes de sectores en lucha como Cresta Roja, Hospital Posadas, Inti, Río Turbio, tercerizados del FFCC Sarmiento y Latam, Vialidad Nacional; de sindicatos como Ademys, AGD (UBA), Sipreba, y varios Suteba opositores como La Matanza o Tigre, Unión Ferroviaria Haedo, Sutna, Comercio (Rosario), Cicop y Sitraic y de la oposición en Foetra y UTE; las comisiones internas de Mondelez Victoria y Felfort y otras fábricas; juntas internas de distintas dependencias estatales; trabajadores de la UTA opositores de las líneas 60, 720 y la empresa Motsa.

En cambio, fue muy débil la presencia de los dirigentes de sindicatos porteños alineados con el kirchnerismo, siendo que dirigen importantes gremios de la Ciudad de Buenos Aires.

También estuvieron referentes de organismos de derechos humanos como el Ceprodh, la Liga por los Derechos del Hombre, Apdh y Correpi. Además estuvieron presentes referentes políticos de la izquierda, entre ellos los diputados porteños Patricio del Corro y Myriam Bregman (PTS-Frente de Izquierda), que han presentado un amparo que mantiene suspendido el último tarifazo en el subte, así como la diputada nacional Romina del Plá (PO-FIT), Néstor Pitrola (PO-FIT), Laura Marrone y referentes de otras fuerzas de izquierda como el MAS o el MST.

Asimismo, estuvieron representantes de centros de estudiantes como los de Filosofía y Letras y Ciencias Sociales de la UBA, de los terciarios que están en lucha y una delegación del importante colectivo Ni Una Menos, en representación del movimiento de mujeres.

“Vienen a llevarse puesto el sindicato”

En el inicio del plenario, integrantes del Secretariado Ejecutivo del sindicato brindaron un informe de la situación del conflicto. Virginia Bouvet contó que desde que se inició el conflicto, ante la paritaria “a la baja” firmada por la UTA, han realizado 15 aperturas de molinetes y 14 paros. Que el ataque de la empresa ha dejado a 38 trabajadores suspendidos, y además 72 telegramas enviados a compañeros con fueros, entre ellos el intento de despido de 2 integrantes de la comisión directiva y 1 delegado de base, para lo cual Metrovías ha iniciado juicios de desafuero.

Luego Roberto Pianelli aseguró que “vienen a llevarse puesto el sindicato. Ese es el objetivo de los ministerios de Transporte y de Trabajo”. A los ataques que ya conocemos, se sumó uno en las últimas horas: la decisión de que la AGTSyP, así como otros sindicatos simplemente inscriptos, no puedan recaudar la cuota sindical. “Quieren ahogarnos económicamente”, denunció Pianelli, y llamó a apoyar el fondo de lucha de los trabajadores.

También relató cómo la apertura de molinetes y las campañas de difusión habían logrado ganar simpatía entre los usuarios. Pero adelantó que en el próximo plenario de delegados discutirán, además de continuar con esas medidas, la posibilidad de retomar los paros parciales que venían realizando.

Sin embargo, sobre el cierre del encuentro, resaltó especialmente que serán extremadamente cuidadosos en el conflicto. Sus palabras fueron la expresión de que al interior de la AGTSyP se viene debatiendo cuál es la mejor estrategia para ganar la lucha.

Al respecto habló Claudio Dellecarbonara, integrante del Secretariado Ejecutivo por la Agrupación Bordó que integra el PTS junto a compañeros independientes, quien destacó que la lucha del subte se da en un contexto de crisis del Gobierno, y la simpatía que estaban recibiendo de los usuarios: “ven que estamos luchando contra el ajuste que sufren millones”. Además planteó que en el próximo plenario discutirán las próximas medidas, entre ellas nuevos paros del servicio y subrayó la necesidad de realizar un plebiscito o compulsa entre las trabajadoras y los trabajadores del subte, para demostrar lo que el Ministerio de Trabajo no quiere que se sepa: que la AGTSyP tiene la representación de la inmensa mayoría de sus compañeros. Dellecarbonara insistió también en la necesidad de reclamarle a las centrales sindicales un paro activo y un plan de lucha, y destacó la tradición de lucha y la fuerza que tienen los metrodelegados.

Vale recordar que desde el sector de Dellecarbonara vienen planteando desde el comienzo del conflicto una estrategia alternativa a la de la mayoría del Secretariado Ejecutivo. Desde la agrupación Bordó se viene planteando como un tema clave la unidad con los usuarios y la pelea por la opinión pública, motivo por el cual Dellecarbonara fue parte del amparo que frenó el tarifazo junto a Bregman y Del Corro; la importancia de coordinar a los que luchan, para lo cual se propuso la reunión que finalmente se hizo este viernes; el respeto a las decisiones de las asambleas de base, lo cual no siempre sucede en AGTSyP; y fuertes campañas para desnudar las mentiras del Gobierno y la empresa. Con esa fuerte política, realizar no solo aperturas de molinetes, sino también paros escalonados para ganar.

Una enorme solidaridad y propuestas para fortalecer la lucha

Luego fueron interviniendo muchos de los presentes. En muchos de ellos se trataba de trabajadores en lucha, por lo que la propuesta de unir y coordinar a los sectores que están siendo atacados recorrió varias de las intervenciones del plenario. También la necesidad de exigir un paro activo nacional a las centrales sindicales, tanto la CGT como la CTA, que debía incluir el apoyo a los trabajadores del subte y el derecho de huelga.

Referentes del SUTEBA Tigre, Télam, Inti, Cicop, Sutna, AGD-UBA, la Comisión Interna de Mondelez Victoria junto a Gaston Ceballos en lucha por su reincorporación, FelFort y del Sindicato de Comercio de Rosario fueron tomando la palabra para plantear su solidaridad y el compromiso de estar ante nuevos ataques a la lucha del subte. Los choferes de distintas líneas destacaron el ejemplo que significan para quienes rechazan a la burocracia de Roberto Fernández en la UTA. 

Federico Puy, congresal de UTE por la Lista Marrón, planteó la propuesta de que ante el posible paro del viernes 8 de los sindicatos de la CTA, “seamos miles de guardapolvos acompañándolos si toman una medida de fuerza o abren los molinetes, para rechazar cualquier tipo de militarización”. Además destacó la importancia de que los gremios porteños que forman parte de la “Multisectorial 21F”, se sumen a estas iniciativas.

Myriam Bregman, que encabeza la Comisión contra violencia institucional de la Legislatura, propuso una reunión en el sindicato con el resto de los legisladores que la integran, para que los trabajadores denuncian los ataques, sanciones y militarización que vienen sufriendo. Además llamó a “hacer jugar bronca contra el tarifazo que sienten millones de personas” y “rechazar el intento de declararlo servicio esencial, algo totalmente inconstitucional”. Bregman anunció que junto a Patricio del Corro harán un primer aporte de 30.000 pesos al fondo de lucha.

Una de las intervenciones más aplaudidas fue la de Cecilia Palmeiro, una de las integrantes de la Asamblea Ni Una Menos que están organizando la movilización del próximo 4 de junio. Además de reivindicar la importancia de la lucha de las trabajadoras del subte, y de otros sectores, les propusieron que sean oradoras en la importante movilización contra la violencia de género y por el derecho al aborto que se realizará el lunes.

Brenda Hamilton, presidenta del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras, contó las actividades que vienen realizando en las universidades en apoyo al conflicto. “Muchos de los estudiantes son usuarios que sufren el tarifazo, también son trabajadores precarizados y ven con mucha simpatía la pelea que ustedes dan”. Llamó al resto de los centros a sumarse a la campaña que hoy impulsan desde la Juventud del PTS para juntar un millón de firmas en apoyo a la lucha del subte, además de recorrer las universidades con los trabajadores para difundir el conflicto y sumar apoyo al fondo de lucha.

El plenario confirmó la enorme solidaridad que ha despertado la pelea de los metrodelegados. Todos quedaron comprometidos a sumarse a las actividades que decida el plenario de delegados del lunes próximo, y a impulsar acciones de solidaridad y fondo de lucha en sus lugares de trabajo y estudio.

Ese compromiso, junto a la simpatía que crece entre los usuarios y entre miles de trabajadores que los ven como un ejemplo de resistencia a las paritarias de hambre del gobierno, sin dudas les da nuevas fuerzas para seguir su pelea.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO