Política Chile

OPERACIÓN HURACÁN

Se revela cómo Smith intentó incriminar a PDI

El ministerio público ha revelado el modus operandi de Carabineros en el montaje de la "Opración Huracán"

Sábado 10 de marzo

El Fiscal Regional de Aysén, Carlos Palma, a quien se le asignó la investigación de la causa por supuestas filtraciones y obstrucción a la justicia en la denominada Operación Huracán, presentó hoy, ante el juzgado de Garantía de Temuco, un escrito en el que pide el sobreseimiento de las personas investigadas. Particularmente sobre el fiscal de Alta Complejidad de Temuco, Luis Arroyo, y su asistente, la abogada Mónica Palma Martínez.

El fiscal Palma, en un documento de 19 páginas, afirma que los hechos descritos en el informe de Inteligencia de Carabineros n°. 202, firmado por el general Gonzalo Blu y remitido al Ministerio Público, nunca existieron y por lo tanto esa información, que inculpaba a los funcionarios del Ministerio Público como informantes de la Coordinadora Arauco Malleco, es completamente falsa. En efecto, el fiscal Arroyo se querelló contra los que resulten responsables por esta aparente manipulación, lo que desató un tenso conflicto entre el Ministerio Público, Carabineros y el Ministerio del Interior, del que depende la policía uniformada.

Pero, además, el fiscal Palma investigó una denuncia de Alex Smith, creador del software Antorcha, con el que según Carabineros se interceptaron estas conversaciones, quien acusó un “hackeo” al programa por parte, nada menos, que de la Policía de Investigaciones de Chile.

En el escrito, el fiscal consigna que “el día 21 de febrero del 2018, en la 33 Comisaría de Ñuñoa, Alex Guillermo Smith Leay enuncia que el día 11 de febrero del 2018 en horas de la mañana, mientras desarrollaba y construía los códigos del programa Antorcha 2.4, a solicitud del FBI, en dependencias de la Escuela de Carabineros de Chile del General Carlos Ibáñez del Campo, ubicada en Avenida Antonio Varas N° 1842 de la comuna de Providencia, es víctima de un ’hackeo’ en su página www.uichile.cl, que es el que aloja el referido programa, cambiando la página principal o index del sitio web. Relata que ante esto decidió realizar un análisis respecto de quienes revisaron la página, obteniendo como resultado que la última IP en ingresar al sitio fue la 201.238.231.90, correspondiente a www.pdi.cl, registrando como ubicación Avenida General Mackenna N° 1370, comuna de Santiago, dirección que según sus dichos, corresponde a un cuartel de la Policía de Investigaciones”.

A partir de esta denuncia, comienza una investigación para determinar si lo que denunciaba Smith, llamado "el Profesor" por Carabineros, era cierto. Y los resultados del Ministerio Público son lapidarios.

Primero, el fiscal rastrea la página que alojaba al programa Antorcha y señala que “respecto del sitio web www.uichile.cl, que es el que alojaría el referido programa ’ANTORCHA’ fue comprado el día 01 de febrero del 2018, a Hosting Chile. Quien realizó el pago es Alex Campos Garrido, funcionario de DIPOLCAR Temuco, quien entregó como contacto el mail pablonowgensk@gmail.com, correo que pertenece al funcionario de Inteligencia de Temuco, de Carabineros de Chile, de nombre Pablo Nowgensk Nowgensk.”

A partir de esta extraña conexión el fiscal abre otra investigación y, paralelamente, Smith denuncia públicamente, durante un reportaje de Emilio Sutherland para Canal 13, que su invento informático ha sido hackeado y que por ese solo hecho no era posible verificar la eficacia del programa de espionaje estrella de la Inteligencia de Carabineros.

Pero al fiscal le basta escarbar muy poco para saber que más de algo no calza y que Sutherland, habitual protector de incautos, ha caído en su propia trampa.

"Con fecha 15 de febrero de 2018 presta declaración David Evans Alday, propietario de Crea2k S.A. Esta empresa es la propietaria de la IP 201.238.231.90, IP desde la cual se habría efectuado el supuesto hackeo. Refiere que Crea2k S.A., propietaria de la IP en referencia, se la arrienda a la empresa Eol Research, propietaria del sitio web www.pdi.cl, y que se trata de una IP estática. Refiere que Ignacio Edwards es el gerente comercial de Eol Research y que la dirección física de la IP es Huérfanos N° 725, piso 3, comuna de Santiago”, concluye el escrito, que por lo demás debe ser revisado por los jueces del tribunal.

Una breve búsqueda en Google para confirma que el sitio web de la PDI es pdichile.cl, pero el fiscal agota los recursos para obtener pruebas de que no se trató de un hackeo y en su escrito afirma lo siguiente, entregando detalles que resultan al menos risibles:

“Con fecha 19 de febrero de 2018 Ignacio Aguirre Edwards, Gerente Comercial de Eol Research, quien arrienda derechos sobre la IP 201.238.231.90 , que es la IP denunciada, sociedad además creadora y propietaria de la página sindicada por Alex Smith como la utilizada para la intervención (www.pdi.cl), refiere que pdi.cl es abreviación de ’Página de Inicio’, y que se trata de un sitio web por el que los usuarios pueden visualizar el estado del tiempo, restricción vehicular e indicadores económicos. Finalmente señala que desde su página www.pdi.cl, nunca han ingresado a la página www.uichile.cl, que solo tuvieron conocimiento de su existencia producto de esta investigación, que los protocolos de seguridad del sitio y del servidor los maneja Crea2K, como también los backup de rutina del sitio, y que no tienen relación con la Policía de Investigaciones”, señala el escrito.

“Que de lo anterior queda de manifiesto que ni la página www.pdi.cl, ni la supuesta georreferenciación señalada por el señor Smith en su denuncia, tienen relación alguna con la Policía de Investigaciones de Chile. Esto es además fácilmente comprobable, a través de un ingreso por un usuario básico, al sitio www.pdi.cl, el cual está alojado en la IP denunciada, toda vez que se despliega de inmediato una página que entrega información respecto del estado del tiempo, restricción vehicular e indicadores económicos”, concluye en esta parte de su presentación, el persecutor.

Además, declaraciones de funcionarios de Carabineros dan cuenta de la verdadera naturaleza de Antorcha. Dice el escrito :

"Con fecha 20 de febrero de 2018 presta declaración Cristián Rodrgio Moreira Moreira, diseñador gráfico, quien trabaja en la Dirección de Tecnologías para la Información y las Comunicaciones de Carabineros de Chile (TIC), quien relata que convocó a una reunión en la que estaban presentes el CPR Alex Smith, el capitán Osses y el programador Alex Zambrano, entre otras personas; que el entonces capitán Osses le solicita que diseñe de manera urgente unas imágenes para la aplicación ’Antorcha’, que no le dieron mayores detalles y que solo le solicitaron que apareciera una Antorcha además del logo de la DIPOLCAR; que el Capitán le indicó que debía realizar los diseños para dos páginas web, uno de inicio y otra para el interior, y que todo era secreto, que no debía comentarlo con nadie, y que incluso hicieron que saliera su compañero de oficina para que no tomara conocimiento de la labor que le había sido encomendada; que luego de realizar el trabajo de diseño instruido, hizo entrega del mismo al programador Alex Zambrano, quien estaba confeccionando un sistema”.

El propio Alex Zambrano declaró cómo se fabricó una página, la supuestamente hackeada, para “alojar” el software. El informático reconoce en su testimonio que es imposible hackear la página.

“[Zambrano] señala que entre el 8 y el 9 de febrero del año en curso, recibió una llamada desde DIPOLCAR Temuco, preguntándole si tenía conocimiento de páginas web, y que ante su respuesta positiva, le señalaron que necesitaban implementar una plataforma; que el día 9 de febrero recibió una llamada del comandante de Carabineros, señor Villarroel, indicándole que confeccionara una página web, que había que hacer un login y password, y que al ingresar a la siguiente página debían solicitarse 3 o 4 campos, con nombre, número de celular, IMEI, un correo electrónico, y que después de eso se enviaba a una base de datos que está en MYSQL, fuera del servidor de Carabineros; que el diseño de la web venía hecho, que era el símbolo de una antorcha además de un celular con fondo verde, y que lo recibió de Cristian Moreira, otro funcionario de Carabineros; que la persona que le entregó los requerimientos de programación fue Alex Smith, y que lo acompañaba el capitán Leonardo Osses; que el servidor externo se encontraba almacenado en hosting.cl y que el dominio era uichile.cl; que la página solo permitía primero un usuario único, y luego insertar datos; que no permitía medir visitas a la página ni detectar una dirección IP conectada a la página; que una vez que él confeccionó la pagina web al tenor de lo requerido por el señor Smith y otros funcionarios de Carabineros, la entregó en un pendrive junto a toda la información asociada (programación, el index de la página del login, la carpeta de imágenes, la carpeta de JS y la carpeta de conexión a un computador de su propiedad); subiendo posteriormente el señor Smith, por él diseñada, al Hosting y que la página por él construida es imposible que fuera objeto de un hackeo. Finalmente señala que le parece raro que Alex Smith denuncie un hackeo a la página www.uichile.cl, en circunstancias que fue desarrollada por él, y que además nadie sabía de la página”.

El fiscal no ahonda en las razones que habría tenido Smith para ejecutar esta desprolija estrategia. Aunque se pueden presumir algunas, como la antigua rivalidad entre la policía civil y Carabineros. Pero, en este caso particular, porque algunos de los peritajes que determinaron que el software Antorcha no funcionaba, al menos no de la manera descrita, vinieron de la Policía de Investigaciones.

Respecto de la “causa madre” de filtraciones, que involucraba a funcionarios del Ministerio Público, el fiscal Palma concluye, luego de periciar los teléfonos del fiscal Arroyo y su abogada ayudante, lo siguiente: “Luego de evaluar los resultados de las diligencias investigativas, se ha podido concluir que los hechos denunciados no constituyen delitos de obstrucción a la investigación, ni de violación de secreto ni algún otro contenido en el Código Penal o en algún otro cuerpo legal, ya que los hechos presuntamente delictivos, expuestos en los oficios nº 202 y nº 210 de la Dirección de Inteligencia, Drogas e Investigación Criminal de Carabineros de Chile [encabezada por el general Gonzalo Blu Rodríguez, quien acusó a la Fiscalía de ’amparar delincuentes’] no existieron".

En efecto, después de revisar ocho informes periciales a los teléfonos y correos de Arroyo y Palma, se pudo comprobar, según el fiscal, que no estaban ni estuvieron en ellos las conversaciones que detallan los informes de Carabineros firmados por el general Blu. Todas las conversaciones entre ellos fueron de materias propias entre un fiscal y su asistente. De hecho, el escrito asegura que “no se encontraron mensajes de interés investigativo sobre la denominada ’Operación Huracán’ y también se estableció que, de haber existido, no fueron borrados de los respectivos dispositivos.

Además el escrito detalla cómo Carabineros consiguió la autorización para “interceptar” los teléfonos de los activistas de la CAM y los funcionarios del Ministerio Público. El referido oficio (202) señala que, "amparados en dicho cuerpo legal, el ministro Aner Padilla Buzada, de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Temuco, con fecha 7 de septiembre de 2017, a solicitud del Director Nacional de Inteligencia, Drogas e investigación Criminal de Carabineros de Chile, General Gonzalo Blu Rodríguez, autorizó la interceptación, recuperación y registro fidedigno de comunicaciones informáticas”.

Todo esto revela nuevamente el montaje, en detalle, de la "Operación Huracán". Sin embargo, aún persiste el juicio contra los comuneros en base a estas mismas pruebas, indicando que el estado destina numerosos recursos, aunque sean fraudulentos, en perseguir a los líderes del pueblo Mapuche con el objetivo de desmovilizar.






Temas relacionados

carabineros   /   Política Chile   /   Montaje   /   Mapuche

Comentarios

DEJAR COMENTARIO