Mundo Obrero Chile

CULTURA

Sindicato GAM en lucha contra la precarización a la mujer trabajadora

Este lunes hubo una nueva jornada de movilización en Centro Cultural GAM, contra la precarización a sus trabajadoras.

Martes 6 de febrero

Lunes 5 de febrero, 10 am. Las y los trabajadores del Centro Cultural Gabriela Mistral se empiezan a congregar en la plaza central del edificio. Hay un ánimo exaltado en el ambiente: es la tercera jornada de movilización en el espacio, ya que desde hace un par de semanas vienen denunciando muchas situaciones irregulares.

Discriminación laboral a las mujeres madres; subcontrato y trabajo precario a mujeres haitianas del personal de aseo; violencia por parte de los guardias a trabajadores, personas en situación de calle y dirigentes sindicales, son sólo algunos de los problemas que hoy visibilizan las y los trabajadores del otrora “centro de las artes, la cultura y las personas”.

El personal realizó una asamblea donde se prepararon para la reunión con los directores del centro. Luego de la asamblea, elaboraron junto a estudiantes militantes de Pan y Rosas, un lienzo que decía:

GAM: #ConNuestrasMamásNo ¡Basta de discriminar a las mujeres trabajadoras!

Dicho lienzo fue colocado en el frontis del edificio, bajo las calcomanías que contienen demandas sociales como #NiUnaMenos. Calcomanías que, a la luz de las prácticas denunciadas por el sindicato, dejan en evidencia que son un somero saludo a la bandera, sin hacerse cargo de lo que implica realmente, ni una menos sin trabajo digno, ni una menos sin el bono complementario de sala cuna.

Javiera Rivas, Secretaria de Comunicaciones del Centro de Estudiantes de Bachillerato de la Universidad de Chile y militante de Pan y Rosas, fue a apoyar la movilización. Declaró a La Izquierda Diario: “Es importante recalcar el rol que ha jugado la comisión de mujeres: bastó con que una trabajadora alertara por lo del bono, y todas las compañeras de la comisión salieron a responder, encarando junto al sindicato esta problemática. Esto demuestra que las comisiones de mujeres, no solamente son el espacio práctico para la organización y conquista de demandas de las trabajadoras, sino además tensionan al conjunto del sindicato a tomar las demandas de las mujeres como un problema común y así también cuestionar el machismo entre los trabajadores”.

Una de las dirigentas del sindicato, Claudia Ochoa, nos comenta a la Izquierda Diario: “Nuestro petitorio, si lo vemos críticamente, es mínimo: sobre el pago del bono compensatorio de sala cuna, solamente estamos pidiendo que se cumpla lo que estipula la ley, el pago del 100% y retroactivo a las trabajadoras. Por otra parte, respecto de los privilegios que se asignan los jefes y directores, como cheques de restaurante, ganando sueldos de entre 2 y 6 millones de pesos mensuales, nos parece sencillamente inaceptable, ya que además vulnera los acuerdos pactados en el proceso de negociación colectiva. Sumado a esto, queremos que dejen de descontarnos los cheques a nosotros cuando tenemos licencia o días administrativos”.

Simón Bousquet, presidente del sindicato señaló que “en los otros puntos del petitorio, como es el terminar con la sobrecarga laboral en los equipos, el anexo de cometidos y el fin al subcontrato en el GAM, ponemos énfasis en qué proyecto cultural es el que realmente levanta el GAM: ¿uno ligado al mercado o uno ligado a las personas? Queremos condiciones dignas de trabajo, pero también queremos abrir este centro a las personas que hoy no tienen la oportunidad de ser audiencia, de asistir y ver teatro, danza, exposiciones; hoy los trabajadores no tienen tiempo para el ocio, para la cultura. Nuestra batalla también es por ellos y ellas”.

La reunión con los directores del Centro Cultural no estuvo exenta de polémica: dos de ellos, Patricio Soto y Cristián Uribe, tuvieron que volver de vacaciones para abordar el conflicto. Por otra parte, Felipe Mella, director ejecutivo del centro, ex Partido Socialista y que hoy hace guiños a la derecha para mantener su cargo, llegó de un viaje para sentarse con la directiva sindical, totalmente a regañadientes.

Además de, por supuesto, haber respondido efectivamente solo a uno de los puntos: el del bono de sala cuna complementario, sin considerar los problemas asociados a la maternidad en el espacio laboral. El resto de los puntos será resuelto en próximas reuniones, pero mientras el conjunto del petitorio no se entregue, la movilización continuará.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Centro Cultural - GAM   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO