Mundo Obrero

CAÑUELAS

Se cumple una semana de lucha de los enfermeros del Marzetti

Reclaman un salario digno y un bono incumplido. El silencio oportuno de la gestión municipal del FpV-PJ. La audiencia en el Ministerio de Trabajo. Esta lucha es un ejemplo para todos los trabajadores.

Jueves 25 de mayo | Edición del día

Se cumple la primera semana de acampe en la puerta del Hospital Ángel Marzetti de Cañuelas. Como informamos en La Izquierda Diario, se trata de los y las enfermeras del hospital que tras incumplidas promesas por parte del directivo del hospital, instalaron el acampe. Es que, como la mayoría de los trabajadores, su salario está por debajo de la línea de pobreza. Los más de cincuenta enfermeros que trabajan en el hospital y en todas las salas sanitarias de la localidad tienen un sueldo básico de 7.000 pesos cuando la canasta básica familiar ronda los 22.000 pesos. No sólo eso, sino que la mayoría no se encuentra en planta permanente y absolutamente todos están fuera del convenio de insalubridad.

Leé también: Las enfermeras del Hospital Angel Marzetti pelean por un sueldo digno

En este marco, el Director del nosocomio, Federico Pequeño, les prometió una suma de 3.000 pesos a cobrar en mayo, de la cual todavía no vieron ni un centavo y ya estamos llegando a junio. Por esto, ya hace una semana que mantienen un acampe como medida de lucha y difusión del conflicto. Sin hacer paro, se organizan para estar en la carpa luego de su turno de trabajo. Entre mates, torta fritas, el calor del fuego y la solidaridad que reciben de la comunidad resisten las inclemencias del tiempo y la incertidumbre del silencio del ejecutivo municipal y de la dirección del hospital.

El silencio oportuno

Desde la municipalidad son pocas las repercusiones públicas que se han escuchado. En esta semana, a la intendenta por el FpV y presidenta del PJ local, Marisa Fassi, se la pudo ver festejando el setenta aniversario de Vicente Casares, reuniéndose con el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, del riñón de Cambiemos, o con el asesor general de gobierno de la provincia de Buenos Aires, el Dr. Marcelo López Mesa, íntimo de Vidal. Pero a los trabajadores de la salud no les dedicó ni un tuit.

El irrisorio comunicado de prensa que emitió el municipio buscó intimar a los trabajadores de la salud a abandonar la medida de lucha, escudándose en que se encuentra en curso la Mesa Paritaria y que el reclamo entorpecería su funcionamiento. Sin embargo, no hay motivos para que la Mesa Paritaria deje de funcionar. Es una vil extorsión.

Lo que esconde esta maniobra es el miedo de la gestión municipal. Miedo a que el reclamo de un salario justo se expanda a otros sectores de los trabajadores municipales. De que sea un ejemplo de lucha y organización desde las bases. Nada que envidiar a las intendencias y gobiernos alineados a Cambiemos.

En lo que respecta a las demás fuerzas locales que integran el Concejo Deliberante, ni un comunicado, ni pronunciamiento sacaron. Nada público. Silencio rotundo. Desde la alianza Cambiemos con referentes como Cabrera, Iturmendi, McGoey, Torrilla o Álvarez, hasta los renovadores Vázquez, Rasquetti o Casamayouret.

La audiencia en el Ministerio de Trabajo

Lo que sí realizó el sector de legales del hospital de la mano de la municipalidad, y sin hablar con los trabajadores, fue un asentamiento de la situación en el ministerio de Trabajo regional, en la ciudad vecina de Lobos. En la mañana del miércoles 24 se dio lugar a la audiencia, donde los trabajadores fueron acompañados por el secretario general del Sindicato de Trabajadores de Enfermería. Dicho sindicato fue elegido por los trabajadores y trabajadoras pocos días antes para realizar una experiencia junto a ellos.

En la audiencia quedó sentado el reconocimiento de la medida de los trabajadores, y el compromiso de los representantes de la municipalidad de hacerle llegar el reclamo a Marisa Fassi. Cómo si no se hubiese enterado. Pero además, dicen desconocer lo prometido por el director del hospital a los trabajadores. Muy vivos.

Una semana de lucha y ejemplo en la ciudad

La lucha de los "Enfermeros Unidos" de la salud ya es un ejemplo para todos los trabajadores. Su predisposición a no dejarse pasar por arriba con promesas que no cumplen ya dice mucho. Y la demostración que uniéndose y organizándose desde abajo, deliberando cada paso a tomar entre todos los compañeros es lo más importante. Muestra que la organización democrática de los trabajadores es la clave para conquistar las demandas más sentidas.

Pelean por tener un sueldo digno. Pero no sólo eso. También por un mejor servicio de salud. Ya que las condiciones de los trabajadores del hospital reflejan el servicio que se brinda. Por eso el llamado a solidarizarse con esta lucha es importante para todo el pueblo. Desde el Partido de los Trabajadores Socialistas acompañamos su pelea, y ponemos nuestras fuerzas militantes a disposición de difundir su lucha y acompañarlos en sus decisiones. Porque como dicen: ¡Si ganan los enfermeros, ganamos todos!








Temas relacionados

Hospital Ángel Marzetti   /    Marisa Fassi   /    Cañuelas   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO