Géneros y Sexualidades

RIO NEGRO

El Bolsón: Asamblea Ni Una Menos por Santiago Maldonado

Convocada por el colectivo Ni Una Menos y diversas organizaciones de mujeres de la Patagonia, este sábado por la tarde se realizó en la localidad de El Bolsón, en la provincia de Río Negro, la asamblea que reclamó por la aparición con vida de Santiago Maldonado, por la libertad de todos los presos y presas mapuches y por el derecho al territorio de las comunidades originarias.

Sol Bajar

@Sol_Bajar

Lunes 25 de septiembre | 15:27

Fotos: Guadalupe Lamuedra

A pocos kilómetros de la comunidad Pu Lof de Resistencia del departamento de Cushamen, donde desapareció Santiago Maldonado a manos de la Gendarmería Nacional, referentes de ésta y otras comunidades indígenas originarias se hicieron presentes en el Instituto de Formación Docente de El Bolsón, donde compartieron la historia de una lucha que lleva siglos de resistencia ante la usurpación de sus tierras, por parte de empresarios extranjeros y locales.

Entre otras, allí estuvieron las referentes Moira Millán, Auca Millañanco y Soraya Maicoño. Las abrazaba una concurrida asamblea de unas 300 mujeres que contó también con la participación de la madre de Plaza de Mayo Mirta Baravalle, la periodista Marta Dillon y otras integrantes del colectivo Ni Una Menos y diversas agrupaciones de mujeres de la región patagónica y de la Ciudad de Buenos Aires, como Pan y Rosas y el PTS en el Frente de Izquierda, Mala Junta, La Revuelta, integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito de las provincias de Río Negro, de Neuquén y de Chubut, la Colectiva Comarcal Niunamenos, la Red de géneros de Bariloche, la Asamblea Lésbica Permanente, el Frente Popular Darío Santillán, La Dignidad, las trabajadoras de la radio Universidad Calf y de FM Alas y la Asociación de Empleadas Domésticas de Neuquén, entre tantas otras. Las mujeres de Esquel, de El Bolsón, de Bariloche y de otras localidades cercanas, también fueron protagonistas de la jornada.


Te puede interesar: Convocan a asamblea #NiUnaMenos en la localidad de El Bolsón

Con una copla que denunciaba que la campaña del desierto no finalizó, la ronda dispuesta en la sala principal del Instituto fue dando inicio a la asamblea, que se propuso debatir sobre “la actualidad de la lucha por la tierra y sobre la situación de las comunidades en el contexto de la desaparición de Santiago Maldonado, de la militarización de los territorios y de la criminalización de los cuerpos disidentes”. El debate, rico en expresiones, reafirmó la necesidad de multiplicar la fuerza de la movilización en las calles y los lazos de solidaridad con quienes luchan por recuperar sus territorios ancestrales.

Luchar contra la impunidad

No es para menos. Las comunidades originarias cuentan con decenas de sus integrantes asesinados, perseguidos, criminalizados o presos por luchar por la tierra; ya van casi dos meses de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, que se solidarizaba con ellas; y el gobierno de Cambiemos y las instituciones del Estado, como la justicia, siguen encubriendo con impunidad a los responsables políticos y materiales de los hechos de aquel 1° de agosto, tras la brutal represión de la Gendarmería Nacional, así como de todos los que se sucedieron después, para garantizar su encubrimiento.

Como señala la referente del FIT Myriam Bregman, en una carta que dirigió a la asamblea de este sábado, “eso es lo que nos tocó denunciar también a otras colegas y a mí cuando desapareció Jorge Julio López: la impunidad se teje, se construye, y decíamos que hay que ver quién es el que encubre para saber a quién defiende. Como denuncian ustedes, no hay operación que pueda ocultar a los responsables políticos y materiales de la desaparición forzada de Santiago: desde la Gendarmería Nacional hasta la ministra de la Nación Patricia Bullrich, su segundo Noceti, el juez Otranto. ¡Todos ellos son responsables, y no vamos a parar hasta que cese la impunidad que los cuida y los protege!”. Ese fue precisamente uno de los debates que atravesó la Asamblea.

Hablamos para todas y para todos

“Hablamos para todas y para todos”, dijo la periodista de Las 12/Página 12 Marta Dillon al dar inicio a la Asamblea. Con la lectura de un texto elaborado por el colectivo Ni Una Menos, Dillon llamó a construir "nuevos ámbitos organizativos" y sostuvo que “ni lo humano, ni la naturaleza, la tierra y la existencia puede sernos ajeno”. “Reducirnos a tomar la parte que el género nos asigna es también un modo de enajenación”, afirmó. Esa misma definición es la que llevó al colectivo, el pasado 1 de agosto, a convocar a una Asamblea en la carpa que las trabajadoras y los trabajadores de PepsiCo mantienen frente al Congreso Nacional, en defensa de sus puestos de trabajo.

Te puede interesar: Asamblea #NiUnaMenos por PepsiCo: “Algo muy grande que está por nacer”

Esa expresión de solidaridad de las organizaciones de mujeres volvió a repetirse este fin de semana para rodear de apoyo a las comunidades en lucha y para avanzar en el compromiso de una gran movilización por la aparición con vida de Santiago, la libertad de Facundo Jones Huala y de todos los presos y presas políticas de las comunidades originarias. “Apostamos a construir una perspectiva feminista sobre todas las desigualdades”, afirmó la periodista del colectivo Ni Una Menos, en representación de las integrantes de ese espacio.

"Nada menor que eso"

A su turno, Moira Millán, referente mapuche e impulsora de la Marcha de las Mujeres Originarias, señaló que existe una operación “para abstraer la desaparición de Santiago Maldonado sin mencionar su origen: la lucha por el territorio, que tiene como origen dos mundos contrapuestos. Un mundo que cree que sagrada es la propiedad (…) y este mundo, el mundo mapuche, que cree que sagrada es la vida, no la propiedad”. Moira también relató que “hay 36 pueblos originarios que tenemos un arte de habitar completamente diferente al que plantea este modelo de Estado”, y advirtió sobre la persecución, la tortura y la represión que sufren las comunidades indígenas a manos de las fuerzas de seguridad, bajo las órdenes de los gobiernos de turno y de los empresarios que lucran con la usurpación de sus tierras.

“Si mañana se resolviera la libre determinación del pueblo mapuche, pero siguieran violando y mutilando a mis hermanas guaraníes, mis hermanas wichis, mis hermanas qom, nada se resolvería”, interpeló Moira. “Queremos una nueva humanidad. No queremos nada menor que eso”, dijo, y destacó el rol de las mujeres originarias en la defensa del territorio. “Por más que nos digan que no podemos, que no tenemos la capacidad, cuando las mujeres despertamos no nos podemos volver a dormir”, reflexionó.

Auca Millañanco, de la comunidad Pu Lof de Resistencia del departamento de Cushamen, también se dirigió a la asamblea y compartió la carta de Lorenza Cayuhan, presa política mapuche en Chile: “no hay justicia, fui vulnerada en mis derechos como madre y también como mujer mapuche, siendo obligada a dar a luz engrillada”, leyó Auca, y recordó que el caso de Lorenza es uno más de los tantos que muestran cómo los Estados nacionales siguen avanzando sobre las comunidades indígenas. “Para ellos nosotros somos indios, mano de obra barata”, dijo, y destacó que “ya desde niños éramos perseguidos por nuestro color de piel, por nuestros apellidos… hoy nos toca sufrir eso físicamente, todos los días”.

En representación de su comunidad, Auca contó que “estamos aquí para exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado, que siempre reivindicó nuestra lucha como pueblo nación mapuche, y para pedir por la libertad y la no extradición de nuestro lonco Facundo Jones Huala". "Lo que nos está sucediendo es una unidad”, enfatizó.

“La aparición de Santiago Maldonado es prioritaria”, destacó la madre de Plaza de Mayo Mirta Baravalle, que viajó especialmente hasta El Bolsón para llevar su saludo. “Al verlas a ustedes estoy viendo a nuestras hijas, a los treinta mil compañeros desaparecidos”, destacó, y subrayó que “lucharon por algo que era para ellos lo más sagrado, que era el pueblo, la dignidad. Eran otros tiempos, otras exigencias, pero ellos también ya hablaban de la situación de los pueblos originarios, y yo me siento orgullosa por eso”, sostuvo, y recordó las palabras de su hija detenida desaparecida: “no hay fronteras”.

Laura "Xiwe" Santillan, integrante de la agrupación de mujeres Pan y Rosas/Frente de Izquierda de Río Negro, tomó luego el micrófono para saludar la iniciativa de esta nueva asamblea y destacó que “nosotras, las mujeres mapuches, tenemos también nuestra propia historia de opresión, que la sabemos de las historias de nuestras familias y que tiene que ver con este interés capitalista que hay sobre todos los territorios indígenas”. "A mi abuela se la llevaron a los ocho años para trabajar de empleada doméstica en la ciudad", contó Laura, quien también destacó que las tierras de su familia siguen apropiadas por descendientes del Teniente coronel Saturnino Torres, desde la campaña del desierto. "Esa es la historia de casi todos nosotros, y las mujeres mapuches la conocemos bien", dijo.

"Muchas de nosotras terminamos viviendo en las ciudades, donde somos de las más explotadas y las más oprimidas, donde somos las empleadas domésticas, donde limpiamos las casas de los ricos, donde somos las obreras peor pagas”, denunció Laura, y enfatizó que "fue por la lucha que dieron otros y otras que hemos podido hacernos conscientes del avasallamiento histórico que hoy se continúa y se profundiza gracias a la impunidad que protege a los terratenientes y empresarios".

Te puede interesar: La lucha mapuche, la autodeterminación y el marxismo

"No se puede pensar en ningún progreso, en ningún avance, mientras nosotros estamos viviendo lo mismo todo los días", agregó Laura, y denunció que "hay una situación de militarización de muchas comunidades, y hay treinta y siete presos políticos mapuches", encarcelados bajo este gobierno y el anterior. Laura destacó que por eso es tan importante rodear de apoyo a las comunidades y hacer oír bien fuerte el grito de aparición con vida ya de Santiago Maldonado. "Una de nuestras primeras resoluciones tiene que ser convocar a una gran movilización el próximo 1° de octubre, a dos meses de su desaparición forzada", dijo.

Un símbolo de unidad con el pueblo mapuche

También su compañera Cecilia Carrasco (PTS/Frente de Izquierda) hizo uso de la palabra para proponer que la Asamblea Ni Una Menos acompañe el reclamo de prórroga de la ley 26.160, que suspende los desalojos de las comunidades indígenas y ordena el relevamiento de las tierras ocupadas por ellas, y contó que desde las bancas del PTS en el Frente de Izquierda, tanto en Neuquén como a nivel nacional, se han impulsado diversas iniciativas parlamentarias que buscan fortalecer este reclamo.

Como Laura, Cecilia también destacó la importancia de que las mujeres acompañen la movilización del próximo 1 de octubre, impulsando la convocatoria desde cada lugar de estudio y de trabajo, para que seamos miles, decenas de miles. "Tenemos el desafío de multiplicar las expresiones de solidaridad con esta lucha", dijo, e hizo entrega de un cerámico que lleva el rostro de Santiago Maldonado y que hicieron llegar a la comunidad Pu Lof de Cushamen trabajadores y las trabajadoras de Zanón. Fue uno de los momentos más emotivos y aplaudidos de la asamblea: como señaló la referente rionegrina, se trata de un símbolo de unidad de los obreros y obreras con el pueblo mapuche. "Desde que Zanon tomó bajo control obrero esa fábrica, la arcilla con la que produce ese cerámico viene de una comunidad mapuche. Estamos hermanados y hermanadas", dijo la compañera del dirigente obrero ceramista y diputado neuquino Raúl Godoy, quien también envió su saludo a la asamblea.

Pasadas las 18 horas del sábado, encabezadas por una gran bandera que decía "Nuestros cuerpos - Nuestros Territorios. ¿Dónde está Santiago Maldonado?", el debate fue dando paso a la necesidad de salir a las calles nuevamente, para acompañar a la comunidad de El Bolsón en la exigencia que cada sábado realizan frente al destacamento de la Gendarmería Nacional, en la ruta 40. Al grito de "vivo lo llevaron, vivo lo queremos", con sus pañuelos, remeras, pancartas y banderas, las participantes de la asamblea sumaron su voz al sentido reclamo. Una nueva jornada que marca los enormes desafíos que tiene el movimiento de mujeres llegaba a su fin.






Temas relacionados

Santiago Maldonado   /    Ni Una Menos   /    #NiUnaMenos   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO