Géneros y Sexualidades

CÓRDOBA

Ser drag en Córdoba: cuando las tardes se vuelven “marikas”

“Tarde Marika” es un espacio que nació hace un año en Córdoba de la mano de Santa Rita y diferentes personas. Un espacio de encuentro para quienes cuestionan el binarismo y las fronteras del género donde todas y todos pueden maquillarse, usar tacos o pelucas: ser Drag Queen o Drag King.

Miércoles 21 de febrero | 18:56

Drag Queen es un término que denominó en un principio a un hombre que personifican a una mujer, se montan, exagerando los adornos, actitudes tradicionalmente ligados a los femenino: peinados, vestuario, etc.

El término procedería del vocablo inglés drag, ‘arrastrar’, y haría referencia a las largas faldas y vestidos que llevaban los actores masculinos que personificaban a la mujer. El periódico Reynold’s Newspaper del 29 de mayo de 1870 ya lo utilizaba para hablar del mundo de los disfraces.

Sin embargo, ese término se fue expandiendo incorporando a los Drag Kings, quienes buscan exagerar la masculinidad o, incluso, a personas que se autoperciben como mujeres y quieren exagerar una femineidad que se impone socialmente.

Te puede interesar: Un Drag king trotskista en la Ciudad de México
.
El machismo y el patriarcado impuesto ve al montarse o al draguearse con horror. Que haya personas que cuestionen los conceptos hegemónicos de “masculinidad” o “femineidad”, que se ríen de ellos y los ridiculicen, genera escándalo.

A su vez, este tipo de arte estuvo asociado al mundo gay, lésbico y trans visto como un mero espectáculo donde el montarse queda reducido a un mercado rosa.

Actualmente, es el mismo mercado rosa que creó un programa que es conocido a nivel mundial: RuPaul´s Drag Race. Allí, diferentes Drag Queens compiten por premios y ser reconocidas como las reinas drags de Estados Unidos. Si bien cuenta con importantes subsidios de empresas y es un programa que impulsa en lo Drag un nuevo mercado para conseguir lucro para unos pocos, generó una visibilización pocas veces vista de las realidades de las drags.

También te puede interesar: Paris is burning: historias de maricas marginales

Tarde Marika y un resurgir del arte drag cordobés

Es dentro de este “movimiento” que se encuentra Tarde Marika en Córdoba. Ellas y ellos realizan actividades y talleres donde cualquier persona que se acerque puede maquillarse, buscar una peluca o probarse ropa sin que importe en lo más mínimo el género que socialmente se le asigna esa persona.

Hombres con barba maquillándose, jóvenes gays usando tacos altos, mujeres pintándose una barba. Un poco de glitter por acá, un vestido que no llega (ni quiere) cubrir los pelos de las piernas, supuestamente viriles, son escenas comunes en estos encuentros.

“Es un espacio que hemos creado entre muches en el cual lo que queremos hacer es difundir el arte drag, el arte transformista. Lo hacemos de una forma en la cual una actividad que hacemos son talleres. Acá ponemos maquillajes, pelucas, ropas, tacos. Todo para que la gente venga, se monte y cree su personalidad”, comentó Santa Rita. Ella es su fundadora y estuvo presente en el taller que realizaron al cumplirse el primer aniversario de Tarde Marika.

Santa Rita fue pensando este espacio hace tiempo, según dijo. “Un poco desde la necesidad de un espacio donde uno pudiera montarse. A veces es muy difícil empezar, tener el maquillaje, los tacos, la peluca, todo. Es muy difícil ir probando. Entonces, para dar un lugar a alguien que no sabe o no puede, tenga las herramientas para montarse”.

Betty La Cueva, Tamaña Luzifer y Nito Bonita son algunas de quienes impulsan el espacio y colectivo Tarde Marika. Betty señaló que uno de los objetivos de este espacio es que la gente pueda entender que eso que hacen, el montarse, no es algo malo, “no somos ningunas bichas raras” y lo que hacen es para divertirse y “jugar con las fronteras del género. Acostumbrar al público de Córdoba y, en un futuro, a todo el país o a nivel internacional, que estas “monstruas” que somos, somos divertidas, no hacemos daño a nadie y somos vecinas, alumnas, que convivimos con todo el mundo.”

La norma heterosexual y el patriarcado en tensión

“Una de las cosas más importantes, que más nos gusta, es poder transformar en el día a día ciertas representaciones: que el maquillaje es solo para mujeres o que, si te maquillas, va a poner en duda tu heterosexualidad”, dijo Tamaña Lucifer.

En una provincia como Córdoba es difícil ver a un hombre heterosexual maquillarse. Persiste una heteronorma y una homofobia instalada donde el ver a un hombre femenino es “algo malo".

Al respecto, Santa Rita opinó que esto es “porque acá hay una tradición muy arraigada. Una de las cosas por las que se reconoce a Córdoba es por la Córdoba de las Campanas, la presencia de la Iglesia. Eso tira para un lado en el cual el ´macho´ no se viste de mujer. El que se viste de mujer pasa a ser hasta enfermo se le dice." Como si estuviera mal ser mujer.

Así se vienen dando casos de travesticidios o transfemicidios. A Vanesa Ledesma la asesinó la Policía en el 2000. A Laura Moyano la mataron en julio del 2015 en Villa Allende Parque. Azul Montoro y Estrella Belén Sánchez también se sumaron a esta alarmante situación de violencia hacia las y los trans contra la cual se sigue batallando y exigiendo derechos como el Cupo Laboral Trans o el acceso a la salud y a la educación.

Es en este marco que Santa Rita dijo: “Es difícil ser drag acá. Ya sea drag queen o drag king. Está un poco mal visto”.

Es quizá por esta situación que “la movida drag” quedó reducida a pequeños grupos, generalmente asociado al mercado rosa, buscando que la discusión contra el binarismo, la heteronorma e incluso el machismo y el patriarcado quede reducida al afán de lucro de unos pocos.

Sin embargo, Tarde Marika surge como un espacio independiente del mercado rosa y no recibe subsidios de ningún tipo. “Hacemos todo a pulmón y a senos de medias de Casa Arab”, bromeó Betty La Cueva. “Lo hacemos todo a pulmón. Nos han contratado, pero nunca nos han ni subsidiado ni nada. Somos muy independientes.”

“Creo que Tarde Marika nació de esa visión contra la drag queen intocable. Esas drags de los boliches que nosotras creíamos que no podíamos llegar”, agregó Nito Bonita. “De bajar lo drag queen al pueblo. Habilitamos las pelucas, el maquillaje, el vestuario para todo el mundo. Todo el mundo lo puede hacer”, dijo Betty.

Ser drag no solamente entre cuatro paredes

En algunas oportunidades ellas y ellos salieron montadas, dragueadas, a las calles. Así fue el caso de una cena de fin de año que hicieron en diciembre pasado en un restaurant de Nueva Córdoba. Buscaron romper con ciertas normas impuestas y mostrarse tal cual se sienten: drags caminando por la calle Yrigoyen.

“Acá en Córdoba las drags sufrimos constantemente situaciones de vulnerabilidad y discriminación. En esa cena lo distinto fue que fuimos a un restaurant en el cual no era común que nosotras habitemos ese espacio de ese modo. No era común que ninguna drag habite ese espacio. Ninguna quiso pasar vergüenza, hacernos lío. Pero sí surgieron situaciones de miradas incómodas o de cuchicheos por atrás. Pero por suerte ninguna agresión directa ya sea física o verbalmente”, comentó Santa Rita.

“Tenemos una cosa a favor que es que salimos en grupo. Mientras más en grupo, la gente menos te anima a decirte cosas. A mí, personalmente, me ha pasado de caminar sola volviendo a mi casa y me ha pasado que me griten desde un auto”, señaló Betty. “Gente que se ríe, gente que nos aplaude, gente que nos señala y te das cuenta cuándo te señalan de mala forma y de buena forma.”

“La cosa colectiva hace que si recibís alguna mala vibra, una mirada o un gesto, una puede nivelar ese mal momento. Es también parte de transformar incluso el propio ambiente visual. Ver esto (una persona montada) en el Buen Pastor o en la Yrigoyen y no solo en el boliche”, agregó Tamaña Luzifer.

Según Bety, estas situaciones de violencia “son cosas que pasan lamentablemente. También apuntamos a eso, desde nuestra presencia, a irrumpir en la escena cordobesa, en la vereda. Estar así toda montada con el taco diciendo esto también pasa. Que no te moleste. Si te molesta, mirá para otro lado porque yo voy a seguir siendo lo que soy.”

Un 8 de marzo en lucha: montadas y a las calles

El próximo 8 de marzo se realizará un nuevo Paro Internacional de Mujeres donde miles de personas estarán en las calles luchando contra la violencia hacia las mujeres y a las y los disidentes sexuales. Contra los femicidios, los travesticidios y transfemicidios, por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito para mujeres y hombres trans, entre otras numerosas reivindicaciones.

También se marcha por la separación de la Iglesia del Estado. Con una Iglesia tan presente en Córdoba que es una traba para que se implemente no solo el aborto no punible, sino también la educación sexual integral en todas las escuelas. Con educación sexual en todos los niveles educativos se está un paso adelante en la lucha para terminar con los estigmas que imponen y con el binarismo de género.

Una vez más, se espera que haya miles de personas en las calles que cuestionen el machismo y el patriarcado y cómo persisten distintas opresiones.

Es en este marco que la fundadora de Tarde Marika, Santa Rita, sostuvo: “Un poco que ésto tenga el éxito que está teniendo se debe a todas esas luchas que están naciendo en contra de ese machismo tan arraigado que a veces nos pesa muchísimo y nos cuesta. El hecho de que aparezcan nuevas identidades con tanta naturalidad y tan bien establecidas acá en Córdoba como las drags o las personalidades trans en toda su diversidad, hasta las personas que no pertenecen al binarismo sexual, que se plantean en otras posiciones, creo que ayuda a que nosotras estemos acá. Somos muy diferentes las que conformamos el grupo, pero a la vez en muchas cosas acordamos, como las luchas que tenemos. Somos conscientes de la realidad en la que vivimos y tratamos de hacer que nos cueste menos. A las mujeres y a todes.”

Así, también en esta multitudinaria movilización por las calles de Córdoba, se espera que también estén presente los tacos altos, el glitter, las pelucas y el maquillaje de quienes cuestionan con su arte la imposición del cómo ser hombres, mujeres y las normas de masculinidad y femineidad vigentes. De esta forma, unidas y unidos y en las calles poder derrotar al machismo y patriarcado.







Temas relacionados

Drag   /    Córdoba   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO