Sociedad

ABUSOS EN LA IGLESIA

Solicitan al Congreso informes sobre Sidders, el cura facho acusado por abuso sexual en La Plata

Diputados del Frente de Izquierda Unidad presentaron un pedido de informe al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y a la ministra de Seguridad, Sabina Frederic sobre la situación del cura como capellán de Gendarmería y su ejercicio sacerdotal.

Lunes 31 de agosto | 18:56

En el informe, que lleva las firmas de los diputados Romina del Plá y Nicolás del Caño, requieren precisión sobre su situación actual tanto en su función como cura y como capellán de Gendarmería Nacional, dado su traslado a la ciudad de Puerto Iguazú a prestar servicios en el Obispado de dicha ciudad, entre otras tareas como capellán castrense.

Así mismo solicitan detalles de lo actuado por el ministerio de Seguridad al haber tomado conocimiento de la presentación judicial que pesa en su contra, como así también sobre los ingresos económicos mensuales que recibe en la actualidad, “provenientes del Estado- sea de manera directa o del sostenimiento privado del culto católico”.

Cabe recordar que Raúl Sidders desarrolló su tarea sacerdotal en la escuela San Vicente de Paul, en la ciudad de La Plata, durante 20 años. Actualmente se encuentra en la ciudad de Puerto Iguazú para cumplir funciones en el Obispado
Luego de que varios ex alumnos y alumnas dieran a conocer testimonios sobre abusos y acosos de exalumnos por parte de Sidders, fue denunciado penalmente por abuso sexual agravado. Ante esta situación tanto el Arzobispado de La Plata como el de Puerto Iguazú decidieron hacer una acérrima defensa del cura, aduciendo que las denuncias que recaen sobre él son falsas noticias.

Tanto Víctor Fernández, máximo representante de la iglesia platense y mano derecha de Bergoglio como Nicolás Baisi (su par misionero y exobispo auxiliar suyo hasta hace unos pocos meses), hacen honor a una práctica sistemática por parte de la jerarquía eclesiástica de intentar ocultar bajo la alfombra cualquier hecho que involucre a uno de los suyos, con desmentidas y una efusión negativa de la cuestión.

En este caso, con inusual rapidez, ambos jefes eclesiásticos, de larga trayectoria en encubrir curas abusadores en La Plata, han salido a proteger a Sidders, en un acto de revictimización de quienes, luego de muchos años de silencio, dolor e incluso vergüenza han decidido denunciar y dar pelea.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO