Política

PRIVATIZADAS

Subte: Metrovías gastó $ 56.000 en un almuerzo y quiere cobrárselo a los usuarios

El grupo Roggio, propietario de la empresa de transporte, presentó el ticket de una comida en un restaurant de lujo como justificación para la suba del boleto.

Lunes 28 de mayo | 12:48

Metrovías engaña escandalosamente a la población. La empresa que, junto al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ataca a los trabajadores que reclaman por salario, miente descaradamente para justificar el pedido de la suba del boleto.

Hace pocos días se conoció que la empresa justificó sus pedidos de aumento de la tarifa a partir de, entre otras cosas, el ticket de un almuerzo en un lujoso restaurant de Palermo. Aunque usted no lo crea, Metrovías le quiere cobrar un almuerzo de casi $ 60.000 a los usuarios.

La información la dio a conocer la banca del PTS-Frente de Izquierda en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Patricio del Corro, uno de los diputados de ese espacio, lo denunció durante su intervención en una sesión que tuvo lugar el miércoles pasado.

Te puede interesar: Del Corro: “Los ilegales y corruptos son Metrovías y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”

El ticket llega a la Justicia en el marco del amparo presentado por los diputados Myriam Bregman y Patricio Del Corro (PTS-FIT) junto a Claudio Dellecarbonara. Este último es integrante por la minoría de la comisión directiva en AGTSyP, el sindicato del subte.

Hay que recordar que ese gremio viene denunciando el tarifazo que quieren implementar Metrovías y Rodríguez Larreta. Uno de los motivos de la dura represión que tuvo lugar la semana pasada debe buscarse ahí.

El amparo al que dio lugar el Poder Judicial obligaba a Metrovías a presentar los gastos que justificaban el pedido de aumento.

La Parolaccia es el nombre del lugar en el que se llevó adelante el almuerzo. Se trata de un restaurant de lujo que tiene sedes en San Isidro, Puerto Madero, Palermo y Belgrano.

La presentación del ticket por parte de la empresa muestra la impunidad con la que se maneja. Se trata de una verdadera estafa ya que la patronal intenta justificar el aumento del boleto de cualquier modo. Las millones de personas que usan diariamente ese servicio no tienen porqué pagar una cena de lujo de los ejecutivos de Metrovías.

Esto implica una muestra de la impunidad de la empresa que no muestra ningún tipo de prurito a la hora de dibujar números en pos de aumentar tarifas y recibir subsidios. Quedan impugnados todos los números de Metrovías.

Te puede interesar: El dueño de Metrovías procesado, embargado y sin poder salir del país por caso Odebrecht

Lo verdaderamente escandaloso del accionar de los Roggio no se reduce al hecho de presentar el almuerzo como “gasto”. Lo que se pone al desnudo es la escandalosa falta de inversiones en el servicio. Una ausencia que no solo implica enormes perjuicios para millones de usuarios, sino que ha llevado incluso a muertes obreras. Por esa desidia empresarial han fallecido 6 trabajadores en los últimos 8 años.

La impunidad con la que se maneja la empresa se puede entender por la falta total de control por parte del Estado respecto a los gastos de Metrovías. Un falta de control que se arrastra desde los años 90 cuando se privatizó el servicio, que se mantuvo durante los gobiernos kirchneristas y desde el 2012, cuando se hizo cargo el gobierno macrista.

Una muestra más de la necesidad de que el subte y el conjunto de los servicios vuelvan a ser estatales, pero bajo control de los trabajadores y usuarios. Solo así se puede garantizar que no se produzca vaciamientos y estafas por parte los empresarios, que suelen ser avalados por los funcionarios estatales.







Temas relacionados

Tarifazo   /    Roggio   /    Metrovías   /    Subte   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO