Internacional

GENOCIDIO

Sentencia en la causa ESMA: "Las sentencias deberían haber sido todas cadenas perpetuas"

En el día en que se leyó la sentencia del juicio, La Izquierda Diario habló con Alejandrina Barry, Maina García, Nora Cortiñas, Mirta Baravalle y Patricia Walsh.

Jueves 30 de noviembre | Edición del día

Alejandrina Barry, hija de desaparecidos*

Creo que la sentencia que hoy escuchamos es contradictoria. Por un lado conseguimos 29 cadenas perpetuas que no es poco en esta situación. Creo que tiene que ver con tantos años de lucha, tantos años de pelea de los sobrevivientes, que dieron todas las pruebas para este juicio.

Sin embargo, con razones poco fundadas, bastantes genocidas han quedado en libertad. Los jueces deberán explicar las razones porque son genocidas a los que se le contaron un montón de pruebas, igual que a los otros que fueron condenados. Ha habido condenas de 8 o 10 años que han sido realmente muy malas.

En ese marco, creo que esta lucha es una lucha contra la impunidad que vamos a seguir. Contra la impunidad de ayer y la de hoy. Aquí también estamos reclamando por Justicia por Santiago, por Rafael Nahuel, porque creemos que es una continuidad de esta política de impunidad. Como lo hemos escuchado el otro día, en la voz de la ministra Patricia Bullrich.

* Sus padres fueron asesinados por la patota de la ESMA, dirigida del Tigre Acosta.

Maine García. Hija de desaparecidos. Integrantes del CeproDH

Esta sentencia lo podemos considerar un triunfo parcial. Un triunfo por las 29 condenas a perpetua. Aunque muchos de estos genocidas ya tenían perpetua en otros tramos de la causa ESMA.

Como trago amargo nos deja cinco absoluciones y otros cinco genocidas que tienen condenas muy bajas y por el tiempo que llevan presos van a irse a su casa. Condenas de 8, 12 o 16 años a genocidas que está comprobado que secuestraron, torturaron y se apropiaron de bebés.

Todo lo que logramos lo hicimos por 41 años de lucha, independientes del Estado, que no abandonamos las calles. La organización para luchar contra la impunidad, los familiares y los organismos que no abandonamos las calles. Más toda la investigación.

Esto hay que decirlo. El Estado prácticamente no investiga. No abre los archivos que tiene en su poder y que permitiría dar con el destino de nuestros desaparecidos y de los hijos apropiados.

Tenemos que seguir organizándonos y en las calles. Para que no haya más este tipo de absoluciones. Y seguir en el camino de siempre, que es lucha contra la impunidad y contra la avanzada represiva del gobierno.

Nora Cortiñas, Madres de Plaza de Mayo. Línea Fundadora

Hoy es el triunfo del pueblo. Es el pueblo el que logró que este juicio se llevará a cabo y que hoy estuvieran sentados los genocidas, delante de los jueces. Todas las imágenes de ellos salieron al mundo.

Los genocidas no pueden disimular todos lo que hicieron. No pueden tapar esa historia. Una historia de terror, siniestra.

Los que no recibieron la condena ya la van a recibir porque la lucha continúa.

Mirta Baravalle, Madres Línea Fundadora

Nunca es lo que uno quiere. Pero se dio en un marco. Las sentencias deberían haber tenido que ser todas cadenas perpetuas. Y eterna.

Yo pensaba, mientras escuchaba la sentencia, por qué no hacen un manojo de todos estos asesinos juntos y directamente, sin entrar a analizar tantas muertes, darles directamente la cadena perpetua a todos.

Hay que reconocer el trabajo de los abogados. Todos ponen su alma en estas causas. Son abogados del corazón que realmente quieren llegar a que la justicia actúe. Y sea como tiene que ser.

Las sentencias las podemos tomar como un triunfo porque estos personajes van a seguir viviendo en una situación de desprecio. Ellos son genocidas. Eso ya está.

Patricia Walsh. Hija del escritor Rodolfo Walsh

Muchas sensaciones. Ambivalentes. Por un lado celebrar las 29 condenas a cadena perpetua. No es fácil haber llegado hasta acá. Es una larguísima lucha. Primero haber logrado traer a los genocidas a juicio. Y luego, en este caso, obtener la cadena perpetua es muy importante.

Después, eran 54 los acusados. Tenemos 6 absoluciones, tenemos penas que son muy bajas, que no están a la altura de lo que nosotros hemos pedido. Se trata de crímenes de lesa humanidad.

Esta noche se van a de este lugar diez personas en libertad. Diez genocidas que incluso han sido absueltos.

Pero nuestra lucha continúa. Nosotros con nuestra lucha conseguimos esto. Que no es poco.








Comentarios

DEJAR COMENTARIO