Política Venezuela

A LA MUD SE LE DIFICULTA MANTENER PRESENCIA EN LAS CALLES

Se enfría convocatoria de la oposición para presionar por revocatorio contra Maduro

La oposición no logró congregar un gran número de manifestantes este viernes en su más reciente protesta contra el presidente Maduro, apenas algunos cientos se congregaron en Caracas y otras ciudades del país.

Sábado 17 de septiembre de 2016

La oposición aglutinada en la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) está buscando que el plebiscito se realice este año, para que Maduro no pueda escoger un vicepresidente que lo suceda en el cargo, en caso de perder el revocatorio. Los actos de hoy continúan siendo para pedirle al Consejo Nacional Electoral (CNE) que anuncie las condiciones para recolectar el 20 por ciento de las firmas del electorado -cerca de 4 millones-, necesarias para convocar un referéndum, pero se caracterizaron por una escasa participación.

Aunque como ya es de conocimiento público, entre el gobierno de Maduro y la oposición se vienen realizando reuniones políticas, que si bien no se han revelado los verdaderos contenidos, son fuertes los rumores de que se estaría negociando que el revocatorio se realice el año entrante.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los verdaderos acuerdos en curso entre el gobierno de Maduro y la oposición?

Existe una fuerte movida en medio de las conversaciones que se vienen realizando a puertas cerradas, con el auspicio de la Unasur, que designó como mediadores al expresidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero y a los exmandatarios de República Dominicana y Panamá, Leonel Fernández y Martín Torrijos, respectivamente. Incluso el Vaticano ha confirmado su intención de mediar entre el chavismo y la oposición aglutinada en la MUD.

Te puede interesar: El Vaticano aparece como mediador entre el gobierno de Maduro y la oposición

El CNE ha dicho que la recolección de las firmas podría iniciar en octubre, lo que colocaría los tiempos de la consulta a principios de 2017. En ese caso el mandato que culmina en 2019, sería terminado por el vicepresidente, siempre que el gobierno pierda el revocatorio.

El CNE suspendió sus actividades del viernes, alegando que la marcha de la oposición representaba "nuevas amenazas" contra la institución, por lo que demoró hasta la próxima semana los anuncios planificados para la jornada. "El poder electoral reitera que no acepta presiones", sostuvieron los portavoces del Consejo Electoral.

Te puede interesar: En semana de tensión política se anuncia nueva fase del revocatorio entre 24 y 30 octubre

La languidez de la concentración de este viernes de la oposición contrastó grandemente con la movilización del 1 de septiembre, cuando se suponía, según las declaraciones de la MUD el punto de arranque hacia movilizaciones mayores, pero tanto la realizada el miércoles de la semana pasada como la de éste día muestran una fuerte dinámica a la baja.

Para justificar lo escualidísmo de los eventos del día, Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional declaraba que: "Cualquier evento de calle, si el elemento de comparación es la marcha del 1 de septiembre, seguramente se va a quedar pequeño; pero en todo caso (...) todas estas manifestaciones son muy importantes, porque todas son pacíficas y democráticas, para lograr un derecho constitucional". Pero la verdad es que a la oposición se le hace cuesta arriba mantener acciones de calle.

Por su parte, el gobierno también convocó a actos en Caracas, aglutinando unos pocos miles en la Plaza Diego Ibarra del centro de la ciudad. El gobierno sigue acorralado por la profunda crisis económica del país, que atraviesa escasez de alimentos y medicinas, inflación de tres dígitos y recesión económica. Pero una crisis económica que es sufrida de manera agobiante por los trabajadores y el pueblo pobre.






Temas relacionados

Crisis política   /   Referendo revocatorio   /   Política Venezuela   /   Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /   Nicolás Maduro

Comentarios

DEJAR COMENTARIO