Géneros y Sexualidades

OPINIÓN

Solo por un beso lésbico: detenida y procesada

Mariana Solange Gómez junto a su compañera y esposa Rocío Girat son las caras visibles de una violencia institucional que no cesa.

Martes 13 de marzo | Edición del día

El 2 de octubre de 2017 Mariana es reducida por un policía llamado Jonhatan Rojo, quien la acusa de estar fumando en un lugar no permitido.

Mariana estaba fumando como muchos más a su alrededor, y besándose con su esposa Rocío. Es por esto que la reducen, golpean y llevan a la comisaría. Luego de unas horas (de calamidad) y gracias a la movilización en las calles es liberada sin embargo queda procesada por resistencia a la autoridad y lesiones.

El protocolo de seguridad de Patricia Bullrich le da la legitimidad a las fuerzas de seguridad para actuar y es una secuencia de acciones de cómo lo tienen que hacer. La persecución es la respuesta a quienes no nos ajustamos a la norma impuesta. La heterosexualidad no debe ser algo obligatorio.

La igualdad ante la ley no es igualdad ante la vida

Mariana y Rocío se casaron porque se los permite una ley de matrimonio igualitario que se consiguió con la lucha en las calles en el año 2010. Aún así no tuvo ningún derecho a la hora de ser escuchada cuando a su esposa la trataron de varón, la golpearon y se la llevan esposada. Rocío acude a la comisaria pidiendo información, el oficial de turno le responde que sólo a familiares, siendo ella esposa le exigen una constancia de certificación ¿Sorprende? Pues no, porque la mera obtención de leyes en un estado burgués y de clases no es garantía de una vida “más igualitaria”.

Luego de varias audiencias en las que a Rocío no le dejan dar su testimonio, mientras abundan las contradicciones por parte de los policías.

Así llegamos a un 7 de marzo donde salimos a las calles por la absolución de Higui y Justicia por Diana Sacayán; y nuevamente el 8M las mujeres, lesbianas travestis y transexuales hicimos temblar la tierra en el segundo paro internacional de mujeres.

Pese a esta enorme fuerza desplegada, el 9 de marzo le notificaban a Mariana que la Jueza María Fontoba de Pombo daba por finalizada la investigación, y Mariana seguiría procesada por la (in)Justicia, según dictaba el Tribunal de la Cámara de apelaciones de la ciudad de Buenos Aires.

"La discriminación, persecución y criminalización de las personas lgtbi no es nueva y estamos convencidas de que si esta causa avanza es una antecedente nefasto, que avasalla con los derechos constitucionales", manifestaría Rocío al conocer la decisión de la jueza.

Las activistas lgtb, lejos de confiar en las instituciones del estado, creemos que es necesario organizarnos para enfrentarlo. Es por eso que estamos de piela, porque no queremos más presas por besarse, ni defenderse, ni queremos más muertas por crímenes de odio.

Un comunicado difundido por la asamblea lésbica sostiene que "El delito" de fondo es un beso entre lesbianas, aunque lo revistan de excusas. La acusan de lesiones agravadas porque el cana que la detuvo dice que lo agredió con las tetas. De no creer, pero la justicia argentina da para todo”.

En dicho comunicado convocan a concentrar el próximo viernes a las 18:30hs en el piso 3 de la Mutual Sentimiento (Federico Lacroze y Corrientes, al lado del ferrocarril).







Temas relacionados

Lesbianas   /    lesbiana   /    LGTBI   /    Sexualidad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO