Sociedad

AGRONEGOCIO

Sergio Bergman avala que fumiguen con agrotóxicos en la puerta de tu casa

En el último Congreso de Aapresid el ministro de Ambiente anunció que permitirán, resolución mediante, la fumigación con agrotóxicos a cien metros de lugares poblados.

Ramiro Thomás

@ramiro_thm

Lunes 21 de agosto | 13:41

La Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) se presenta como una ONG sin fines de lucro, integrada por una red de productores agropecuarios, pero que recibe financiamiento de BASF, Bayer, Dow, DuPont y Monsanto. Sus congresos anuales son eventos conocidos por contar con la participación de los principales actores del agronegocio, desde grandes terratenientes hasta empresas agroalimentarios y del negocio de los agrotóxicos.

En la edición de este año (la número 25), el rabino Sergio Bergman (Ambiente y Desarrollo Sustentable) y Ricardo Buryaile (Agroindustria) participaron en la charla inaugural como disertantes. Bergman comenzó con un discurso muy al estilo greenwashing, pasando desde mencionar la importancia de nuestra “Pachamama”, hasta hacer alusión a la sabiduría de nuestros pueblos originarios, los mismos que hoy son reprimidos y perseguidos por la Gendarmería a cargo del gobierno nacional.

En esta charla inaugural ambos ministros anunciaron que asignarán mediante una resolución (haciendo una especie de bypass para evitar su tratamiento en el Congreso) distancias mínimas de fumigación con agrotóxicos. Así, quedarán permitidas de esta manera las fumigaciones terrestres a tan solo una cuadra de lugares habitados y 200 metros para la aérea, por considerar “muy restrictivas” las ordenanzas que muchos municipios consiguieron gracias a la lucha de asambleas de vecinos preocupados por los efectos que estos químicos causan, y en las cuales se restringen las fumigaciones entre 800 y 1500 metros de lugares habitados.

Según admitió Bergman, en la actualidad es “un caos” lo que ocurre en materia de las distintas normativas. Por ello, indicó: “Estamos consensuando una resolución para que después adhieran las jurisdicciones. Saldrá como una resolución de Agroindustria en conjunto con nosotros”.

Te puede interesar: Treinta vínculos entre el Gobierno de Mauricio Macri y las empresas de agrotóxicos

“Los estudios científicos demuestran que científicamente 200 metros son suficiente haciendo una buena práctica y en un contexto de condiciones óptimas” dijo el ministro, aunque sin citar dichos estudios. Tampoco se puede esperar demasiado del mismo que mandó a rezar a los rionegrinos para que no se incendien los bosques, luego de que anunciara recortes presupuestarios para la prevención de… incendios.

Por su parte, Buryaile afirmó que desde el Gobierno se respeta “el federalismo y la capacidad de autodeterminación para generar leyes” por parte de las distintas jurisdicciones, pero subrayó que los municipios no debieran tener posiciones muy disímiles: “Hay actitudes políticas en algunos casos respecto de otros”, dijo Buryaile, que indicó que la resolución saldría “lo antes posible”. Descartó una ley en el actual momento. “Va a ser una invitación razonable”, remarcó sobre la normativa para los municipios y provincias.

Nuestras vidas valen más que sus ganancias

Del otro lado existe abrumadora evidencia de los estragos que están generando los agrotóxicos en los pueblos fumigados. Campamentos sanitarios relevan constantemente estos territorios, donde encuentran tasas de cáncer tres veces superior a la media nacional, malformaciones, abortos espontáneos, alergias y problemas respiratorios.

Esta medida es un atentado contra la salud de los pueblos aledaños a las explotaciones agrícolas. Responde directamente a intereses de las patronales del agro que buscan exprimir nuestros bienes comunes en busca de mayores ganancias a costa de la salud del pueblo trabajador y de contaminar todo a su paso.

Significa también una provocación a las numerosas asambleas y agrupaciones que se movilizan pidiendo por ordenanzas municipales más restrictivas en lo que a distancias de fumigación respecta. Una de ellas es Por 1000 metros libres de fumigación en Necochea-Quequén. Cecilia Bieder es una de las referentes, quien le señaló a este medio que el anuncio hecho por Bergman y Buryaile “es un intento más de todos los que ya hubo. Léase ley de Coll Areco, léase el fallido intento de la ley Bertero, ambos caídos, uno en Buenos Aires y otro en Santa Fe”.

La primera impulsada por el ya nombrado Coll Areco, ex sciolista, y hoy senador del Frente Renovador, no prosperó (aun habiendo sido aprobada en senadores) gracias al amplio repudio que generó. La segunda, presentada por la diputada del Bloque socialista (PS) santafesino, tampoco logró ser aprobada por el repudio social que motivó.

“Es el peor de todos los intentos porque sería el más autoritario. Se desconocen los mecanismos republicanos de legislación, y por mera resolución ministerial intentaría dar por sentado un problema que se suscita cuando los municipios se resisten a proteger la salud de la gente priorizando la cuestión de la productividad”, concluyó Bieder.

También se posicionó al respecto Luciana Nogueira (PTS), candidata a concejal por el Frente de Izquierda en Necochea, quien declaró que “resulta sumamente repudiable que Bergman tome esta medida totalmente peligrosa y nociva para la salud del pueblo trabajador. En Necochea vivimos de cerca numerosas tragedias, muchas muertes por exposición a los agrotóxicos, como por ejemplo el caso de Melisa Nuñez”.

Te puede interesar Agrotóxicos: a dos años, aún no hay justicia por Melisa Núñez

“El ministro de Ambiente hace apenas una semana estuvo en Tecnópolis –agregó Nogueira- lavándose la cara durante la celebración del Día de la Pachamama. Allí expresó cuestiones totalmente cínicas e hipócritas en frases como ‘estamos compartiendo esta tradición de los pueblos originarios, algo sumamente sabio’, justamente en este contexto en donde la desaparición de Santiago Maldonado expuso la persecución por parte del Gobierno a los pueblos aborígenes en lucha por sus tierras. Luego, también dijo que era importante ‘reconocer a la Tierra los dones y bendiciones que nos otorga generosamente y, a través de este antiguo ritual y tradición, darle las ofrendas y pedirle que renueve, hasta el próximo año, todo lo que da como sustento’, pero al mismo tiempo abre las puertas a las fumigaciones con agrotóxicos a una cuadra de las viviendas populares. Está claro que el único interés que el rabino posee en relación a la Tierra es la extracción de ganancias empresariales a partir de ella, cueste lo que cueste y afecte a quien afecte, a pesar de que ello se cobre vidas humanas y devaste ecosistemas completos”.








Temas relacionados

Agrotóxicos   /    Sergio Bergman   /    Ecología y Medioambiente   /    Provincia de Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO