Política Chile

CASO PDI

Se cae otro montaje: 5 años de libertad vigilada para acusados del caso PDI

Este viernes el Tercer Tribunal Oral Penal de Santiago entregó la sentencia de los 3 estudiantes responsabilizados por su supuesta implicancia en el ataque incendiario al cuartel de la PDI. Tras casi dos años en prisión preventiva, los estudiantes fueron dejados en libertad vigilada por 5 años. Al mismo tiempo, el juzgado les absolvió de los cargos de porte ilegal de drogas y de artefactos explosivos.

Belen Zamorano

Estudiante de Periodismo de la Universidad de Santiago.

Sábado 25 de febrero | 13:14

Este viernes el Tercer Tribunal Oral Penal de Santiago entregó la sentencia de los 3 estudiantes responsabilizados por su supuesta implicancia en el ataque incendiario al cuartel de la PDI. Tras casi dos años en prisión preventiva, los estudiantes fueron dejados en libertad vigilada por 5 años. Al mismo tiempo, el juzgado les absolvió de los cargos de porte ilegal de drogas y de artefactos explosivos.

Este hecho se remonta a noviembre del 2014, tras el ataque incendiario que afectó las dependencias de la Brigada de Homicidios ubicada en la calle Condell, Providencia.

Colillas de cigarros en las cercanías del lugar y envases de yogurt con muestras de ADN bastaron para responsabilizar de estos hechos a 5 estudiantes de distintas universidades. Natalia, Felipe, María Paz, Manuel y Víctor, serían los protagonistas de esta embestida del Estado que buscaba frenar y amedrentar la avanzada del movimiento estudiantil y de amplios sectores de la población que salían a cuestionar el régimen.

La dura represión y persecución política del gobierno de la Nueva Mayoría sería la respuesta ante esta avanzada en medio del destape de los casos de corrupción que involucraban a distintos parlamentarios y agentes del gobierno.

Este proceso de investigación se ha extendido por más de 2 años. Periodo durante el cual se mantuvo en prisión preventiva a los 5 estudiantes a la espera de alguna resolución. Sin embargo, no fue hasta el 31 de enero de este año que Natalia Alvarado y María Paz Vera serían puestas en libertad tras reconocerse como insuficientes las pruebas que acreditarían su participación en los hechos, quedando absueltas de todos los cargos.

Por otro lado, Felipe Román, Víctor Zúñiga y Manuel Espinoza se mantuvieron en prisión preventiva hasta este viernes, día en que se dio a conocer la condena de la Fiscalía Metropolitana Oriente que dictaminó la responsabilidad de los 3 estudiantes en la autoría de los hechos. Si bien la Fiscalía promovía una pena de 7 años, ésta fue desestimada. Dentro las próximas 48 horas, los estudiantes comenzarían a cumplir la sentencia.

La abogada representante de dos de los jóvenes, María Magdalena Rivera, de la Defensoría Popular, indicó que “en este largo juicio, el Ministerio Público no pudo acreditar con firmeza los delitos que se le imputaron a nuestros representados". En esta línea, afirmó que buscará que se les declare inocente de todos los cargos que hoy se les atribuyen recurriendo a la nulidad de la causa.

Persecución e inconsistencia en las pruebas: responsabilidad estatal

Si bien hoy día las y los estudiantes abandonan las cárceles por la inconsistencia de las pruebas, este crimen por parte del estado y sus instituciones no puede quedar impune. Los 5 estudiantes enfrentaron en carne propia el despliegue de los mecanismos de violencia y represión por parte del régimen.

La tarea pendiente es levantarse en pro de nuestras libertades democráticas, contra la represión y la criminalización de la protesta y terminar de raíz con la herencia de la dictadura.






Temas relacionados

Política Chile   /   Montaje   /   Criminalización de la juventud   /   Criminalización de la protesta social   /   Represión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO