Mundo Obrero

MENDOZA

Soledad Díaz: "En mi escuela la Iglesia se sentía con el poder de decidir en los horarios de la institución"

La docente despedida de su escuela en San Rafael relató a La Izquierda Diario los hechos que derivaron en su despido, tras que objetara la realización de misas en horario escolar en una escuela pública. "No voy a bajar los brazos hasta que esto termine en algo justo y que se vuelva público a nivel nacional", asegura.

Jueves 2 de agosto | 15:50

Desde La Izquierda Diario, dialogamos con Soledad Díaz, docente separada de su cargo en la escuela “Pedro Scalabrini” del Sosneado, tras oponerse a que se realicen misas en horario escolar.

Esta intromisión de la Iglesia católica en la educación pública está prohibida tanto por la Constitución provincial como Ley de Educación, que garantizan la Educación Laica en la provincia. Sin embargo, en la escuela se realizó una misa en horario escolar, lo que fue objetado por la docente. A continuación la docente nos relata cómo se desarrollaron los hechos que desencadenaron en su despido injustificado.

"Yo actué desde una escuela pública laica en un simple accionar de defender los derechos de los niños. La situación se tornó bastante intensa desde el momento en que se hace una denuncia y reuniones con padres para cambiar el horario de misas que estaba dentro del horario escolar. Empezamos a sufrir una seguidilla de presiones y acusaciones injustificadas que generaron un desgaste moral y psicológico en el trabajo", relató Soledad sobre los hechos que terminaron en su despido.

Soledad continúa su relato comentando que "la peor parte de todo es sentirnos solas con mis colegas, ya que al pedido de ayuda a la jerarquía nadie se presento en la institución, nadie intervino, nadie hizo una mediación con el directivo que nos atacaba permanentemente con situaciones totalmente injustas".

no son los únicos hechos, no soy la única persona que nota esto porque hasta la directora de escuelas primarias presento una denuncia por situaciones similares.

Foto: LV18

"Ante esta soledad y el vacío de la Dirección General de Escuelas, se hace presente la APDH y yo como miembro, llevo este problema y se presenta la denuncia por este hecho puntual. Después de esto, la situación de hostigamiento se sigue haciendo cada vez más intensa y seguíamos con el vacío de nuestro Estado, que brillaba por su ausencia y que daba pie a que esto siguiera. Hicimos intervenir el abogado sindical que nos llevaba las situaciones de descargo, nos asesoraba permanentemente e intervenía con este directivo, pero todo esto fracasó al punto de llegar al momento de negarme la renovación de la continuidad, con argumentos totalmente nefastos e infames sobre mi persona y mi compañera", relata Soledad sobre las respuestas que obtuvieron del Estado provincial ante las denuncias presentadas.

Te puede interesar: Despiden a docente en San Rafael por oponerse a que se realicen misas en horario de clase

"Este hecho también va a derivar en denuncias penales hacia la Dirección General de Escuelas y para que el directivo en su nombre se haga cargo de todos los daños que se puedan producir. También va a surgir una denuncia desde el INADI primero porque es un acto de discriminación hacia los niños y en segunda instancia hacia mí, por el acoso que sufrí y por dejarme sin trabajo por visibilizar lo que sucedía en la escuela. Por ahora estoy sin trabajo y avanzamos desde lo legal y haciendo pública esta situación, el abandono del estado en situaciones graves como estas, y la ausencia de resolución de una situación de apriete. Esta ausencia trajo consecuencias a nivel psicológico y emocional ya que mi compañera y yo quedamos afectadas, ella ha pedido el cambio de escuela porque no puede trabajar ahí ya que su psiquiatra no se lo recomienda. Esto nos afecta muchísimo porque el Estado sigue ausente, porque por más que he salido por un montón de medios no he tenido respuesta y no se han pronunciado ni a favor ni en contra, ni han pedido disculpas a mi, a mi colega, o a los niños".

- ¿Cómo continúan estas denuncias?

Yo se que lo administrativo y lo legal tiene su tiempo pero hay que esperar. No voy a bajar los brazos hasta que esto termine en algo justo y que se vuelva público a nivel nacional. Porque el gobierno tiene que responder y dejar de estar ausente, no son los únicos hechos, no soy la única persona que nota esto porque hasta la directora de escuelas primarias presento una denuncia por situaciones similares. Esto es un desgaste que se está produciendo en el sistema y en nuestro colegas porque nadie se anima a denunciar por perder el trabajo, el sueldo.

- ¿Cómo crees que continúa la lucha por la separación de la iglesia y el estado que está vinculado con tu caso y la intromisión que tiene la iglesia católica en las instituciones públicas?

En particular apoyo este proyecto y desde la APDH estamos a favor del mismo. En mi escuela la Iglesia se sentía con el poder de decidir en los horarios de la institución. El proyecto trata sobre la financiación, yo creo que eso va a lograr.







Temas relacionados

DGE   /    San Rafael   /    Iglesia Católica   /    Docentes   /    Mendoza   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO