ROSARIO

Soy un trabajador de Electrolux y quiero expresar el descontento que tenemos

La fábrica Elextrolux presentó en mayo un procedimiento preventivo de crisis que suspendió durante 3 meses a 360 trabajadores. A otros tantos se les ofreció retiros voluntarios. Un testimonio desde la fábrica.

Miércoles 16 de noviembre | 09:28

La empresa multinacional Electrolux presentó en mayo de este año un preventivo de crisis para echar a los contratados, ofreciendo retiros voluntarios y dándonos suspensiones a todos los operarios. Hoy, que ya pasaron las suspensiones, nos vemos sometidos a una mayor flexibilidad laboral. Soportamos el manoseo de los cambios de turno y sector todas las semanas, como si por fuera del trabajo no hubiese vida.

Nos encontramos ante el riesgo de sufrir accidentes debido a los altos ritmos de producción que nos exigen en puestos a los que no estamos acostumbrados.

Cerraron las paritarias y, como siempre, se arregló un aumento miserable en tres veces. La inflación lo hizo desaparecer, y para variar estamos haciendo horas extras y metiendo sábados para poder llegar a fin de mes, dejando prácticamente nuestras vidas en la fábrica.

No tuvimos ningún aumento de los premios (presentismo y producción).Los delegados siempre están por detrás de la situación, responden que no pueden hacer nada, aunque sabemos que es mentira. Encima los tenemos que ver con nuestra misma ropa, como si fueran operarios, paseándose por toda la fábrica sin cumplir ningún puesto. Estamos cansados de enterarnos todas las malas noticias por rumores. Es cuando ya tenemos las cosas encima que lo resuelven con un "no pudimos hacer más". ¡Mentira! Todos sabemos que ellos no nos representan, no están de nuestro lado. No son democráticos porque no convocan asambleas, solo bajan líneas de arriba, y tienen privilegios que no tenemos. Lo mínimo que tendrían que hacer es pensar junto a los trabajadores y las trabajadoras una medida de fuerza para que esta situación se resuelva, pero se cruzan de brazos y esperan.

Aunque nos quieran hacer creer que sólo somos un número más, no es cierto porque cada uno de nosotros somos los que les hacemos ganar millones a la empresa y los que tenemos la producción en nuestras manos. Por eso, hay que organizarnos. Para pelear por nuestros derechos unidos, ya que los delegados no lo hacen.

La situación que vivimos los trabajadores es muy mala. En Electrolux, y en todas las fábricas, se repiten los mismos ataques, las mismas condiciones precarias. Por eso tenemos que organizarnos para cambiar esta situación. Por eso, este 19 vamos a estar en el estadio de Atlanta con el Frente de Izquierda, para salir a la cancha con la izquierda, para demostrar la fuerza de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes.




Temas relacionados

Desde la fábrica   /    Electrolux   /    Rosario   /    Santa Fe

Comentarios

DEJAR COMENTARIO