Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Subte: la pelea por las condiciones de trabajo continúa

La línea C no funcionó desde el miércoles hasta el jueves a la tarde debido a la falta de condiciones por las obras en Constitución. Ayer por la mañana hubo problemas en la D por un tren que cortó una vía aérea. Mientras tanto, Metrovías sigue sin realizar inversiones y atacando a los trabajadores.

Agustina Chaves

Subte Línea D - Agrupación Bordó

Jueves 5 de enero | Edición del día

Que la estación Constitución no da abasto para contener a los más de 100000 pasajeros que transporta por día lo puede ver cualquiera que se acerque hasta allí.

Está situación insostenible obligó al gobierno de la ciudad a realizar obras para adecuar la estación cabecera más importante de la red de subterráneos. Pero como todo lo que emprenden el gobierno de la Ciudad, Sbase y Metrovías, está signado por la falta de planeamiento y la precarización de las condiciones.

Por disposición de los anteriores organismos, la nueva cabecera sería la estación San Juan. Una de las estaciones más pequeñas de la línea, por donde confluirian los cientos de miles de pasajeros y los trabajadores de tráfico, a los cuales la empresa les trasladó las "instalaciones" hasta allí.

Según TN, el reclamo era porque "los trabajadores no están conformes con las comodidades de la cabecera en San Juan". Un repaso de algunas de las comodidades: baños químicos que pierden desechos en el andén de dicha estación, en contacto con los usuarios., faltantes de matafuegos, y un pequeño cuarto de 5x1 metros para 50 trabajadores sin salidas de emergencia. Teniendo en cuenta solo estos tres datos, y que San Juan es una pequeñisima estación que sería cabecera, podemos vislumbrar cual era la situación allí. Cualquier "accidente" podría terminar en una fatalidad.

Ver también: Dellecarbonara: "Con complicidad de Larreta, Metrovías sigue poniendo en riesgo a usuarios y trabajadores"

Por otro lado, ayer por la mañana en la línea D, un tren que fue denunciado estos días por los propios trabajadores por falta de mantenimiento del pantógrafo -dispositivo que tienen en su parte superior los trenes para la toma de corriente del tendido aéreo-, cortó la vía aérea, lo que provocó interrupción del servicio, y después servicio limitado entre Catedral y Carranza. Pero de esto ni Metrovías, ni Sbase, ni los medios de comunicación tradicionales hablaron.

Mas bien se dedicaron a atacar a los únicos que denuncian estás condiciones de horror, los trabajadores.

Metrovías, a través de su vocera Lucía Ginzo, emitió un comunicado tergiversando los hechos y desligándose de toda responsabilidad. Algo que está acostumbrada a hacer, siempre con el aval de Sbase y el gobierno de la ciudad, quienes en realidad deben controlarla. Un claro ejemplo fue hace un mes, cuando un trabajador - el quinto en los últimos cinco años- perdió la vida por la falta de condiciones, y la empresa responsabilizó al propio trabajador.

Desde ese momento, los trabajadores vienen exigiendo a la empresa que invierta lo necesario para que ningún otro trabajador pierda la vida y para que los usuarios viajen en condiciones. La respuesta de la empresa son constantes negativas. El organismo estatal es cómplice.

A raíz de estos sucesos un importante debate recorre las líneas y sectores, los plenarios y asambleas. Como hacer para enfrentar a la empresa y su negativa de firmar un protocolo de seguridad? De qué manera obligar a la patronal a invertir en condiciones de seguridad?

Y aunque este debate no fue saldado al interior de la organización sindical, debido a los constantes giros que imponen los miembros de la mayoría del Secretariado Ejecutivo de AGTSyP, los trabajadores continúan, a través de los métodos históricos de la clase trabajadora, reclamando por sus más elementales derechos.








Temas relacionados

Subte Línea C   /    Subte   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO