Géneros y Sexualidades

GÉNEROS Y SEXUALIDADES

Sólo por un beso: nuevo caso de lesbofobia de la policía tucumana

"Están alterando el orden", dijo un policía a una pareja. Ocurrió en la plaza Belgrano.

Miércoles 14 de marzo | Edición del día

A las 19:30 del martes, en plaza Belgrano, se produjo un nuevo hecho de persecución y lesbofobia en el espacio público a manos de un agente de la Policía provincial.

“Yo estaba con mi novia, estamos tranquilas sentadas en un banco, sin molestar a nadie. Uno que otro abrazo, nos dábamos picos, y pasó una señora de la nada y nos miró con mala cara. Cuando volvió a pasar nos volvió a mirar de la misma manera y al rato vino un policía a decirnos si nos podíamos retirar o irnos más para el medio adónde esté oscuro, para que nosotras dejemos de alterar el orden porque dice que nosotras tenemos que pensar en las criaturas”, dijo una de las jovenes a este diario.

“Nos vino a decir que lo que estábamos haciendo estaba mal. Siendo que no estábamos molestando a nadie, y estábamos tranquila ella y yo, sin hacer más nada que compartir un momento juntas”, agregó.

Una de las chicas comentó que no es la primera vez que le toca enfrentar una situación de lesbofobia en la vía pública. “Nos acostumbramos a eso, pero no tiene porqué ser así. Cada uno es dueño de hacer su vida como quiera, de estar con cualquier persona, y nadie te puede venir a decir que tenés que hacer vos, o con quien estar. Es decisión de cada uno, es una plaza pública”, afirmó.

La persecución y lesbofobia en los espacios públicos se reflejan en numerosos casos, donde inclusive el Estado se entromete haciendo de portavoz de la ideología reaccionaria de la Iglesia Católica sobre la diversidad sexual. Esto incluso se lleva a la judialización como es el caso de Mariana Solange Gómez, detenida y procesada sólo por besarse con su compañera Rocío Girat.







Temas relacionados

Lesbofobia   /    Tucumán   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO