Política México

DESIGUALDAD

Slim más rico y el pueblo más pobre

Mientras el encarecimiento de la vida no para de aumentar y el salario que perciben las grandes mayorías es cada vez más insuficiente, el empresario Carlos Slim aumenta su fortuna en un 26%.

Viernes 29 de diciembre de 2017 | 16:35

En el 2016 según el Coneval, cuyos métodos de medición han sido cuestionados en diferentes ocasiones, se contaban en México 53.4 millones de personas viviendo en condiciones de pobreza, esto equivale al 43.6% de la población del país y 9.4 millones de personas en pobreza extrema, o sea el 7.6%.

En realidad no sabemos a ciencia cierta si estos datos son correctos, para el Coneval una persona que no tiene acceso a la educación o a la salud, pero puede comer todos los días, no es considerada pobre, tampoco lo es una persona que entra a trabajar antes de que salga el sol y regresa a su casa cuando éste ya se metió, si lo que gana le alcanza para alimentarse.

A pesar de que el salario mínimo aumentó este mes $8.32 -de $80.04 a $88.36- sigue siendo completamente insuficiente para cubrir las necesidades de las familias mexicanas, la canasta básica per cápita cuesta hoy en día alrededor de $94, seis pesos por encima del ingreso mínimo que deberían percibir un trabajador o una trabajadora.

¿Y qué pasa cuando hay sólo un ingreso en una familia con tres, cuatro o hasta seis bocas más que alimentar? ¿O qué pasa cuando el trabajador o la trabajadora no tienen ni tan siquiera un contrato y pueden ser despedidas de la noche a la mañana?

Bien, pues seguro que carlos Slim nunca en su vida ha tenido que cuestionarse estas cosas. Hoy en día el magnate es dueño de empresas como Sears, Samborns, Telmex, American Movil entre otras. Es también la séptima persona más rica en el mundo y la primera más rica en Latinoamérica.

Según el Índice de Millonarios de Bloomberg la riqueza de Slim es de 62,700 millones de dólares, lo cual equivale a:

  • 14 millones de salarios mínimos
  • 4896 ingresos anuales de una familia mexicana promedio
  • 16 Aston Martin Valkyrie, el carro más caro del mundo

Seguramente este empresario, como muchos otros, se repite cada mañana para poder vivir con su conciencia limpia, que todos sus millones los ha conseguido a base de sudor y esfuerzo, esto no es del todo mentira, sus más de 13 mil millones de canastas básicas fundidas en dólares, han sido producto de mucho sudor y mucho esfuerzo, pero no suyos.

Para que en este mundo las 8 personas más ricas posean la misma cantidad de dinero que el 50% de la población más pobre, debe haber otra explicación que no consista en el clásico discurso de “esmérate y tendrás éxito” que cada vez se cae más a pedazos. Slim no es multimillonario a causa de sus virtudes, ni mucho menos de su ardua labor. Slim es rico porque más de la mitad de la población latinoamericana es pobre.

Te puede interesar: Para empresas como Nestlé, los pobres son negocio

Ese 1% mantiene sus privilegios a costa de los derechos más básicos de las grandes mayorías en este mundo, iniciando guerras y conflictos armados en los países más oprimidos, legalizando la subcontratación con la cual los patrones no tienen que asegurarle ninguna garantía a los trabajadores, manteniendo la brecha salarial entre hombres y mujeres y el trabajo doméstico como obligación divina de las mujeres.

Porque es el Estado el que se encarga de aprobar las leyes de ajuste y encarecimiento que golpean al pueblo pobre y trabajador, aprobadas en la cámara de diputados y senadores, es que Sulem Estrada y Miriam Hernández, las dos trabajadoras, estás buscando un lugar en el Congreso de la CDMX, para que exista una real oposición a los políticos que se favorecen con nuestra miseria y para que se escuche la voz de los trabajadores, la juventud y las mujeres.

Te puede interesar: Que se escuche la voz de los trabajadores, las mujeres y la juventud

Es ridículo que quienes trabajan lo hagan con jornadas desmedidas y salarios raquíticos mientras que un grueso de la población ni siquiera tiene acceso al trabajo, por eso Sulem y Miriam proponen que todos y todas trabajemos 6 días a la semana 5 horas al día y que nuestro salario sea acorde a la canasta básica.

Te puede interesar: Voces de trabajadoras: trabajar 6 horas 5 días a la semana

Es impensable también que el Estado le ofrezca créditos a quienes se quedaron sin un techo tras los sismos de septiembre. Mientras los millonarios crean empresas fantasma para salvarse de sus impuestos, para las Anticapitalistas al Congreso, la reconstrucción debe pasar por impuestos progresivos a las grandes fortunas como la de Carlos Slim y todos aquellos empresarios que se enriquecen a costa nuestra.

Por más acostumbrados que estemos al sistema de explotación capitalista en el que vivimos, quienes impulsamos la planilla de Anticapitalistas al Congreso, sabemos que no es natural que mientras niños mueren de inanición haya unos cuantos parásitos que podrían comprar 100 veces lo que se podrán comer en toda su vida y estamos convencidos que mediante la organización de los sectores más explotados y oprimidos podemos construir una realidad diferente.






Temas relacionados

Elecciones 2018 CDMX   /   Anticapitalistas al Congreso de la CDMX   /   Miriam Hernández   /   Coneval   /   Sulem Estrada   /   Política México   /   Elecciones 2018 en México   /   Carlos Slim   /   Pobreza   /   Desigualdad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO