Economía

ECONOMÍA

Se recuperan las remesas pese a duras medidas antiinmigrantes

Las últimas cifras del Banco de México señalan que en mayo de este año las remesas que ingresaron al país muestran una recuperación con la que casi alcanzan el nivel de flujos previo a la crisis del 2008 en Estados Unidos.

Gabriel Bagundo

México | @g_bagundo

Miércoles 5 de julio | 12:28

Las remesas, el dinero que envían los migrantes radicados en Estados Unidos y otras partes del mundo a México, alcanzaron en mayo de este año la cifra de 2,586 millones de dólares (mdd). Esto según la última información oficial del Banco de México y el Inegi.

La cifra récord más alta en flujos de remesas hacia México se obtuvo en octubre del 2008, un mes después de la quiebra del Banco Lehman Brothers en Estados Unidos, el detonante de la crisis en curso.

A partir de esta fecha las remesas tuvieron una estrepitosa caída reflejo de la crisis que experimentó la economía estadounidense. El desempleo en EE.UU. alcanzó una tasa del 10% y afectó de manera importante a los connacionales y se reenvío de dinero a las familias.

Pese a estas cifras optimistas brindadas de manera oficial, basadas en aparentes indicadores de recuperación de la economía estadounidense, la tasa de crecimiento de las remesas está lejos de alcanzar los niveles que tuvo del año 2000 al 2008. Incluso las cifras de mayo del 2017 son apenas superiores a las de mayo del 2006 (2,534 mdd), hace ya 11 años.

En Estados Unidos las medidas antimigrantes de Donald Trump profundizan la degradación de la calidad de vida de los trabajadores mexicanos y de otras nacionalidades de Centroamérica y América Latina, y es posible que tengan un impacto sensible en las remesas para el próximo periodo. Todo esto mientras el gobierno de México avala la criminalización y las deportaciones.

Las remesas que procedentes de Canadá mantienen una caída importante. De julio a septiembre del 2016 ingresaron 101 millones de dólares procedentes de ese país, de octubre a diciembre 2016 se recibieron 74 millones y para enero a marzo 2017 sólo lo hicieron en 43 millones.

Los estados que reciben la mayor proporción de remesas continúan siendo estados con altos niveles de pobreza como Guerrero, Estado de México, Oaxaca, Puebla, Guanajuato, Jalisco y Michoacán.

Para combatir las criminalización de los trabajadores migrantes, la precarización de sus condiciones laborales y la violación a sus derechos humanos es fundamental que los trabajadores de Estados Unidos y de México pongan en pie un gran movimiento internacionalista de defensa de los migrantes a ambos lados de la frontera que ponga un alto a los planes xenófobos de Donald Trump y los sectores más reaccionarios de la clase dominante en Estados Unidos.






Temas relacionados

remesas   /   México   /   Migrantes   /   Estados Unidos   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO