Economía

NAFTA

Senado de EE. UU. confirma representante de Comercio Exterior para renegociar el NAFTA

El Senado de Estados Unidos aprobó el jueves el nombramiento del Representante de Comercio propuesto por el presidente Donald Trump, un puesto clave antes de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y México.

Viernes 12 de mayo | Edición del día

El Senado de Estados Unidos aprobó ayer el nombramiento del Representante de Comercio propuesto por el presidente Donald Trump, un puesto clave antes de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y México.

Tras varias demoras en el proceso de votación, el Senado finalmente ratificó a Lighthizer, de 69 años, por 82 votos contra 14, incluyendo el apoyo de numerosos legisladores de la oposición demócrata. El nombramiento se produjo pese a las objeciones de dos senadores republicanos, John McCain de Arizona y Ben Sasse de Nebraska, quienes cuestionaron las aptitudes de Lighthizer.

La aprobación de Lighthizer, que ocupó el cargo de representante adjunto de Comercio Exterior en el Gobierno de Ronald Reagan en la década de 1980, era relevante, ya que el Congreso había exigido que fuese confirmado antes de recibir la carta con 90 días de antelación para cumplir con el requisito formal de inicio de las conversaciones para la renegociación del NAFTA. No está claro aún cuando iniciará la Casa Blanca dichas negociaciones aunque debido a estos tiempos legales, se prevé que las mismas no inicien antes de agosto.

El Secretario de Comercio, Wilbur Ross, había dicho esta semana que Estados Unidos no será “una fuente de retraso” y que buscará un “calendario más agresivo” de negociación del tratado comercial con Canadá y México. Mientras tanto las autoridades mexicanas expresaron la voluntad de que las negociaciones concluyan antes de finalizar el año en curso debido a que en 2018 habrá elecciones en México y se trata de un tema que, como es evidente, tiene fuertes implicancias para el país.

El TLCAN fue firmado por Estados Unidos, Canadá y México en 1994 bajo administración Clinton. El mal llamado tratado de “libre comercio” como todos los pactos que se denominan de igual modo, encubre en realidad acuerdos sobre los derechos internacionales de los inversores. El TLCAN a la vez que incrementa el déficit comercial norteamericano, favorece significativamente a las grandes empresas transnacionales norteamericanas con salarios que en México resultan entre 6 y 10 veces menores a los de Estados Unidos.

En línea con Trump que centra demagógicamente su discurso contra el TLCAN en la pérdida de empleos que generó para los trabajadores norteamericanos e insiste en que “acabará con él si no consigue un mejor trato”, Lighthizer ha tenido duras posturas contra la globalización y el estado actual del tratado. Sin embargo su nombramiento habilitaría la negociación aparentemente en los tiempos que piden México y el lobby de las empresas norteamericanas con intereses en ese país que habrían presionado para apurarla antes de las elecciones en el país vecino.








Temas relacionados

TLCAN   /    Nafta   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO