Política Venezuela

VENEZUELA - CRISIS POLÍTICA

Se fractura la oposición tras jurar 4 de sus gobernadores ante la Constituyente chavista

Una nueva crisis se abre en la oposición tras la decisión de Acción Democrática de juramentar a sus gobernadores ante la “Constituyente”, un hecho que ha sido festejado por el chavismo.

Milton D'León

Caracas @MiltonDLeon

Martes 24 de octubre | Edición del día

La oposición aglutinada en la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) vio confirmada este lunes su fractura al juramentarse cuatro de sus cinco gobernadores ante la “Asamblea Nacional Constituyente” del chavismo que hasta el momento no había sido reconocida por ninguno de sus partidos integrantes. Se trataba de una exigencia del gobierno de Maduro para que pudieran asumir sus cargos luego de haber sido electos en las pasadas elecciones del 15 de octubre.

En estas elecciones, y luego de denunciar maniobras y hasta fraude por parte del gobierno para adjudicarse 18 de los 23 gobernadores, a la MUD le terminaron otorgando 5 gobernaciones, cuatro de ellas pertenecientes a candidatos del partido Acción Democrática de Ramos Allup, y el quinto perteneciente al partido Primero Justicia de Henrique Capriles Radonski y el actual presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges. Se trata de los gobernadores Antonio Barreto (Anzoátegui), Alfredo Díaz (Nueva Esparta), Laidy Gómez (Táchira) y Ramón Guevara (Mérida), todos ellos de la MUD y de Acción Democrática (AD), que prestaron este lunes juramento ante la “Asamblea Constituyente” impuesta de forma fraudulenta por el chavismo.

El quinto candidato de la MUD que se impuso en las regionales del 15 de octubre, el gobernador del estado Zulia Juan Pablo Guanipa, del partido Primero Justicia (PJ), ratificó su negativa a "ser juramentado por una ANC" y que, a su modo de ver, "no representa la voluntad del pueblo de Venezuela". La presidenta de la “Constituyente”, Delcy Rodríguez, advirtió tras juramentar a los cuatro gobernadores de Acción Democrática de las "consecuencias" que supondrá para Guanipa su rechazo a someterse a este órgano.

Una decisión festejada por el chavismo

Hasta el momento todos los integrantes de la MUD se habían comprometido a no llevar a cabo ninguna acción que supusiera un reconocimiento de la “Constituyente”. Incluso, todos los partidos de la MUD que participaron en las regionales habían asegurado que acudir a la cita electoral convocada por la “Asamblea Constituyente”, formada íntegramente por chavistas, no suponía legitimarla.

La comparecencia de los gobernadores de Acción Democrática ante la “Constituyente” ha sido celebrada en el chavismo y en el gobierno, pues se trata en los hechos el reconocimiento de un importante partido opositor de la MUD, lo que le permite avanzar en su “legitimación” como un órgano político “representativo” y sus poderes “plenipotenciarios” y “supraconstitucionales”. La propia Delcy Rodríguez aseguró que tras la juramentación se establece “la subordinación al poder constituyente originario del poder constituido”, y que los gobernadores opositores están en obligación de prestar juramento ante la “Asamblea Constituyente” para poder ir a los Consejos Legislativos estadales a juramentarse.

Pero al mismo tiempo que consigue este “reconocimiento”, el chavismo acelera las fracturas en la MUD, siendo que Acción Democrática es uno de los grandes partidos de la alianza de la oposición, que ya en las primarias de la MUD se había posicionado como el partido con más candidatos en las recientes elecciones regionales, y es en la actual Asamblea Nacional, considerada por el chavismo como “en desacato”, el mayor partido en cuanto a cantidad de diputados, 19 en total.

El cimbronazo político en la MUD

Esta fractura se expresó en el huracán político que se desató entre los partidos que integran la MUD e incluso de otros que siendo de la oposición no forman parte de la misma. No ha existido un solo partido que no le haya echado en cara a Acción Democrática embarcarse en su política de reconocerle al chavismo la “Constituyente”, con expresiones de tal virulencia política que harán difícil una vuelta atrás a una “reconstitución” de la alianza opositora.

Desde uno de los principales partidos de la MUD, Voluntad Popular (VP), el diputado nacional Armando Armas ha abogado por la creación de "una nueva alianza por Venezuela" de la que "quedarán fuera quienes han claudicado ante la dictadura". También del partido de Leopoldo López, el vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, escribió en Twitter que "los gobernadores que se juramentaron se apartaron" del consenso de la MUD, incluso hablando de "traición y engaño". Desde Primero Justicia, el segundo partido que obtuvo más candidatos a las regionales en unas primarias en que cosechó el mayor éxito AD, el actual presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, felicitó al gobernador electo del Zulia "por su postura al no humillarse ante el fraude (de la) Constituyente".

Fuerte en las críticas fue también Andrés Velázquez del estado Bolívar, donde de acuerdo a los resultados oficiales el candidato del chavismo le habría ganado por 471 votos, pero que ha declarado abiertamente que hubo un fraude presentando las actas de las mesas electorales, que horas después de presentar una acción legal contra la supuesta manipulación de los resultados en su región acusó a los gobernadores de Acción Democrática de "arrastrarse" ante la Constituyente, pidiendo para quienes han ido hoy a prestarle juramento "el mayor repudio nacional".

En medio de estas turbulencias dentro de la oposición, la Asamblea Nacional (AN) informó al final de la noche que no autoriza la rueda de prensa convocada para este martes en sus instalaciones por los cuatro gobernadores electos de AD, desmarcándose de esta manera de tal acción política. En la cuenta oficial de twitter de la AN se anunció que la rueda de prensa "no está convocada ni autorizada por la dirección" de esta institución y que "la convocatoria no tendrá efecto en el Palacio".

¿Negociaciones de Acción Democrática con el PSUV?

Es más que evidente que Acción Democrática ha negociado con el gobierno de Maduro, aunque a estas horas no es muy claro lo que habrían pactado, pues se trata de una decisión del viejo partido adeco de fuertes consecuencias para una oposición que ya se encontraba en una situación debilitada y bastante a la defensiva. Este mismo lunes ya en horas de la noche Maduro, informó que reconoce a los cuatro gobernadores electos de la oposición que se juramentaron ante la “Constituyente”. Agregando que "Quiero informar también que he conversado telefónicamente con cada uno de estos gobernadores para reconocerlos y además para ofrecerles mis dos manos".

Sin embargo, haciendo gala del ya acostumbrado mecanismo antidemocrático con la lógica tipo “si no gano arrebato”, o por lo menos lo intenta, Maduro también nombró ya a los “protectores” de los estados en los que ganó la oposición: los cinco candidatos del chavismo han sido nombrados "protectores" de los cinco estados en que perdieron la elección. Los "protectores" son una figura creada por el chavismo para seguir ejerciendo influencia en aquellos estados que no controla, y una manera indirecta de ejercer política sobre los mismos, tomándose atribuciones que incluso son de potestad de los gobernadores. También, el gobierno decretó ya la intervención por el Ejecutivo Nacional de los cinco cuerpos policiales de los estados en que perdió, sustrayéndole a los gobernadores recién electos el control de las mismas.

Es de tomar en cuenta que, como afirmamos en un reciente artículo, ya el gobierno tenía a favor la división de la MUD luego del resultado electoral, y que buscaría alentarla. Escribíamos que, mientras un sector de la MUD ha salido a cantar “fraude” y a acciones de calle (aunque a estas alturas nada han hecho en este sentido) candidatos que impugnan su derrota, otros aceptan haber perdido ante sus contrincantes del chavismo, lo que expresa que tal resultado del domingo pasado domingo ha resquebrajado la unión de la oposición. Y que la crisis interna de la MUD no se quedaba solamente en lo referente al resultado, sino a movimientos de interés interno y lo alcanzado en estas elecciones.

Y como parte de ello decíamos: “Es una obviedad que Acción Democrática busca un juego propio, al salir el mejor posicionado y obteniendo estados importantes del país, en la interna de la MUD en vista a las elecciones presidenciales del próximo año, y para ello buscando un posicionamiento mejor en la municipales de este año si se llegan a realizar. Hace tiempo que se viene hablando que este partido junto a Un Nuevo Tiempo –viejo desprendimiento del propio AD–, han sido los más proclives a las negociaciones y pactos con el gobierno de Maduro. El chavismo cabalgaría sobre esta división, por lo que podría alentar a AD en su política arribista para que lleve de candidato a Ramos Allup a las presidenciales con un bloque opositor dividido, siempre en busca de una sobrevida política del chavismo”.

Es evidente que esta situación, con la juramentación de los gobernadores de Acción Democrático le da más aire político al gobierno de Maduro, sustentado por las Fuerzas Armadas, aunque se trata de pactos políticos con este sector de la oposición y no de una nueva correlación de fuerzas con respecto al movimiento de masas. Acción Democrática, con el viejo zorro Ramos Allup, ha olfateado en su arribismo la “oportunidad” política” de transformarse en el segundo principal partido nacional con juego propio después del PSUV, pudiendo manejar ahora recursos estatales directamente y otros “espacios” que le podría estar ofreciendo el chavismo para que pudiera juramentarse ante la “Constituyente”.

Una crisis que está lejos de resolverse

Pero el gobierno de Maduro sigue sumergido en una gran crisis económica de carácter catastrófico que en los últimos meses se ha acelerado, sobre todo con el salto hiperinflacionario en las últimas semanas donde el ingreso de los hogares obreros y populares se ha visto reducido a la nada, además de la posible entrada en default frente a la imposibilidad de pago de la deuda externa lo que aceleraría aún más la crisis imperante. En este contexto, lo que se vienen son más severos ajustes económicos y políticas de mayor apertura económica que ahora el gobierno envalentonado se decidirá avanzar mucho más.

En tal situación política, nuevamente se abre el debate entre aquellos que nos reivindicamos de la independencia de clase y en defensa de los intereses de los explotados sobre cómo enfrentar al gobierno de Maduro, su cercenamiento a los derechos democráticos, sus nuevos pactos, así como también al conjunto de la oposición, y sabiendo sacar las lecciones de un balance claro del chavismo, qué tipo de alternativa política hay que construir para poner en movimiento a la clase trabajadora, a la juventud y los sectores pobres para que entremos en el escenario político nacional con banderas propias y con total independencia política.

Te puede interesar: La grave crisis continúa a pesar del triunfo adjudicado al chavismo








Temas relacionados

Crisis Venezuela   /    Derecha Venezuela   /    Política Venezuela   /    Venezuela   /    Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /    Chavismo   /    Nicolás Maduro   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO