Sociedad

Sectores golpeados por la crisis junto con la izquierda salen a las calles este jueves 17

El 17 de septiembre se llevará adelante una gran jornada de lucha en las principales ciudades del país. Mineros que pelean por su reincorporación, docentes y trabajadores precarizados que se organizan en la Red serán parte junto a los partidos que son parte del Frente de Izquierda Unidad.

Martes 15 de septiembre | 21:49

A tono con otras provincias, en Salta este jueves se llevará adelante una jornada de lucha del sindicalismo combativo y la izquierda. La convocatoria es a las 10 h en el mástil de la plaza 9 de julio.

Tomaremos todas las medidas de seguridad sanitaria necesarias para cuidarnos, pero cuidarnos también es luchar por nuestros derechos, porque nadie lo hará por nosotros y nosotras. Así que este jueves ganamos las calles, porque las vidas de los y las trabajadoras, importan.

Compartimos la convocatoria local y, a continuación, la nacional.

Salta presente en la jornada nacional del sindicalismo combativo este 17 S

Para ese día, el Plenario del Sindicalismo Combativo con el apoyo de sectores en lucha y la izquierda, organiza movilizaciones y caravanas en todo el país levantando un extenso pliego de reclamos y denunciando la conducta cómplice de las direcciones oficiales de la CGT y la CTA frente al ajuste de los Gobiernos de Alberto Fernández, y Gustavo Sáenz en la provincia.

En Salta, considerando el agravamiento de la pandemia, seremos parte de la jornada nacional bajo la forma de una concentración a las 10 hfrente al Cabildo histórico respetando los protocolos vigentes con uso obligatorio de barbijo, alcohol en gel y manteniendo distanciamiento entre personas.

La asamblea de los docentes de capital aprobó el domingo concentrar en el IPS el jueves 17 a las 9 y 30 h para denunciar la falta de atención a sus afiliados, y luego unirse con una delegación a la protesta del sindicalismo combativo frente al Cabildo.

En Salta convocan el PO, el PTS y el MST.

Contactos por notas

Pablo López (PO): 387 4734 615
Andrea Villegas (MST-FITU): 387 539 2966
Daniela Planes (PTS- FITU): 387 419 1099

Convocatoria nacional

Organicemos la lucha obrera y popular ante la “nueva normalidad” del gobierno, las patronales y la burocracia sindical.

Levantemos una salida obrera y popular.
Llamamos a todos los sectores en lucha a sumarse a esta acción nacional de los trabajadores por la defensa del salario, las condiciones laborales, los reclamos de los desocupados, contra los despidos, la precarización laboral, la reforma jubilatoria y el FMI.

El país ha ingresado al ránking de los diez con más infectados de Covid-19 y los medios anuncian situaciones de colapso del sistema sanitario en varias provincias. En el momento de mayor crecimiento de los contagios Alberto Fernández refuerza la apertura económica exigida por las patronales, con el apoyo de la CGT y el aval de las CTA, priorizando la “rentabilidad” por sobre la vida de millones de argentinos, que son obligados a trasportarse, transitar y trabajar sin protección sanitaria adecuada. A la vez, el gobierno, que ha destinado fondos públicos al pago de la deuda externa durante la cuarentena, dejó sin asistencia o con una IFE que no alcanza, a millones de trabajadores, obligándolos a salir a pelear por su subsistencia a pesar del riesgo de contagio.

Las peleas contra el hambre, contra los despidos, la toma desesperada de tierras o la organización obrera frente a las patronales, que privilegian sus ganancias haciendo caso omiso a los contagios, chocan con la política represiva de las fuerzas de seguridad y la defensa de los intereses patronales, los reclamos de la derecha en las calles, y con la agenda del gobierno, acompañada por las burocracias sindicales. Más que nunca hay que alzar la voz con una salida obrera y popular.

El gobierno, que ya empezó los diálogos con el FMI para seguir sometiendo al país, pretende ser el receptor de la cría de cerdos para China. Industria que no solo es altamente contaminante, sino también el origen de pandemias. Esto junto al plan 2020-2030 y la quema de humedales, profundizan como orientación económica el extractivismo depredador y refuerzan la tendencia reprimarizadora de la economía.
El gobierno ahora pretende recuperar algo de iniciativa con el “Aporte Solidario” por única vez a los sectores más ricos, que es tardío y más que insuficiente; cuando debería ser un impuesto de alto monto, permanente y progresivo. Mientras se ordena por el plan pospandemia y aumenta su política represiva, utilizando personajes como Berni. La aparición del cuerpo de Facundo Astudillo Castro resulta un golpe a esta política de fortalecimiento del aparato represor y una muestra de que no son nunca una salida. Reclamamos que se vaya Berni y una comisión investigadora independiente.

Frente a la irresponsabilidad sanitaria del gobierno, impulsamos y llamamos a extender en todas las fábricas y reparticiones la lucha por protocolos sanitarios, elaborados por los trabajadores en cada establecimiento laboral, como hicieron los trabajadores del Sutna, los Ferroviarios del Sarmiento de la Unión Ferroviaria Oeste, del Hospital Castro Rendón de Neuquén, los docentes contra el protocolo Trotta -que en CABA encabezados por Ademys hicieron recular a Larreta que quería abrir las escuelas en el pico de los contagios-; los trabajadores de la Salud nucleados en la CICOP y otros sectores, imponiendo protocolos de bioseguridad y comités de crisis en los hospitales, y reclamando la unificación y centralización de todos los recursos de la salud – públicos y privados – en un sistema único estatal, universal y gratuito; algo que el gobierno rechaza por presión de los lobbies de la medicina privada.
La escalada de la pandemia afecta de manera particular a los trabajadores, porque los empresarios no respetan protocolo alguno, y, con el aval del gobierno, pretenden aprovechar la contingencia para implementar medidas de flexibilización laboral.
Enfrentemos las reformas antiobreras del gobierno, la UIA y la CGT-CTA.
Es la “nueva normalidad” que quieren imponer con un Pacto Social de Post-Pandemia, cuya base es el nefasto pacto de la UIA-CGT-Gobierno, apoyado por las CTA, que redujo los salarios, subsidió la rentabilidad de los capitalistas a través de los ATP, y avanzó en más flexibilidad laboral.

Entre esos avances contra las condiciones laborales estuvo el anuncio del proyecto masivo de precarización propuesto por la CGT y las CTA, las organizaciones sociales integradas al gobierno como la CTEP y el gobierno, de imponer a 4 millones de trabajadores desocupados contra prestación laboral en las empresas a cambio de un salario –subsidiado por el gobierno- que ascendiera a $17.000 de indigencia, absorbiendo los planes sociales. Eso lo denominaron profundizar el plan “Fortalecer Trabajo”. A un mes de su implementación, el ministro Daniel Arroyo no ha pagado el salario de los trabajadores de las cuadrillas que han sido integrados a esta modalidad, lo que generó una inmensa movilización de las organizaciones piqueteras independientes. ¡Pretenden que los compañeros/as trabajen gratis!

También aprovechan esta situación excepcional para que no haya paritarias y, donde se firman, lo hacen a la baja con pérdida del salario real y con excepciones de aportes patronales, como el reciente acuerdo firmado por Hector Daer (CGT) en las paritarias de Sanidad, con sumas fijas en negro y eliminando el aporte jubilatorio.

La ofensiva de la “nueva normalidad” va por más: congelamiento de las paritarias; banco de horas; fraccionar vacaciones; eliminar las indemnizaciones por despidos y reemplazarla por un “seguro de desempleo” a cargo del estado -defendido por la UIA- o por un sistema similar al que rige en la Uocra, consistente en una cuenta donde el empleador aporta por mes un porcentaje menor al de la fórmula general; “convenios de cesión temporal de personal” entre empresas (como los ya realizados entre Mc Donald-Mercado Libre, Unilever-General Motors o Mondelez-Kraft); “traslados temporarios" y “rotaciones constantes”, lo que lleva a la eliminación de los convenios e impone dos tipos de relaciones laborales en cada actividad y empresa al mismo tiempo, sin crear más empleos.

Avanzan en la reforma laboral y la precarización, como ya lo están haciendo con los docentes a través de la virtualización, para lo cual además son los propios trabajadores los responsables de aportar las herramientas para el trabajo. A ello hay que sumar la destrucción de las jubilaciones y la reforma impositiva a favor de las patronales. Todo, de conjunto, parte de la agenda de ajuste fondomonetarista que está aplicando el gobierno nacional como parte de la renegociación de la deuda externa.

Este pacto anti-obrero y anti-popular se respalda en la entrega de la burocracia sindical para contener las luchas y en la escalada represiva de los Fernández, Kicillof y cía, que han anunciado miles de millones de pesos para fortalecer el aparato represivo y desplegar a las fuerzas de seguridad federales en todo el país, con la excusa de enfrentar el aumento del delito.

Las luchas parciales que se vienen dando, anticipan una confrontación del movimiento obrero contra estos planes, que llamamos a organizar y desarrollar.

Desde el Plenario del Sindicalismo Combativo convocamos a participar de esta jornada nacional el jueves 17 de septiembre a todos los sectores que coincidan con estos puntos de reclamos y propuestas:

1) Rechazo a cualquier tipo de flexibilidad o reforma laboral. Defensa de los convenios colectivos de trabajo y las condiciones laborales. Sistema único de salud, nacionalizando el sector privado, tanto la rama de servicios como los laboratorios. Protocolos obreros en defensa de la salud de todos los trabajadores, elaborados y supervisados por las organizaciones obreras recuperadas o por comités obreros de seguridad e higiene, electos en cada lugar de trabajo, contra la entrega de la salud de la burocracia sindical.

2) Prohibición de despidos, ocupación de toda fábrica que cierre y estatización bajo control obrero. Reparto de las horas de trabajo sin bajar el salario. Asistencia estatal a las gestiones obreras y empresas recuperadas. No al remate de Cerámica Neuquen, por la expropiación y estatización de la fábrica bajo gestión obrera. Prohibición de importación de todo lo que se pueda producir en la Argentina. Expropiación sin pago de Vicentín, para recuperar el desfalco al Estado y como parte de un plan real de soberanía alimentaria y preservación de los puestos de trabajo. Abajo el plan 2020-2030 y la importación de granjas industriales de chanchos Feedlot.

3) Abajo el acuerdo con los bonistas de entrega de los recursos nacionales. No al pago de la deuda externa. Ruptura con el FMI. Impuesto progresivo a las grandes rentas y fortunas, para recaudar 15 mil millones de dólares para asistir la emergencia sanitaria y económica, como reclamaba el proyecto del Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad (FITU).

4) Paritarias y salarios ajustados por inflación. Defensa del poder adquisitivo del salario. 82% móvil de haber jubilatorio. Restitución de la movilidad y pago de lo adeudado. Restitución de los aportes patronales. Haber mínimo de $45.000.
5) Seguro universal de 40 mil pesos. Asistencia integral a los comedores populares. Universalización de los programas sociales.

6) Defensa del derecho de los trabajadores por la tierra y la vivienda, y apoyo a la lucha que libran por conquistarla.

7) Basta de violencia hacia las mujeres y diversidades. Aborto legal, seguro y gratuito YA.

8) Desmantelamiento del aparato de represión. Fuera el ejército de los barrios. Justicia por Facundo Castro. Por una comisión investigadora independiente. Juicio y castigo a todos los culpables. Fuera Berni. Terminemos con la militarización impulsada por el gobierno nacional en los barrios populares.

9) Asambleas y plan de lucha en todos los sindicatos de la CGT y las CTA por todas nuestras demandas.

Mesa nacional del Plenario del Sindicalismo Combativo:

  •  Alejandro Crespo, secretario general SUTNA
  •  Rubén "Pollo" Sobrero, secretario general Unión Ferroviaria Oeste
  •  Romina Del Plá, secretaria general Suteba La Matanza
  •  Guillermo Pacagnini, secretario general CICOP
  •  Claudio Dellecarbonara, secretariado ejecutivo Agtsyp-Subte
  •  Alejandro López, secretario general Ceramistas Neuquén
  •  Mariana Scayola, secretaria general ADEMYS
  •  Ileana Celotto, secretaria general AGD-UBA
  •  César Latorre, delegado general Comisión Interna Hospital Italiano
  •  Angélica Lagunas, comisión directiva ATEN Neuquén
  •  Lorena Gentile, congresal STIA Mondelez-Kraft
  •  Federico Navarro, comisión interna ALUAR (Puerto Madryn)
  •  Gastón Vacchiani, secretario general UTS
  •  Walter Espinosa, delegado general Frigorífico Ecocarnes
  •  Roberto Muñoz, junta interna ATE Conicet
  •  Pablo Almeida, delegado general ATE Ministerio de Economía
  •  Eduardo "Chiquito" Belliboni, Polo Obrero
  •  Mónica Sulle, Movimiento Sin Trabajo "Teresa Vive"
  •  Cristina Mena, MTR 12 de Abril





    Temas relacionados

    Coronavirus   /    Gustavo Saénz   /    Movilización   /    Salta   /    Sociedad

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO