Géneros y Sexualidades

ENTREVISTA

Sigue la violencia policial y judicial contra la mujer atacada en San Miguel

Analía de Jesús fue acusada de homicidio luego de ser atacada por 10 hombres, el caso está plagado de irregularidades y su familia exige justicia.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Ana Laura Caruso

@Analaura2499

Jueves 12 de enero | Edición del día

El caso de Analía de Jesús, Higui para los amigos, se asemeja mucho al de Natalia Gaitán. Pero esta vez, ella quedó viva. Quedó viva y acompañada por sus familiares que están denunciando el maltrato que recibió no sólo por parte de la policía sino también por el Juez y los fiscales Alvarez y Muños de la causa.

El comienzo de la injusticia

Analía de Jesús sigue presa. Fue salvajemente atacada por 10 hombres, el 16 de octubre del 2016 en el partido de San Miguel. Ella se defendió y uno de sus agresores murió en ese momento. Otro de los atacantes radicó una denuncia en San Miguel y la causa fue caratulada como homicidio. No pudo permanecer con prisión domiciliaria hasta el esclarecimiento del caso y no se tuvo en cuenta en el hecho la defensa propia.

Durante su detención tuvo que enfrentar diferentes maltratos, estuvo una semana sin atención médica. La ropa que llevaba al momento de ser atacada no forma parte de las pruebas. Mientras estuvo detenida en la comisaría 2da. de San Miguel durmió en una cama de cemento, luego fue trasladada al penal de San Martín donde continúa con prisión preventiva. Sólo encontró solidaridad con algunos presos del lugar que le prestaron ropa.

La familia de Analía de Jesús, pese a las amenazas de los familiares del agresor fallecido y el resto de los atacantes, comenzó a organizarse. Ya en contacto con la Defensoría de Género hicieron un llamado amplio a sumarse a pelear por este caso, conformando una mesa de trabajo del cual forman partes diversas organizaciones de mujeres, LGBT, sociales y políticas.

La izquierda diario entrevistó a S., A. y M., madre y hermanas de Analía de Jesús, que estaban siendo acompañadas por Carolina Abregú de la Defensoría de Género.

¿Cuál es la historia de Analía de Jesús en Mariló?

M: A Analía le gusta el fútbol, de ahí tenía muchos compinches. Ella vive en Barrufaldi , antes vivía en Mariló, para los vecinos tenía una imagen de “marimacha”, la discriminaban y la insultaban. Hace 20 años tuvo un episodio que la marcó mucho, intentaron pegarle entre 7 vecinos y ella se defendió, pero por eso se tuvo que ir a otro barrio.

¿Cómo fue ese episodio de violencia que sucedió años atrás?

A: En ese momento le dieron tres puñaladas y ella por miedo en el hospital declaró que le intentaron robar. Vivíamos toda la familia en el barrio y quiso protegernos. Al igual que con el caso de ahora, se tuvo que ir porque nadie la defendió en ese momento, e intentaron culparla a ella. La acosaron por ser lesbiana y a una amiga de ella le pasó lo mismo.

¿El caso que sucedió en Octubre del año pasado cuenta con muchas irregularidades?

A: Sí, por ejemplo las únicas declaraciones que contiene, una es de uno de los agresores y las otras de sus parientes. Declararon dos mujeres, una es la hermana y otra es la esposa de uno de los agresores, Sandro, que además fue quien hizo la denuncia presentándola como una gresca entre dos personas. Higui contó otra cosa que no está en la declaración pero solo se tomaron esas denuncias para dejar esa carátula.

S: Analía recién declaró al otro día del hecho estando muy mal de salud cuando el Juez la trataba de borracha y negándole el derecho legítimo que tenía a tener acceso a ver a un médico, diciéndole “Vos no tenes nada De Jesùs, te duele la cabeza, por todas las cervezas que te tomaste”.

A: Si, y la policía no se quedó atrás, el día que la llevaron se burlaba de ella cuando les contaba como la atacaron y de los dolores que tenía. Los fiscales sólo pidieron un estudio para medir el porcentaje de alcohol que tenía en el cuerpo, pero no la trataron por los golpes, moretones y dolores que tenía.

M: El día después en la comisaría ella estaba aterrada, no podía declarar por lo que le hicieron los tipos.

¿Cuál fue el rol de los medios de comunicación hasta ahora en el caso?

Abregú: La familia necesita visibilizar a Analía. Sin recurrir al morbo de algunos medios masivos, la familia quiere que se muestren las imágenes de ella detenida para mostrar en el estado en que estaba en la comisaría, la misma que le negó atención, pero que también se sepa del caso en todos lados. Queremos mostrar el tema de la visión por parte de la justicia, esta justicia machista y patriarcal que vivimos denunciando las personas que militamos en contra de la violencia de género, donde una mujer no puede tomar alcohol, no puede defenderse, en ningún lado de la causa está descripto cómo estaba Analía cuando llego a la comisaría, ni de sus golpes.






Temas relacionados

Libertad para Higui   /    LGTBI   /    Sexualidad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO