Cultura

MÚSICA

Shaila: "No comparto prácticamente nada con este Gobierno"

Santiago y Pablo, miembros de la banda de punk melódico, nos cuentan sus posiciones sobre el gobierno macrista, Monsanto, el fenómeno #NiUnaMenos y la escena del punk rock under.

Nico Sad

@NikoRamone1

Miércoles 10 de agosto de 2016 | Edición del día

Shaila se formó a principios de 1994 entre compañeros de la escuela en el Barrio capitalino de Flores. Su formación actual se conforma por Joaquín Guillen (voz), Pablo Coniglio (bajo y coros) Santiago Tortora (guitarra y coros) Yasser (Guitarra) y GuidoX (batería). Ya con 15 discos y un DVD cargados al hombro y cientos de seguidoras y seguidores, estos pibes lograron ser una influencia para muchos que dedicamos la vida al punk y al mensaje político en las letras.

El año pasado sacaron su último disco, Contraindicado, una canción muy particular es "El Acampe" hablando contra Monsanto ¿Qué piensan de la problemática ambiental y la empresa?

Santiago: Lo primero que tengo que decir al respecto es que una banda del género con trayectoria y convocatoria tiene la obligación de ser un medio de denuncia y reclamo. El gen del punk es justamente ser contestatario y contracultural desde su esencia.

En lo que respecta a las políticas capitalistas de Monsanto; mismo las prácticas de la minería a cielo abierto en nuestro país, lo que me indigna en lo personal, es las nulas trabas que se le ponen al capital privado internacional. El modo de manejarse de este tipo de empresas, su lógica de desarrollo e inescrupulosidad no es la novedad. Sabemos quiénes son y cómo actúan. Ahora si tenes un gobierno que en lugar de protegerte, informarte y poner trabas al avance sin freno del capital privado (más aun en temas que comprenden al medioambiente), eso es lo que realmente me fastidia y me hace descreer de la clase política como representantes de los intereses del pueblo.

Pablo: A veces pienso que el mundo se dirige a una guerra de clases, mucha gente ni se entera de lo que sucede, otros sí y hacemos poco o nada. ¿Qué sucederá en unos años cuando se destape la realidad? La globalización del acceso a la información permite saber cosas que ni imaginabas, pero también te llenan la cabeza de porquerías e información falsa que distrae. Sin dudas, en un mundo ideal Monsanto no existiría, o sería bajado de un plumazo. Pero no, todo está tan perfectamente armado que se prefiere convivir con empresas que depredan nuestro mundo en pos de poder continuar con el sistema.

¿Como ven al día de hoy el punk rock contestatario en la escena del under?

Pablo: El punk rock me formó, no solo en su sonido y sus letras sino en la forma de ver al mundo y las personas. Pararme lo más lejos posible (incluso más de lo que esté en realidad) de posturas que no comparto es mi irreverencia, hoy me siento un poco alejado de las nuevas generaciones, o no las entiendo quizás. Puede ser que tengan preocupaciones diferentes a las mías. Sí, hay bandas, muchas y muy buenas a nivel técnico o interpretativo, pero creo q son un reflejo distorsionado de lo que alguna vez fue.

Santiago: Como te decía antes, el punk en su esencia debe contener el gen rebelde de la denuncia y el inconformismo. Desde siempre el sonido filoso de las guitarras y la batería al frente fue algo que te acerca, te enamora del punk y el hard-core, pero el espíritu contestatario es lo que termina haciendo a uno fiel y amante de este estilo de música único y espectacular. Lamentablemente el sistema avanzó hasta quedarse con la mercancía punk rock y vaciarla en muchos casos de contenido limitando todo al sonido, la pose y el look. De todos modos hay muchas bandas punks fieles al género que aún batallan con armas increíbles y con el fuego del espíritu adolescente rebelde y encendido. Hay que buscar, correr la cáscara y descubrir que hay muy buenas bandas.

¿Cómo ven las políticas culturales del actual gobierno de Macri? ¿Qué opinan de los cierres de centros culturales y bares?

Santiago: No comparto prácticamente nada con este gobierno. Ni sus políticas, ni su comunicación, ni sus modos, mucho menos la orientación de sus políticas clara y netamente beneficiosa a los sectores más acaudalados del país. A veces pienso que no tienen idea de lo que van haciendo con cada golpe que le dan a la clase trabajadora y después descubro que son claramente conscientes. Saben el tenor del golpe, el impacto que va a generar. Instalan el vetusto y rancio truco del cuco del pasado, de que ha sido nefasto y ahora hay que trabajar para arreglar todo. Mientras tanto, hay que darles tiempo, seguir soportando y en algún momento viviremos en un mundo de ensueños. Una parte del pueblo sigue creyendo el mismo cuento y los intereses de los medios de comunicación juegan fuerte con sus intereses.

La verdad es que el pueblo sigue soportando y esperando. Por supuesto que detrás de todas estas políticas de “sinceramiento”, ajuste y re acomodamiento de precios, los que menos tienen y los más desprotegidos serán los primeros en ver claudicar sus proyectos. En esta situación el único “derrame” que se ve es el del ajuste y déficit que chorrea sobre los más desposeídos que terminan cerrando bares y mítines pequeños tanto como los espacios culturales.

Pablo: No comulgo con las políticas de Macri y me siento muy alejado de sus ideas, no veo un desarrollo cultural y tampoco intenciones. A veces creo que la diferencia es que para mí la economía y la política son materia social y no veo un análisis social en ellos, sino algo estructurado, decisiones a tomar.

Su anterior disco "Nuestras guerras", uno de los más politizados, tiene canciones como "Eva" o "Mujer Verdad" con reivindicaciones feministas. ¿Qué piensan acerca de la lucha por los derechos de las mujeres y el fenómeno #Ni Una Menos?

Santiago: Hay dos temas centrales en el reclamo de ni una menos. El primero es la igualdad de derechos entre géneros y la otra es la erradicación de la violencia sobre la mujer. Si bien no creo que hombres y mujeres sean iguales ni lo deban ser (más bien alimentaria lo sustancioso de las diferencias), la mujer está relegada en materia de derechos por debajo del hombre y es por demás incorrecto. Por otro lado creo que vivimos en una sociedad extremadamente violenta, irritable, irascible y sumamente susceptible. En ese contexto de indefensión ante la ley dentro de una sociedad de estructura patriarcal y viciada por el machismo, la mujer es la que sufre la parte más peligrosa como sector vulnerable de esta sociedad. La violencia física y psíquica sobre la mujer no hace más que deteriorarnos a todos como sociedad. Por supuesto que apoyamos siempre cualquier causa que busque la igualdad de derechos y la erradicación de la violencia.

Sin embargo no puedo negar un dejo de vergüenza que me da ser hombre y miembro de esta sociedad al ver que hay movimientos en el siglo XXI que pregonan y manifiestan la aplicación de derechos tan básicos y fundamentales que deberían estar proporcionados. Es como una especie de movimiento para abolir el Apartheid y generar igualdad de derechos de la población sudafricana. Me gustaría que la gente no tenga que reclamar por algo tan básico que debería estar dado.

Pablo: Desde ya cualquier violencia es una porquería, históricamente la mujer fue relegada y denigrada; con el tiempo fueron ganando derechos y ganando espacios, o generándose los suyos propios por propio mérito.

¿Cuál opinan que es el rol de su música? ¿Les parece que dejan un mensaje para las nuevas bandas de punk?

Pablo: Creo que con el tiempo nos fuimos sintiendo en diferentes lugares, hoy quizá no seamos el referente que supimos ser, pero quizás nos hayamos ganado respeto por ser perseverantes. Me quedo con que siempre hicimos lo que quisimos y como quisimos, acertando y errando.Ojalá hayamos aplanado el camino para nuevas bandas.

Santiago: En lo personal creo primeramente que la banda es un refugio creativo. Un lugar de pertenencia. Un espacio donde canalizar actitudes formas, energía, etc. Es un lugar que nos forma, nos conforma y nos completa. Cuando Shaila salió de la sala encontró un montón de personas que se identificaron con el mensaje y la forma de hacer las cosas, pero creo que nunca permitimos que lo que ocurriera fuera de la banda modifique las decisiones y lo que nosotros esperamos de la banda. Mantenernos firmes en nuestras convicciones ha sido el legado que más penetró, pero por supuesto que eso no fue una acción racional buscada. Simplemente pasó. Yo, en lo personal, aprendo mucho todo el tiempo de bandas que me gustan, me sorprenden y de bandas nuevas que me atrapan. Si Shaila logra hacerte ver algo desde una óptica diferente, si te interpela en la forma de ver el mundo o al menos plantarte una inquietud; creo que hemos logrado algo muy importante e intangible, pero fundamental.

Próximos Shows:
City bar - Martinez 27 de Agosto - Junto a Smitten (23 Hs.)
La Plata el 2 de Septiembre
Adrogué el 10 de Septiembre.






Temas relacionados

Juventud    /    #NiUnaMenos   /    Movimiento punk   /    Música   /    Monsanto   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO