Internacional

ECONOMÍA INTERNACIONAL

Suben los precios del petróleo por caída de los inventarios de Estados Unidos

Estados Unidos es el mayor productor de petróleo, y su actividad impacta sobre los fluctuantes precios del crudo, en un marco de sobre oferta global.

Miércoles 23 de agosto | Edición del día

Fotografía:Reuter

Debido a una caída en los inventarios de crudo del mayor productor mundial, Estados Unidos, este martes los precios del petróleo registraron una suba. Aun así, las ganancias del sector fueron limitadas por la reapertura del mayor campo petrolero de Libia, en un marco de exceso de oferta global que desde 2014 mantiene una tendencia a la baja de los precios.

Sin embargo, y para hacer frente a esto, el principal cartel petrolero, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), junto a países no miembros como Rusia, vienen llevando a cabo un pacto de congelamiento de la producción. Este consiste en reducir el bombeo en cerca de 1,8 millones de barriles por día entre enero de este año y marzo de 2018. Los efectos del pacto petrolero para repuntar los precios han sido cuestionados desde un principio porque justamente Estados Unidos es un factor decisivo en el comportamiento de los mismos.

Te puede interesar: El pacto de la OPEP y aliados no logra contener la caída de los precios de crudo
Aunque se espera la publicación por parte del Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés), que será revalidada por los datos gubernamentales de la Administración de Información de Energía (EIA) este miércoles, se prevé un descenso en los inventarios de crudo de Estados Unidos en 3,4 millones de barriles la semana pasada. Alcanzando el octavo descenso semanal consecutivo.

El conocimiento de estos datos impactó en los mercados provocando una suba en los precios. El crudo Brent escaló un 0,4 % para venderse a 51,87 dólares por barril. Los futuros del West Texas Intermediate (WTI), para septiembre ganaron un ,6 % y cerraron a 47,64 dólares por barril.

Mientras, otra noticia conocida ayer, fue la reapertura del campo petrolero Sharara de Libia, que bombeaba hasta 280.000 barriles por día (bpd) en las últimas semanas. Su reapertura podría implicar una suba en la producción de la OPEP.

El rol de Estados Unidos frente al pacto de la OPEP

Estados Unidos no sólo no forma parte del acuerdo que busca reducir la sobre oferta de crudo, sino que sostiene una política contraria. Donald Trump declaró meses atrás que estaría revisando las normas legislativas que limitan el desarrollo energético, para eliminar las restricciones que impiden una mayor producción de petróleo, gas, carbón y otros tipos de energía.

De acuerdo a información publicada por Bloomberg, Trump plantea permitir perforaciones en el mar de Chukotka y en la mayor parte del mar de Beaufort (en el océano Ártico) y en docenas de cañones submarinos de la costa este (océano Atlántico). En su intención de “dominar” la producción energética mundial Trump se mostró decidido a avanzar sobre un área que fue denominada por Barack Obama como "una zona vedada indefinidamente para futuros arrendamientos de petróleo y gas".

Muchos analistas se preguntan si Estados Unidos ¿es el principal beneficiado por el pacto de congelamiento de la producción impulsado por la OPEP?

La pregunta es válida, para intentar reflotar los precios del petróleo que años atrás superaban los 100 dólares por barril y en la actualidad se encuentran entre 47 y 52 dólares (es decir cayeron a la mitad), desde la OPEP decidieron limitar su producción. Pero Estados Unidos no forma parte del cartel ni se propuso limitar su producción, tiene una suerte de “juego propio”.

En ese sentido, la producción de crudo de Estados Unidos ha superado los 9,5 millones de barriles por día (bpd), su nivel más alto desde julio de 2015. Aunque se espera que esta producción encuentre límites y comience a caer, mientras los precios suban el mayor productor petrolero saldrá beneficiado. A pesar de los planes de Trump sobre ir hacia una dominación energética mundial, lo cierto es que en la actualidad un elemento decisivo que pincha los precios petroleros es el exceso de oferta, pero otro factor importante es el especulativo ya que el precio de este commodity fluctúa de acuerdo con el ánimo de los mercados.






Temas relacionados

Donald Trump   /    Mercados   /    OPEP   /    Petróleo   /    Estados Unidos   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO