Política

EDITORIAL

Sinceramente, la deuda se paga con hambre

Escucha la editorial de Gastón Remy en Pateando El Tablero la izquierda en radio, todos los sábados de 10 a 12 hs por Ahora FM, 107.3.

Domingo 12 de mayo | 11:03

La carta de Macri enviada a los gobernadores, fuerzas políticas, sindicatos y a la iglesia, tuvo la pronta respuesta de los dueños del país que saludaron la iniciativa de uno de los suyos.

No podía ser de otro modo, los diez puntos de la misiva destacan un compromiso por seguir reduciendo los impuestos a la clase empresarial, una reforma que reduzca derechos laborales y salarios, junto con una vuelta de rosca más sobre los jubilados como hicieron a fines de 2017.

El punto central de la letra escrita de Cambiemos es el pago de la deuda externa. Y sobre el mismo no hay diferencias, no solo en el empresariado que vive de los negocios de la deuda; sino también entre las principales fuerzas políticas patronales.

El PJ Federal de Pichetto y Urtubey fue uno de los primeros que saludó la iniciativa PRO y esta semana amplió la mesa chica recibiendo al ex candidato presidencial, Daniel Scioli, quien estampó su firma a la carta de Macri. Ellos confirmaron al igual
que Lavagna su voluntad de honrar la deuda.

El sincericidio de los pagadores seriales

Desde el kirchnerismo si bien plantearon su rechazo a la propuesta oficial, la ex presidenta en la presentación de su libro omitió hablar de la deuda externa que es el problema central que nos atraviesa; tampoco hizo mención del FMI que se instaló en
el país como garante del ajuste para que cobren la deuda los especuladores.

Sinceramente hablaron sus ex ministros de Economía, Kicillof y Álvarez Agis, quienes en más de una ocasión dejaron en claro su voluntad de cumplir con la deuda. Ofrecen su experiencia de pagadores seriales frente a una renegociación de los plazos de pago si es necesario.

Argentina tiene que afrontar pagos de deuda por 40.000 millones de dólares, el 10 % del PBI, hasta por lo menos el 2026, y no hay forma de contar con esos fondos mientras persiste la fuga de capitales record y la salida de dólares por la remisión de ganancias de las multinacionales, con exportaciones y un ajuste brutal del gasto público que no alcanzan, lo cual va configurando un viaje en el Titanic como en 2001.

Refinanciar la deuda o renegociar no es garantía para evitar el choque que profundizará la situación de hambre y pobreza de las mayorías. La presencia del gendarme FMI implica nuevos recortes sobre la educación, la salud, la obra pública, las jubilaciones con el único fin de seguir pagando a los usureros.

Medidas de fondo

Sin romper con el fondo y sin dejar de pagar la deuda no hay chances de evitar un nuevo naufragio.

Esta medida frente a la deuda que plantea el Frente de Izquierda va acompañada de la nacionalización de los bancos creando una banca estatal única, gestionada por los trabajadores, con el fin de frenar la fuga de capitales -que facilitan los bancos -, y evitar una confiscación a los ahorristas, reorientando el crédito a los pequeños productores y promoviendo créditos a tasas accesibles para el consumo popular.

Pero además hay que afectar los intereses de los principales grupos exportadores que controlan cerca del 50 % de las ventas al mundo, implementando el monopolio del comercio exterior, reorganizando de esta manera el manejo de la entrada y salida de los dólares que necesita el país para poder funcionar.

Gerardo el mejor alumno

Sobre estas medidas estructurales se plantea también la pelea con los gobernadores que son los mejores alumnos de la carta de Macri, sean de la UCR o del PJ.

En Jujuy Gerardo Morales ya implementó un congelamiento de la planta de los estatales, sostiene paritarias que deja a los salarios por detrás de la inflación y con mínimos que cubren la mitad de la canasta familiar, una política miserable que no va más.

Sin embargo, este ajuste fiscal se profunda con la llegada del FMI que en la provincia implica que no haya dinero para construir escuelas, que las vacunas se recorten un 50 %, al igual que las becas progresar, dejando a cada vez más jóvenes sin el derecho a estudiar.

Morales cumpliendo con las órdenes de los empresarios les redujo los ingresos brutos un 40%, a los empresarios del tabaco les permite no pagar aportes patronales a sus trabajadores –desfinanciando la caja del Anses- y a las multinacionales mineras apenas les cobra el 0,9 % de regalías sobre los millones de dólares que facturan por año.

Esta transferencia de recursos a los sectores más concentrados no redundó en un círculo virtuoso de “inversión y empleo”. Por el contrario, solo desde noviembre hasta febrero hubo 3200 despidos en el sector privado y pulpos como el grupo Glencore que opera Mina El Aguilar cerró la fundidora en Palpalá dejado 144 familias en la calle y esta semana afrontó el paro de los mineros que denunciaron el vaciamiento de la empresa.

Con un impuesto del 15 % a la facturación anual de los ingenios, mineras y afectando el millonario Fondo Especial del Tabaco se pueden construir las 400 escuelas que hacen falta y crear 10.000 puestos de trabajo

Un consenso de (y para) las mayorías

Ellos tienen su consenso ajustador, nosotros necesitamos uno nuestro que afecte los intereses de los grandes empresarios y terratenientes como propone el Frente de Izquierda.

Pelear por una Ley que prohíba los despidos y las suspensiones esta a la orden del día para defender los puestos de trabajo en el comercio, en los servicios y en la industria.

Con un impuesto del 15 % a la facturación anual del ingenio Ledesma, las mineras y afectando el millonario Fondo Especial del Tabaco se pueden construir las 400 escuelas que hacen falta y crear 10.000 puestos de trabajo con un plan de obras públicas gestionado por los trabajadores.

No nos resignamos, sabemos que la fuerza social para lograrlo está en la organización de los trabajadores, las mujeres y la juventud, con ustedes queremos volver a hacer historia fortaleciendo al Frente de Izquierda en la legislatura y los concejos, como parte de un construir una fuerza política propia. Es hora de darlo vuelta todo.







Temas relacionados

Gerardo Morales   /    Deuda externa   /    Mauricio Macri   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    FMI   /    Opinión   /    Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO