Géneros y Sexualidades

NOCHE PORTEÑA

Sonica Satana y su explosión de brillantina

La Ciudad de Buenos Aires tiene un mercado rosa poco accesible para la mayoría de las personas LGTBI, pero también tiene todo un circuito under donde artistas forman una contracultura, entre sus estrellas esta Drag Queen brilla con luz propia.

Tomás Máscolo

Candidato a diputado nacional por CABA por el PTS/FIT - @PibeTiger

Miércoles 12 de julio | Edición del día

Fotografía: Chico Ninguno

Lejos de los circuitos que pueden presentar en la web del Gobierno de la ciudad, sin aparecer en la folletería emperifollada que ofrece al barrio de Recoleta para una elite de personas LGTBI que busca un negocio redituable, está ella, este es el relato.

En un fiesta Eyeliner, estaba festejando 5 años de la sanción de la Ley de Identidad, festejando porque se puede acceder a un cambio registral de forma sencilla, porque más de 10 mil personas pudieron hacerlo. Por una noche quería olvidarme que el promedio de vida es de 35 años, que el 90% de las personas trans no terminó el secundario y por eso me pinté los labios para ir a la fiesta Eyeliner.

Te puede interesar: Stonewall, a 48 años de la primer gran rebelión LGBTI

Allí estaba, una Madonna morocha, llena de glitter acaparó toda la pista de baile, la observaba desde el primer piso: esa estrella es de lujo, pensé. Ella se define de otra manera: “Soy profesional, compañera, oscura, feminista y escandalosa”, cada adjetivo calificativo es un fiel reflejo de lo que transmite.

Una estrella que no llora, más bien disfruta de lo que hace, entre un trago y mis preguntas me cuenta que “la mejor experiencia en la noche fue haberme presentado en un desfile en Fiesta Drag y que luego me contrataran para formar parte del staff. No tuve una mala experiencia en la noche trabajando como drag, pero si como marica me ha pasado de sufrir violencia junto con amigos a salida de fiestas o de ir caminando en el día”, relata.

Podes leer: La estación de subte Carlos Jáuregui y la homofobia de cada día

Su relato no me sorprende, pero si me enoja. Esa discriminación a la cual hace alusión Sónica esta avalada en un sentido común reaccionario, como se vio esta semana en la Estación de Subterráneo Carlos Jauregui por parte de una secta religiosa que se llama “Alza tu voz”. Fue el mismo Bergoglio quien comparó a las personas trans con bombas nucleares. Ella, cuando le pregunto por el papa argentino me responde de forma simple: aborto legal, seguro y gratuito.






Temas relacionados

LGTBI   /    Sexualidad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO