Política

VIOLENCIA INSTITUCIONAL

Sebastián Bordón: 20 años de un emblema del gatillo fácil

Hoy se cumplen 20 años del asesinato en manos de la Policía de Mendoza de Sebastián Bordón. Emblema de la desaparición forzada y gatillo fácil.

Alan Gerónimo

@Gero_chamorro

Jueves 12 de octubre | Edición del día

Hace 20 años, el 12 de octubre de 1997, una noticia enviada de la Unidad Regional II de San Rafael indicaba que un joven "con problemas mentales" había golpeado a un cabo en el destacamento de El Nihuil y que se hallaba desaparecido. Diez días más tarde, el cuerpo de Sebastián Bordón, un chico de 18 años oriundo de Moreno (Buenos Aires) que estaba de viaje de egresados, aparecía muerto al pie de un risco en el Cañón del Atuel.

Muchas versiones se dieron sobre Sebastián Bordón: que él había sido visto en otro lado (para ello la Policía usó a civiles que declararon falsamente), que Bordón estaba vinculado con el narcotráfico y demás maniobras para desviar la pesquisa.

Como en cada caso de desaparición forzada por parte de las fuerzas represivas del Estado, las fuerzas que tienen el monopolio de la violencia, utilizan todo tipo de argumentos para desviar su responsabilidad, lo vemos ahora mismo en la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

El 12 de octubre, dos vecinos de Moreno que se habían sumado a la búsqueda, dieron con el cuerpo en un sitio que ya se había rastrillado, a unos 12 kilómetros de donde había desaparecido. El juez de instrucción Horacio Yacante, que se encontraba en Moreno tomando declaración a los compañeros de Sebastián, regresó a San Rafael. Al día siguiente renunció Ángel Cirasino, ministro de Gobierno del gobernador Arturo Lafalla.

El asesinato de Sebastián Bordón

Sebastián Bordón tenía 18 años, estaba terminando el secundario y vivía en Moreno junto a su familia, quería ser comentarista deportivo y era hincha de Racing.

Sebastián llegó a El Nihuil el 27 de septiembre, en viaje de egresados de las escuelas 4 y 13 de Moreno. Los chicos se instalaron en un centro turístico ubicado junto al embalse del río Atuel, a 50 kilómetros de San Rafael. Bordón tuvo una crisis de angustia y no supo ser contenido por los docentes que acompañaban al contingente.

Las profesoras Ana María Bava y Patricia Mabel Landalde, junto con Jacinto Araujo, director de la Escuela Media 4, se sacaron de encima a Sebastián y lo dejaron en el destacamento policial de El Nihuil, mientras su padre, Luis, viajaba desde Buenos Aires para buscarlo.

El cuerpo de Sebastián fue hallado en un barranco del río Atuel. En el juicio oral se dio por probado que el chico escapó del destacamento y que salieron a buscarlo en un patrullero los policías Daniel Gómez, Roberto Gualpa y Alejandro Cubillos. Ellos, cuando lo encontraron, le dieron una paliza feroz que lo dejó inconsciente. Las pericias demostraron que el joven agonizó durante varios días, en un lugar nunca precisado, hasta que murió de hambre y sed. Ninguna de las heridas sufridas era mortal.

El juicio

En el juicio oral quedó probado que Sebastián corrió desesperado en dirección al cañón por un camino de tierra usado por camiones y los micros del personal de una empresa de la zona. Fue el chofer de uno de esos ómnibus el que lo vio a pocos metros del barranco donde luego la policía acomodaría su cuerpo simulando un accidente.

Apenas escapó del destacamento, un llamado alertó a la comisaría 38 del incidente. Desde la seccional en San Rafael salió el móvil 739 en el que iban los agentes Trentini, Gualpa, Gómez y Cubillos, agentes predilectos del por aquel entonces Comisario Trentini, quienes cuando encontraron a Sebastián le propinaron una brutal golpiza.

Como si fuera poco, para la búsqueda de Sebastián Bordón se llamó a una parapsicóloga Amanda Ledesma, quien fuera colaboradora de la Policía Mendocina.

Durante el juicio, fueron condenados siete policías y dos civiles. Mientras tanto el Comisario Tretanti espera ser enjuiciado también por casos de Lesa Humanidad.

Blumberg: “el chico se drogaba”

En el año 2004 el falso ingeniero Blumberg, quien es uno de los responsables de las más terribles leyes punitivistas junto a los partidos políticos de turno con Néstor Kirchner a la cabeza, dijo en declaraciones: “En ese caso [de Bordón], el chico se drogaba, hizo una mala actuación, agredió a un policía. Después, bueno, la policía actuó mal, hizo cosas que no debía. Pero, entiende, tenemos que poner todo en su justa causa", relativizando el accionar policial ¿Qué será “su justa causa” para Blumberg? Tiempo después tuvo que disculparse con la familia de Bordón cuando la familia amenazó con empezar acciones legales hacia él por sus dichos.

Sebastían y su madre

No es un policía, es toda la institución

Veinte años pasaron de un caso que hizo tambalear a un Gobierno provincial. Se podría suponer que las condiciones para que estos casos de asesinatos en manos del Estado no se repitan estarían dadas desde aquel entonces, pero esto no es así. No solo no cesaron los casos de gatillo fácil y desapariciones forzadas de personas por parte de aparatos represivos del Estado, si no que aumentaron exponencialmente, no solo en la provincia de Mendoza, si no en el resto del País.

Mendoza se ha convertido en un emblema del punitivismo tras la modificación de la Ley de ejecución de la pena impulsada por Luis Petric en donde las prisionización por “delitos” menores aumentó, pero contrariamente a lo que se podría pensar, también aumentaron los “delitos”. Esta Ley fue importada por el mismo diputado de la coalición Cambiemos para todo los delitos federales aumentando el hacinamiento y las muertes dentro de las Unidades Penitenciarias de todo la Argentina.

Lea más: Reforma carcelaria: kirchnerismo y macrismo a favor del punitivismo

Con respecto a los casos de gatillo fácil, Mendoza es la quinta provincia con más casos de asesinatos en manos de las fuerzas represivas.

El caso de Sebastián Bordón sigue siendo un caso emblema de la impunidad policial, pero así también es un emblema de la lucha de los familiares, de los distintos organismos de derechos humanos y partidos políticos que cotidianamente luchan contra las fuerzas represivas del Estado.

Madres en lucha, distintos organismos de derechos humanos y partido políticos en el día de hoy llaman a movilizarse para decir: “Ayer dictadura militar, hoy violencia institucional. Memoria, verdad y justicia”.






Temas relacionados

Policía de Mendoza   /    Violencia policial   /    Violencia institucional   /    Policía del gatillo facil   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO