Mundo Obrero

DESPIDOS CARGILL

"Si esto no se resuelve vamos a incrementar la lucha y seguramente evaluaremos parar solidariamente en otras plantas"

La Izquierda Diario acompañó la caravana aceitera contra los despidos y dialogó con Carlos Vallés, miembro de la directiva del Sindicato Aceitero de Rosario y de la Comisión Interna de Dreyfus General Lagos

Miércoles 21 de marzo | 16:59

Desde temprano comenzaron a sonar por el centro rosarino los bombos y las bombas de estruendo. Trabajadores con rostros indignados entonando canciones de unidad y de lucha se concentraban en las oficinas de Cargill junto a distintas organizaciones sociales y políticas. Son los aceiteros que irrumpen, por primera vez desde el fin de la conciliación obligatoria de la semana pasada, en el casco céntrico de la ciudad para defender los puestos de trabajo mientras mantienen el acampe en Villa Gobernador Gálvez.

¿Por qué la movilización a la Bolsa de Comercio?

Decidimos concentrarnos esta mañana en la oficina administrativa de Cargill, para dar una demostración de que no estamos de acuerdo con los despidos, resolvimos hacer esta movilización y demostrarles a los administrativos que acá están sus trabajadores, los mismos que generan las riquezas para que ellos cobren el sueldo que están cobrando. Decidimos hacer esta movida con el Sindicato, los compañeros que están en lucha, con el PTS, los compañeros de los movimientos sociales y todos los que están siempre en la lucha. Y llegamos hasta la Bolsa de Comercio que es el lugar donde se mueven los granos y toda la riqueza de esta zona.

¿Qué análisis hacés del ataque de Cargill a los aceiteros?

Nosotros creemos que este ataque de Cargill es la punta de lanza para intentar disciplinar al conjunto del sindicato. Hoy se ve reflejado en el ataque de Cargill contra los compañeros despedidos. Y está claro que no es un problema de dinero, porque Cargill es la que más facturó, y la que más ganó y las políticas favorecieron a toda la agroindustria. Por ejemplo, te tiro un dato de Dreyfus, solamente con la quita de retenciones gano $694.000 millones el año pasado. Solamente con la quita de retenciones, pero después también está la devaluación, el precio de los commodities y un montón de cosas que favorecieron a todas estas empresas.

Entonces no estamos hablando de una cuestión de dinero, sino que, como viene pasando con otros sindicatos, desde el gobierno nacional lo que quieren es disciplinar. En el caso nuestro, porque el sindicato es referente en la región y es referente de la Federación, y la Federación es una referencia nacional. Entonces lo que buscan es disciplinarnos.

aceiteros_en_sede_cargill_-_plano_amplio_-_reducida.jpg

¿Cómo sigue la pelea contra los despidos?

Bueno, hoy los compañeros despedidos están en la puerta de Cargill, estamos con huelgas intermitentes dentro de la planta, y a medida que pase el tiempo si esto no se resuelve vamos a incrementar la lucha y seguramente evaluaremos parar solidariamente en otras plantas que pertenecen al Sindicato Aceitero de Rosario, como Bunge, como Dreyfus, como Molinos Río de la Plata, vamos a parar en solidaridad con Cargill.

Y una última cuestión: la conciencia de nuestros trabajadores es lo que nos mantiene en esta lucha y nosotros vamos respetar lo que nos digan los trabajadores en asamblea como lo venimos haciendo. Este ataque, no es solamente político que busca disciplinar al sindicato, sino que también van por las Comisiones Internas, por los delegados, por ese "poder" que hay dentro de cada empresa. El secreto de nuestro sindicato está en la base, en la conciencia que tiene la base, está en las asambleas esta nuestra fortaleza. Y eso es lo quieren atacar también junto a los dirigentes, internas y delegados que están dentro de la planta con los compañeros.

Te puede interesar: Aceiteros: continúa la lucha contra los despidos en Cargill







Temas relacionados

Federación de Trabajadores Aceiteros   /    Aceiteros   /    Bolsa de Comercio   /    Cargill   /    Rosario   /    Despidos   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO