Sociedad

APOYO A LA GENDARMERÍA NACIONAL

Serafín Dengra y los “purasangres” de la Gendarmería Nacional

El expilar de los pumas devenido en gurú motivacional hizo circular un video apoyando a la Gendarmería, la responsable de la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

Miércoles 4 de octubre | Edición del día

Serafín Dengra de 56 años edad, ex pilar de los “pumas” en estos últimos tiempos se convirtió en una especie de “gurú motivacional”.

En un video a los cuales tiene acostumbrados a aquellas personas que hurgan en los videos bizarros de internet o por WhatsApp, Serafín hizo un video apoyando ni más, ni menos que a la Gendarmería Nacional, responsable directa de la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

De fondo la música electrónica, se lo ve a Serafín con su euforia habitual empezando siempre con la misma frase “vamos pura sangre”. Luego siguió: “Vamos Gendarmería con todo, metamos garra y coraje. Son un buen equipo, son argentinos, son los mejores, ahora más que nunca. Son pura sangre”.

Si se presta atención, en el video hay algo que no pasa desapercibido: “a defender las fronteras”, lanza “Serafo”. La Gendarmería en estos últimos tiempos, viene defendiendo "las fronteras" que aduce Dengra son la de los territorios de los empresarios como Luciano Benetton en el sur argentino con miles de hectáreas compradas a precio de una hamburguesa, donde por esos motivos desaparece a personas forzadamente como a Santiago Maldonado. Además cumple con el rol interno de “controlar” y reprirmir las protestas sociales.

Pero en algo el ex rugbier tiene razón, la Gendarmería Nacional es un “buen equipo”. Un buen equipo para la ministra de Seguridad Patricia Bullrich que abiertamente dijo que necesita de esta institución para “lo que se viene”: reforma laboral, aumento de la edad jubilatoria, en definitiva, mas ajuste.

Y en otro punto tampoco se equivoca, la Gendarmería Nacional son “pura sangre”, puras manos manchadas de sangre.






Temas relacionados

Gendarmería   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO