UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUCUMÁN

Secreto a voces: denuncias de precarización laboral e irregularidades en la Reserva Experimental Horco Molle

Irregularidades y precarización laboral de los trabajadores de la Reserva Experimental Horco Molle (REHM) dependiente de la Facultad de Ciencias Naturales e IML.

Martes 9 de julio | 19:45

El jueves de la semana pasada, la consejera por Lillo a la Izquierda, realizó la presentación ante el Consejo Directivo de un pedido de informe por la situación que sufren los trabajadores guardafaunas en la Reserva de Horco Molle. Por lo que el Consejo resolvió el llamado a una sesión extraordinaria para el miércoles 7 de agosto con la citación de Juan Pablo Julia, director de la reserva, quien deberá dar un informe de la situación de la reserva.

Entre las distintas irregularidades que vienen siendo sostenidas por las distintas gestiones de la facultad, podemos nombrar principalmente, el incumplimiento de las normas de higiene y seguridad, como la falta de insumos para el tratamiento de fauna en cuarentena entre ellos guantes y barbijos. Falta de medios adecuados para que estos puedan desarrollar sus tareas, como indumentaria adecuada para las labores de riesgo que realizan los guarda fauna, que tienen que proveérselas los trabajadores mismos, llegaron a faltar raciones para los animales en rehabilitación. En algunos casos, se constató meses de atraso en los pagos de los salarios, cuando se ingresa a trabajar, que implica que los gastos laborales corran por cuenta propia, así también el pago en negro de las horas extras, cuando toca trabajar un feriado, sobre un sueldo de alrededor de 4700 pesos, que de por si es poco y a esto se le suma el no pago del adicional del 10 % por trabajo insalubre, en una Universidad en la que el salario de un funcionario -como el rector, los secretarios y decanos- va desde aproximadamente $80.000 a $100.000 , en momentos donde la universidad está debatiendo una propuesta millonaria de integrar YMAD y el nuevo proyecto minero de Agua Rica.

La juventud precarizada de la facultad

A fines de Junio la Universidad de Tucumán y la Facultad de Ciencias Naturales, anunciaron la implementación de un proceso de evaluación y autoevaluación institucional y hablaron de “metas”, “compromisos”, “en pos de la excelencia educativa, trasparencia, equidad e inclusión”. Al parecer, no tienen como “meta” el cuestionamiento de las condiciones laborales de los trabajadores universitarios, ni un “compromiso” por cambiar las condiciones precarias de trabajo, como por ejemplo Los Guarda faunas de la Reserva Experimental de Horco Molle. Si analizamos esta situación de manera superficial, es probable que nos terminemos comiendo el cuento de la gestión, cuando muestran su consternación ante la situación y dicen no estar al tanto de la situación. Pero, si analizamos más a profundidad, podemos ver que las autoridades de esta casa de estudios desde principios de este año electoral que trata de ligarse al gobierno de la provincia, que quedó confirmado con la visita de Manzur y el legislador Christian Rodríguez a la facultad, seguida de la visita del ministro de educación Juan Pablo Lichtmajer, y la firma del “convenio donde se incorpora a la Facultad al Programa de Formación Docente Continua” (FROMAR) de quien no está de más decir que tiene gran parte de los trabajadores ministeriales trabajando de forma precaria y a quien los obligo a panfletear y fiscalizar para él, en las últimas elecciones provinciales, bajo la amenaza de despido. Sostener alianzas con Manzur, es sostener alianzas con un gobierno que sostiene los índices más altos de precariedad laboral y de pobreza.

Por otro lado, mientras durante años los guardafaunas de la reserva reclaman mejores condiciones laborales, el ex rector Cerisola, la ex directora de construcciones universitarias Olga Cudmani y el ex diputado radical Luis Sacca malversaban fondos por más de 300 millones de pesos, y por el cual, hoy están procesados.

Con este panorama queda más que claro el silencio de la gestión, que dista mucho de ser inocente y no nos olvidemos de la complicidad de la conducción del Centro de Estudiantes dirigido por Rumbo estudiantil, quienes además le aportó candidatos al acople de Manzur “Juntos Podemos”.

Por eso se invita a la juventud trabajadora y los estudiantes a movilizarse y exigir que la sesión de consejo extraordinaria del miércoles 7 de agosto, sea pública, para que el director de la Reserva rinda cuentas públicamente, ante los estudiantes y trabajadores universitarios. También queremos que se hagan públicas las cuentas de la facultad y de la reserva, para saber en qué se destinan los recursos de la institución. Por ultimo, exigimos un reglamento de funcionamiento de la reserva, que contemple los derechos de los guardafaunas como trabajadores.







Temas relacionados

Universidad Nacional de Tucumán   /    Tucumán   /    Universidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO