Cultura

ROSARIO

Se presenta la novela “Alfileres en el pan” de Simón Menéndez Bravo

Simón Menéndez-Bravo presentará el viernes 22 de marzo, a las 20hs en el Petit salón de la Sala Lavardén su libro “Alfileres en el Pan”, editado en tinta, audio y braille por El Salmón. La Izquierda Diario dialogó con el autor.

Ivana Acevedo

Docente

Martes 19 de marzo | 18:38

-¿Cuál es la trama de Alfileres en el pan?

Alfileres en el pan narra dos historias en paralelo en capítulos intercalados. Una historia transcurre en el pasado, a mitad de siglo en los años 50, y es narrada en primera persona por una mujer mayor que cuenta la historia de un niño que fue esperado niña. Su madre lo deseó nena y nace varón. Pero ella lo cría como una niña y le pone un nombre de niña omitiendo su género biológico. Esta mujer mayor va narrando cómo es la vida de este niñe a lo largo de su infancia, su juventud y su adultez.

La segunda historia es la de Romi y el Conti, que son una pareja de jóvenes que llevan una vida común en los años 2000. Tienen un hijo, son laburantes. Sin embargo, las cosas se les empiezan a complicar y aparecen en su vida hechos inesperados que desconocían.

Ambas historias se van tejiendo hasta encontrarse en un núcleo de conflicto común que el lector va descubriendo a lo largo de la novela.

-¿Por qué el título Alfileres en el pan?

Por un lado es una representación un poco obvia del contenido de la trama: Carmen y su amiga Emilia son costureras en los años 50, de ahí los alfileres, y Romi y el Conti llevan adelante una panadería en los 2000, de ahí el pan. Sin embargo también es una metáfora un poco más reflexiva sobre las cosas por las que vale vivir, nada que nos de vida viene sin su costado lacerante. Alfileres en el pan es el dolor y el sufrimiento como parte indisoluble del sustento, de lo vital, de lo necesario. Yo creo que las cosas maravillosas que nos pasan y en las que creemos tienen de forma irremediable un costado trágico que nos va mordiendo en silencio.

-¿Cuándo nace la escritura en vos?

Escribo desde muy chico, desde que aprendí a escribir. Por formación académica soy doctor en Biología Molecular. Cuando terminé la formación, unos años antes en realidad, empecé a darle más importancia a la escritura, a darle tiempo. Empecé a transformarlo en algo que no fuera únicamente una actividad que realizaba cuando no tenía otra cosa por hacer. Porque me pasaba que si me ponía a escribir pensaba “debería estar estudiando”, “debería estar leyendo para la investigación”. No le daba el lugar hasta que un día me di cuenta que era algo importante para mí y comencé a darle cada vez más peso, al punto tal que hoy en día en mi escala de prioridades es la principal.

“Destaco la importancia de la palabra y de colectivizarla. Escribir un texto y guardarlo en un archivo que nadie más va a leer es como meter una planta en un ropero, muere en el olvido. Es fundamental colectivizar los textos, lo único que perdés es la vergüenza”

-¿Por qué la manifestación, tu formar de expresarte es desde la palabra?

Voy descubriéndome en la palabra. Desde chico apelo a la palabra. Es mi manera de entender todo incluso una pintura, la música, la danza, de alguna manera me retrotraen a un texto o un texto es la manera que yo tengo de imaginarme una pintura. Para mí se trata un poco de entrecruzar las artes, leer un texto e imaginarme que colores tiene, ver una pintura y pensar que me está diciendo.
Por otro lado, la expresión a través de la palabra es lo más barato y lo más accesible, no todos por cuestiones económicas y de tiempo podemos acercarnos a otras formas de manifestación. Es un cable a tierra, veo en amigos cercanos que nunca han escrito y de repente comparten algo que escribieron, es algo nuevo, algo liberador, que te cambia en ese momento. Poner la palabra en un papel ya te cambia y ni hablar leérselo a otros. Es un ejercicio muy lindo, en mi grupo de amigos eso se está gestando, es muy lindo lo que se genera al ponerle el cuerpo y leérselo a los otros.

-¿Cuál es el lugar de los talleres literarios en la circulación de la diversidad de las palabras?

Transitar por los talleres literarios es una experiencia colectiva y enriquecedora. La literatura tiene una experiencia que es inevitablemente individual, los talleres literarios fomentan la colectivización de esas experiencias individuales y la transforman en una trama en la que nos damos cuenta que todos estamos metidos en el texto del otro, y el otro en el mío. Porque en definitiva la escritura es algo social, a pesar de que su construcción más pura es individual.

Destaco la importancia de la palabra y de colectivizar la palabra. Escribir un texto y guardarlo en un archivo que nadie más va a leer es como meter una planta en un ropero, muere en el olvido. Es fundamental colectivizar los textos, lo único que perdés es la vergüenza. El poder fundamental de la literatura está ahí, en ese compartir. La obra literaria sabe cosas que el mismo autor no sabe, dice más, y esas cosas que se dicen sólo las puede detectar un lector o un oyente. Eso es potenciar la obra al máximo y es enriquecedor para ambas partes.

El autor
El autor

-¿Cómo será la dinámica de la presentación?

La presentación es 22 de marzo 20hs en el Petit Salón de la Sala Lavardén (Sarmiento1201). Estamos muy entusiasmados porque estamos organizando una linda presentación. Habrá una puesta en escena de números actorales, de danza, una cantante lírica y lecturas. Va a ser como una pequeña varieté de teatro, danza, lectura y canto. La entrada es libre y gratuita.-

Simón Menéndez-Bravo nació en Rosario en 1987. Es Doctor en Ciencias Biológicas egresado de la Universidad Nacional de Rosario. Actualmente se dedica a la escritura y a la biología molecular. Escribe cuentos, relatos cortos y poemas combinando drama, pop, kitsch, noir y humor. Alfileres en el pan es su primera novela.-







Temas relacionados

Libro   /    Rosario   /    Santa Fe   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO